Siempre Mérida

Etiquetas

, ,

Por fin después de varios meses tengo tiempo para terminar de escribir. Se preguntarán por qué vuelvo a Mérida si ya fui dos veces en vez de conocer Cancún, Isla Mujeres o Puerto Morelos. La respuesta es simple: para visitar amigos. No hay mejor manera de terminar un viaje que visitando viejos amigos.

Me fueron a buscar en auto a la terminal y me llevaron a su casa, donde me hospedé hasta el final de mi visita a México. Charlamos y cenamos milanesa a la napolitana. ¡Cómo extrañaba la comida argentina!

Al otro día fuimos en auto a uno de los pocos sitios que me faltaban conocer cerca de Mérida: la Reserva de la Biósfera de Celestún.

Lo principal allí es un paseo en lancha por la ría para ver de cerca a los flamencos y otras aves (hay unas 300 especies). Tuvimos que esperar a que se armara un grupo de 6 ya que hay que pagar por la lancha completa que cuesta $1572 MXN. Al final fuimos 7.

Empezamos rodeando la Isla de los Pájaros llena de pelícanos. Más allá estaban los flamencos, los cormoranes y las fragatas. Por la elevación del agua no había tantos flamencos pero sí los suficientes para no irnos decepcionados. Luego nos metimos en un manglar hasta un Ojo de Agua dulce que emana de un cenote subterráneo. Es muy raro cómo surge el agua del manantial. No pudimos zambullirnos porque había cocodrilos (vi un cocodrilo bebé) pero el lugar es hermoso.

Una vez terminado el paseo seguimos hasta el pueblo de Celestún y almorzamos en la playa, en el restaurante Los Pámpanos. Comimos a reventar y es económico. Yo pedí jaiba (pulpa de cangrejo) al mojo de ajo y compartimos una entrada. Había mucho viento pero no esperaba encontrar una playa tan linda de este lado de la península.

Volvimos a Mérida y a la noche fuimos todos a cenar a Mercado 60, en el centro de la ciudad. Es como un patio de comidas. Me encantó el estilo. Comimos pizza y yo degusté una deliciosa marquesita. ¡Quiero marquesitas en Buenos Aires!

Al día siguiente fui al Gran Museo del Mundo Maya que no existía la primera vez que fui a Mérida. La entrada es un poco cara -$ 150- pero el museo lo vale. La primera parte es sobre la cultura maya y la segunda sobre su historia y arqueología. Muy completo.

Almorzamos en Biscuits (yo comí un salpicón de res) y ya nos quedamos en la casa charlando. Mi última noche en México.

Me levanté temprano. Me llevaron en auto al aeropuerto. Mi vuelo salía a las 11:05 por Interjet. Todo salió bien y puntual. Llegué al aeropuerto de la ciudad de México con tiempo más que suficiente. Despaché la valija y fui a almorzar. Me decidí por Sushi Roll donde probé un sushi de anguila. Muy sabroso.

Como tenía que hacer tiempo, gasté los pesos mexicanos que me quedaban, degusté tequila, mezcal con granada y un licor de mezcal y fresa. Mi vuelo despegó puntual a las 19hs. Llegamos antes de lo programado al aeropuerto de Santiago de Chile así que no tuve que correr en la escala.

Finalmente, después de un mes, estaba de vuelta en Buenos Aires. Como Tienda León ya no cuenta con el servicio de bus + remise tomé el colectivo 33 que me dejó a menos de cinco cuadras de mi casa y desde ahí pagué un taxi a la puerta (iba cargada). Así que la vuelta de aeroparque a casa me costó unos $60.

DATOS:

  • Salí de Valladolid en un servicio de ADO de primera a las 12:45 a un costo de $236 MXN.
  • Aunque es posible ir con un tour a Celestún también pueden hacerlo en autobús. Los mismos van de Mérida al pueblo, pero pasan por la entrada de donde parten las lanchas de modo que supongo que es posible pedirles que paren ahí. Los colectivos salen de la calle 71 entre 64 y 66 y tardan 2 horas.
  • El Museo del Mundo Maya queda camino a Puerto Progreso así que cualquier colectivo que vaya del centro a la playa los deja en el museo.

Anuncios

La heroica Valladolid

Etiquetas

, , , , ,

Mi hotel en Valladolid estaba muy bien ubicado: a pasos de la terminal y de la plaza principal. Se lo recomendé a un matrimonio que conocí allá y se los recomiendo a ustedes. Se llama Hotel María Guadalupe. Pedí una habitación lejos de recepción porque siempre es más tranquilo. El cuarto contaba con una cama grande, aire acondicionado, ventilador, televisor con cable, ducha caliente (con shampoo orgánico), wifi gratuito y lo mejor de todo: ¡un pequeño patio donde colgar la ropa! Una genialidad. El desayuno es sencillo pero si quieren algo más contundente pueden pagar la diferencia. Yo me quedé con el desayuno gratuito que es más a la argentina. En la terraza cuenta con un dispenser de agua fría y caliente y la misma está abierta todo el día. Todo muy cómodo y limpio.

El día en que llegué no hice mucho. Dormí la siesta y caminé por la plaza principal.

Al otro día ya estaba mejor. Originalmente iba a ir de nuevo a Chichén Itzá (sitio que conocí en mi primer viaje a México) pero no me animé. Desayuné y al final me dirigí a las ruinas de Ek Balam, razón principal por la que había ido a Valladolid. Llegar allá es fácil. A una cuadra del hotel salen taxis compartidos hasta el sitio arqueológico por $50 MXN por persona. Lo que era realmente caro era la entrada al sitio: ¡$413! Comparen con el resto de sitios arqueológicos que ya había conocido y verán la diferencia. Por suerte había llevado plata y me alcanzó para pagar la entrada.

Recorrí el lugar con placer. No es tan grande como Chichén pero se disfruta más porque hay menos gente. Ek Balam era una importante ciudad de fines del periodo clásico maya. La acrópolis es impresionante, especialmente la fachada y fauces del templo mayor. El nivel artístico de las esculturas te deja con la boca abierta. Es bellísimo. Hay también muchas otras estructuras, pero el altar del jaguar no tiene comparación. Vale la pena pagar la entrada sólo para verlo.

Junto al sitio arqueológico hay también se halla el cenote Xcanché pero: a) No había llevado traje de baño debido a lo mal que me había sentido el día anterior; b) Ya no me alcanzaba la plata. Asimismo pueden comprar artesanías dentro del sitio.

Si les interesa el cenote (también hay rappel, tirolesa, ciclismo y hospedaje) pueden comunicarse con Benito Tuz Mukul o Benedicto Can Dzul cuyos contactos dejo más abajo.

A la salida, como éramos menos, el taxi nos cobró $65 a cada uno. Por pedido de mis compañeros de viaje, paramos unos minutos en Temozón para comprar carnes ahumadas y tortillas en “Mozón” (parece que el sitio es famoso).

Llegué de nuevo al hotel, descansé un rato y comí algo esperando que no me cayera mal. Salí de nuevo a dar una vuelta. Valladolid es un pueblo mágico y es realmente encantador. A la noche realicé el Walking Tour gratuito que organiza la municipalidad y ahí me enteré de muchas cosas de su historia y de por qué llaman a Valladolid la cuatro veces heroica. Heroica en primera instancia por la rebelión maya de Chemax en noviembre de 1546, luego por la emancipación del federalismo nacional en enero de 1847, la sangrienta guerra de castas de julio de 1847 y la chispa de la revolución mexicana en 1910. Muy interesante.

Cené una mísera lata de atún.

Al día siguiente me desperté sin saber qué hacer. ¿Ir de nuevo pero por mi cuenta a Chichén Itzá? Las combis salen  de un garage a metros de la terminal y a una cuadra del hotel. Tres cuestiones me disuadieron: la primera, el calor (el sol asfixiante de Yucatán se abría paso entre las nubes y sabía que en el sitio arqueológico lo iba a pasar mal); la segunda, la cantidad de gente que vuelve insoportable moverse por ahí y la tercera, el precio excesivo de la entrada. Al final me decidí por visitar dos cenotes cercanos: X’kekén y Samulá en Dzitnup . 

Justo el taxi compartido que va a los cenotes estaba en la puerta del hotel y me llevó por $35. La entrada a los dos cenotes cuesta $120. También se pueden contratar servicios de cabalgata, etc. 

Valladolid es una zona famosa por sus cenotes, tanto o más que Tulum. Otros son el Cenote Selva Maya, el Hubikú que se encuentra junto al Museo del Tequila, el Palomitas, el Agua Dulce, el Xcanahaltun, el Suytun, el Oxman y el célebre Ik Kil entre otros. 

El sitio donde se encuentran los cenotes de Dzitnup es como un club, con baños y vestuarios. Empecé por el cenote X’kekén que es bien oscuro. Yo había llevado mi cámara acuática que no tiene flash y manera de regular la luz por lo que mis fotos salieron pésimas. Pero el cenote es mágico. Se halla dentro de una caverna subterránea, apenas iluminado por una abertura en el techo y algunas lámparas. Hay peces, algunos murciélagos y estalactitas. 

Luego fui al cenote Samulá, más abierto que el anterior. Los rayos del sol se reflejaban en sus aguas transparentes. Para sacar fotos espectaculares con la cámara adecuada. 

Volví al hotel en otro taxi compartido que, como me había pasado el día anterior, nos cobró un poco más por persona porque había un pasajero menos: $40. Me duché y fui a comer algo a la pintoresca Calzada de los Frailes. Entré a Conkafecito donde pedí un sandwich de carne ahumada. Es un lugar pequeño pero con onda. Tras almorzar, seguí por la Calzada hasta el antiguo convento San Bernardino, un hermoso edificio del siglo XVI que incluye una noria sobre el cenote Sis Há (cerrado al público por interés arqueológico, entre otros motivos). El convento, con sus arcos y la pintura rosa parece sacado de una postal. De ahí fui al Museo histórico San Roque y compré chocolate frente a la Plaza Principal en una tienda especializada llamada Choco-Story  (también tiene  un  museo  con  la  historia  del  chocolate  pero  me  pareció  caro).

A la noche fui nuevamente al convento pero esta vez para el espectáculo de luces y sonido (mapping) que se hace todos los días en castellano y en inglés con la historia de Valladolid. Muy bueno y es gratis. 

Cené pescado al ajillo en La Calzada ($120) y retorné feliz al hotel. Me había enamorado de Valladolid. Cosas que pasan, ¿no?

Las últimas horas en el pueblo de fuerte impronta colonial las usé en visitar el Mercado (cierra a las 13hs) y ver el Cenote Zací que está junto a un restaurante a cuadras del centro. No llegué a meterme. 

Salí hacia Mérida en el bus de las 12:30. Empezaba la última parte del viaje.

¿Qué me quedó pendiente? Descubrí que hay algunos sitios muy interesantes relativamente cercanos a Valladolid. Hubiera contratado un tour para ir pero, tal vez por tratarse de temporada baja, la única agencia que me contestó me dijo que no había tours programados. Reserva de Río Lagartos (Las Coloradas): allí pueden verse flamencos, cocodrilos y un lago rosado muy fotogénico que es una salina. Dicen que el mejor horario para contemplar el color rosa es por la tarde de un día soleado. Reserva Punta Laguna, una comunidad maya donde pueden observarse monos arañas y monos saraguatos (por la tarde). También se pueden realizar otras actividades como paseos en canoa, tirolesa, rappel en un cenote. Se encuentra cerca de Cobá, desde donde salen combis.  Y lo que más me interesaba, la cueva de las serpientes colgantes de Kantemó. Se trata de serpientes ratoneras que se alimentan de las decenas de murciélagos que viven en la gruta. Se puede llegar a Kantemó desde Mérida o Carrillo Puerto. 

Un poco más cerca de Valladolid se halla Mayapán, una destilería artesanal de Agave Azul. El tequila y el mezcal se originan en el agave. 

IMG_9470

DATOS:

  • Salí de Tulum en un ADO de primera a las 12:30hs. Me costó $146. 
  • Benito Tuz Mukul: benito-x-canche@hotmail.com (044) 985 100 99 15/ (044) 985 108 09 42 (6-10pm) & Benedicto Can Dzul: benedictocam66@outlook.com (044) 985 107 47 74.
  • Agencia de turismo en Valladolid: MéxiGo Tours. +52 985 108 2018.
  • Choco-Story tiene un ecoparque y museo del chocolate en Uxmal, frente al sitio arqueológico. 
  • No se pierdan visitar el Mercado Municipal. Pueden comprar semillas de cacao, especias y chocolate artesanal a buen precio. 
  • Los colectivos a Chichén Itzá salen al lado de la terminal, en calle 39. Los taxis a los cenotes parten frente al hotel María Guadalupe. Los taxis a Ek Balam salen de la esquina (casi) de calle 37 y 44. 
  • La oficina de turismo está frente a la Plaza Principal y te atienden muy bien. 

De Tulum a Cozumel. Ruinas, cenotes y arrecifes.

Etiquetas

, , , , , , ,

El micro a Tulum estaba lleno de franceses y canadienses. La mayoría subió en Bacalar donde hicimos una parada. Tardamos casi cuatro horas de viaje. Por fin llegamos a la terminal de Tulum. Caminé al hotel Sun Caribbean Divine adonde iba a quedarme. Tulum no es nada barato pero estoy satisfecha con mi elección. Está cerca de la avenida principal, pero no sobre la misma, lo cual en definitiva es mejor ya que es muy ruidosa de noche a causa de los boliches. La habitación era amplia, con aire acondicionado, ventilador, televisor, wifi gratuito y un pequeño baño privado con ducha caliente. No incluye desayuno pero te dan té o café de cortesía (y a veces había budín). La atención es buena, muy servicial. Sólo me molestó la mucama que el último día se metió en mi pieza cuando todavía estaba yo en la cama (al menos debería haber tocado la puerta).

A la noche comí en Pollo Bronco -$50 MXN por 1/4 pollo con guarnición, lo más económico que vi- y después de caminar un poco por la avenida me fui a acostar.

IMG_8136.JPG

El día siguiente fue cansador. ¡Recién pude comer algo a las 8 de la noche!!! Salí temprano para ir a Muyil ya que mi amiga mexicana -la que estuvo conmigo en Xpujil- me recomendó este paseo. No estaba en mi planes así que tuve que reorganizar todo. Quería tomar la combi de las 9, pero estaba llena y tuve que esperar ¡1 hora! a que saliera la próxima. Para ir a Muyil tomen la combi a Carrillo Puerto y bajen en la entrada al sitio arqueológico. Me cobraron $70, aunque ese es el precio hasta Carrillo Puerto, y Muyil queda bastante más cerca.

Muyil es un pequeño sitio arqueológico maya que tuvo un gran valor estratégico comercial en la región por su emplazamiento lacustre. La pirámide central posee el estilo del Petén, así que vale la pena la visita. La entrada cuesta $45.

Igualmente lo mejor viene después. De las ruinas parte un sendero interpretativo que se adentra en la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an y llega a la hermosa laguna “donde nace el cielo”. El costo de la entrada al sendero es de $50. Hay carteles explicativos de la vegetación y un mirador desde el cual se puede ver la dimensión de la reserva y la belleza de la laguna.

IMG_8147.JPG

Finalmente llegué a la laguna. Uno no puede acercarse a la orilla ya que hay arenas movedizas, pero es posible contratar un paseo en lancha. El paseo tarda dos horas y no es barato: $700 por persona y parte con un mínimo de 4. Pero no iba a irme sin el paseo así que esperé que se armara un grupo y salimos. Es un paisaje de ensueño. Atravesamos la primera laguna (laguna de Muyil) y nos introducimos por un canal artificial construido por los mayas. Luego llegamos a la segunda laguna, la inmensa Chunyaxché. Vimos un antiguo edificio maya que funcionó como aduana, dejamos la embarcación y nos metimos en un canal natural donde por 45 minutos nos dejamos llevar por la corriente, flotando dulcemente. Usamos los chalecos salvavidas como flota-flota y disfrutamos de dejarnos llevar por la placidez del agua. 

IMG_8299.JPG

Lo único malo del paseo fue que tuvimos que volver. De la laguna a la ruta se puede tomar otro camino más directo (y no volver por el yacimiento arqueológico) que era lo que yo iba a hacer, pero unos turistas que habían estado conmigo en el paseo en lancha me acercaron en auto a la ruta. De ahí tomé una combi hasta el Cenote Cristal ($50). El Cenote Cristal está enfrente de otro cenote y la entrada a ambos cuesta $120, lo cual es económico (si se paga uno solo sale $80). La entrada se compra en el Cenote Cristal pero yo preferí ir primero al Cenote Escondido que cerraba antes, a las 16hs. Crucé y caminé a la entrada al cenote. Nadé un rato. Ambos son cenotes abiertos, muy antiguos. Después fui al Cenote Cristal que cerraba a las 17hs. Nadé bastante ya que es grande. Una gran pileta con trampolín. Me quedé hasta que la gente comenzó a abandonar el lugar.

IMG_8342.JPG

Crucé  y en la ruta tomé una combi de vuelta a Tulum ($20). Ya en el hotel me duché y salí a comer algo. Estaba muerta de hambre ya que no había tenido tiempo de almorzar. Fui a un restaurante llamado Caribe Mexicano donde comí pescado a la plancha con guarnición.

IMG_8609.JPG

Ya el martes fui a conocer el sitio arqueológico de Tulum ($75). Las combis pasan por la avenida principal y pasan seguido (aunque te cobran muy caro para lo que es el trayecto). Llegué a las 9hs y ya estaba todo lleno de gente. Es como ir por la peatonal Florida. Sólo se ve gente y más gente. Tampoco es fácil acercarse a los edificios. El yacimiento no es grande ni muy antiguo y creo que únicamente es famoso por las vistas del mar a su espalda.

Es probable que a la tarde haya menos gente, pero el sol pega muy fuerte y te achicharrás porque no hay árboles. Existe la posibilidad de ir al sitio antes o después de su apertura (6:30 a 8hs o 17 a 19hs), pero el precio de la entrada es mayor: $255.

Recomiendo ir con traje de baño ya que el sitio posee una playa privada abajo de las ruinas.

Obviamente conseguí la clásica postal de Tulum con el templo del viento de fondo. Pero la esencia y la magia del lugar se pierden en el gentío que es arreado como ganado de una estructura a otra.

IMG_8583.JPG

Originalmente iba a ir de Tulum a Akumal, una playa privada adonde es posible ver tortugas. Pero un guía me había recomendado ir directamente al arrecife de Tulum ya que iba a ver lo mismo y más barato. Todavía al día de hoy no sé si me arrepiento. Salí del sitio arqueológico y fui hacia la izquierda. Bajé por la playa pública Santa Fe hasta la primera Palapa. Contraté allí el tour de snorkel por el arrecife por $250. Primero vimos las ruinas de Tulum desde el agua y luego nos sumergimos en el arrecife. Creo que mi problema fue que el guía iba apurado y no vi mucho. Sí alcancé a ver de lejos una tortuga marina y una manta raya gigante pero me sentí decepcionada.

Caminé un rato por la playa llena de algas. El sol era terrible y ahí me di cuenta de que me había olvidado el protector solar en el hotel. Pensé en ir igualmente a Akumal y también barajé algunos otros lugares en la misma dirección: Cenotes Casa Tortuga, Parque Dos Ojos, Aktun Chen. Al final el colectivero de la combi me llevó al cenote Yax Muul ($30). Pagué $500 pero ese precio incluyó: ida y vuelta por la selva hasta el cenote en un ATV (cuatriciclo), ritual de purificación maya, descenso en rappel al primer cenote y tiempo libre en dos cenotes cavernosos (los que a mí me gustan). Había un fotógrafo excelente pero las fotos que me sacó eran muy caras así que no pude comprarlas. Una lástima porque podría publicarlas acá.

Volví a Tulum por $20, el precio real del pasaje en combi. Me duché y cené fajitas de pescado y camarón con jugo de horchata en Kalhúa. La comida estuvo muy buena (al otro día no sería así).

IMG_8701.JPG

El día posterior fue mágico. Largo pero perfecto. Me levanté temprano para ir a Cozumel. Para eso tomé en la avenida la combi a Playa del Carmen (la misma combi que te deja en las ruinas de Tulum). Tardó casi una hora y me dejó en una plaza, muy cerca del muelle (ahí termina el recorrido). Caminé hacia el muelle para comprar el pasaje. Hay dos empresas que van a la isla: el catamarán Ultramar ($390) y el ferry Winjet ($350). Ambos salen cada hora. Ya no llegaba al de las 9:00 así que busqué comprar el de las 10. Winjet era más barato así que entré en un local para comprar el pasaje. Allí me ofrecieron el tour de snorkel (que ya pensaba comprar, aunque dudaba si comprarlo directamente en la isla o en Playa: algunos me decían que era más económico en Cozumel y otros que era al revés) y como el precio me pareció coherente lo contraté: $1100 con pasajes de ida y vuelta, tour de snorkel, pago de impuesto del muelle y bebidas incluido.

Salí en el ferry de las 10 (se movía mucho pero era rápido). Como el paseo con Amigos Tours empezaba a las 12, recorrí un poco las tiendas del centro. Cozumel es precioso, muy pintoresco.

Nos reunimos puntuales y caminamos hacia otro muelle. Finalmente partimos en la Minerva. Todo estuvo perfecto. Nos dirigimos hacia otro sector de la isla. El primer snorkel fue en el jardín coralino de Palancar y el arrecife de Colombia. Impresionante el cardumen que nos seguía curioso. Vimos peces enormes, una barracuda y una tortuga.

IMG_8752e.JPG

Luego fuimos a El Cielo, llamado así por sus estrellas de mar. Por último descansamos en El Cielito, con música y Ron Ponch (muy rico).

Al principio pensaba moverme por mi cuenta en Cozumel, pero no es práctico. Los taxis son caros para ir de un lado a otro de la isla y muchas de las playas son privadas.

Volvimos, caminé un poco disfrutando del estilo colonial de la isla y volví en el ferry de las 18hs (los tickets del ferry no tienen horario así que uno lo elige). Apenas llegué, fui a la plaza y tomé la combi de vuelta a Tulum ($45). Tendría que haberme quedado a cenar en Playa del Carmen porque no había comido nada. Terminé yendo a Kalhúa pero fue una pésima decisión. Tardaron un montón en atenderme. Pedí una hamburguesa de pescado con guarnición. Mientras estaba comiendo vi algo que me pareció un bicho (el restaurante no está bien iluminado). El mozo aseguró que era cebolla quemada pero lo dudo. Sea como sea no pude seguir comiendo. Volví al hotel y tuve que vomitar la cena.

IMG_8784.JPG

En mi último día completo en Tulum fui a Coba. Para eso tuve que esperar la combi que sale justo enfrente del restaurante Kalhúa. 40 minutos a que llegara la suficiente gente como para salir. Al final partimos a las 9:35hs ($70). Lo bueno de ir a esa hora es que si la combi no llegaba a salir me quedaba la posibilidad de ir en el ADO.

La combi nos dejó frente a una laguna preciosa, a una cuadra de la entrada al sitio. Eran las 10:30hs. El sitio arqueológico de Coba cuesta $75. Era una gran ciudad del periodo clásico: 55.000 habitante y ¡6.000 edificios! No pueden verse tantas estructuras pero como las que hay se encuentran alejadas unas de otras se tarda bastante. Estuve casi 4 horas y creo que caminé más de 4 kms.

IMG_8973.JPG

Existe la opción de alquilar una bicicleta una vez adentro ($50 todo el día), algo que recomiendo. Yo no me animé porque no ando bien en bicicleta, así que tuve que caminar y caminar en medio del bosque. 1km de ida, otro de vuelta, otro de ida, otro de vuelta y sólo árboles entre los tres sitios donde uno puede ver los edificios principales. También hay una opción más descansada pero no muy económica: se puede contratar un tricitaxi que sale $75 la hora (aunque van dos).

¿Qué recorrido les sugiero? Aunque no fue lo que hice, lo mejor es empezar por el Grupo D, el Juego de Pelota y la fabulosa pirámide de Nohoch Mul que uno puede subir y vencer sus escalones de vértigo. Yo terminé llegando al mediodía y casi me calciné.

De ahí hay que volver sobre sus pasos o se puede combinar el sacbé 8 con el 9 (los sacbés son antiguos caminos prehispánicos) y así llegar al Grupo Macanxoc. Finalmente se puede ver tranquilo el Grupo Cobá, el más cercano a la entrada. Hay estelas, pinturas, hermosos árboles y pájaros variados. El lugar tiene su encanto.

Salí. En Cobá también es posible tirarse en tirolesa sobre la laguna o visitar unos cenotes escondidos (Choo-Ha, Tamcach-Ha, Multum-na) en bicicletas que te alquilan a la salida

IMG_9042.JPG

Iba a tomar la combi pero me dijeron que ya había salido. Es una lotería. También es cierto que a la gente de Cobá no le conviene la combi así que muchas veces no se mete al pueblo y hay que esperarla en la ruta. Funciona hasta las 16hs. Se puede también volver en el bus ADO, pero hay que averiguar bien los horarios en la “terminal”. Éramos varios los que queríamos volver a Tulum así que terminamos pagando un poco más y compartimos un taxi ($110, no debería haber cobrado más de $100). Le pedí que me dejara en el Gran Cenote ya que me sería más sencillo moverme desde allí. No pasan buses por esa ruta.

La entrada al Gran Cenote cuesta $180 y sólo te permiten meterte al agua una vez. Las instalaciones son buenas. Yo llegué a las 14hs, pero cierran temprano. Alquilé un locker por $30. Había bastante gente pero es muy lindo: peces, tortugas, murciélagos y recovecos. Luces celestes en la cueva. Impresionante. Salí cuando estaban cerrando. Una familia argentina que también había visitado el cenote me acercó en auto a Tulum. ¡Me salvaron de caminar!!!!

Fui a tomar un helado de pistacho, coco y elote en Flor de Michoacán. Demasiado cremosos para mí, aunque el lugar tiene su encanto.

Conseguí sourvenirs en el Supermercado Super Aki, más barato que en la avenida principal donde NADA tiene precio y los vendedores viven de las comisiones. Compré pollo con arroz para llevar en El Pechugón y regalé las sobras a los perros.

Mis últimas horas en Tulum no las pasé muy bien. Me desperté a las 4am con náuseas, me volví a dormir pero a las 7 volví a levantarme muy descompuesta. Por suerte había una farmacia en la esquina. No sé si me cayó mal el helado, el pollo o el agua del cenote, pero nunca estuve tan mal. Tuve que tomar un taxi a la terminal porque me sentía muy débil ($45). Dormité en el viaje y ya en mi destino tomé otro taxi por una cuadra y media ($25). No comí nada en todo el día: sólo tomé Gatorade y Pedialyte.

IMG_8707.JPG

DATOS:

  • Hay tres alternativas para ir de Chetumal a Tulum: la primera es ir con un autobús de primera ADO como hice yo ($204). También se puede ir con un autobús de segunda que tarda más y no tiene baño. La última manera es hacerlo con combis. Es la más barata. Hay que tomar de la terminal de combis una hasta Carrillo Puerto y de ahí otra a Tulum. Es lo que hacen los locales. Yo salí de Chetumal a las 13:30.
  • Horarios de Combis de Tulum a Mahahual, Bacalar y Chetumal, combis “Tiburones del Caribe”: 7:30, 10:10, 14:00 y 16:10hs.
  • Las combis a Carrillo Puerto paran sobre la avenida principal, pasando la terminal ADO y antes de llegar al Subway. Salen de la puerta de un local donde alquilan bicicletas.
  • Otro hospedaje donde casi me quedo es El Jardín de Frida. Salía lo mismo que mi hotel e incluía cocina pero pedían un depósito para acreditar la reserva. Por eso lo deseché.
  • Tanto en Tulum como en Cozumel las lagunas, cenotes y arrecifes son áreas protegidas. ¿Qué significa? Que está prohibido meterse al agua con protectores solares y/o repelentes de mosquitos que no sean biodegradables. En algunas tiendas de Tulum venden productos orgánicos aptos para no dañar el medio ambiente. 
  • En Cozumel también están las ruinas de San Gervasio pero no las pude conocer.
  • Las excursiones contratadas en Tulum son todas carísimas, pero por suerte se puede hacer casi todo en combi.
  • En la zona de Tulum hay decenas de cenotes. Yo visité el más famoso y luego dos abiertos y dos cerrados. Algunos que visitan los turistas son el Cenote Caverna, Cenote Dos Ojos, Cenote Tak be Ha, Cenote Car Wash, Cenote Zacil Há, etc. Hay cenotes recomendados para buceo, otros para snorkel y otros simplemente para nadar.

IMG_8459.JPG

Chetumal: el inicio de la riviera maya

Etiquetas

, , , , , , ,

Al principio yo me había preocupado porque los micros directos de Xpujil a Chetumal salían a partir de las 18:35 y yo no quería llegar tan tarde. Averigüé que a las 14hs partía un micro de segunda clase pero, como tenía muchas paradas, en vez de dos horas tardaba cuatro. Igual casi compro el pasaje. Al final me enteré que -tal como había imaginado- salían por la mañana taxis compartidos a Chetumal que costaban casi lo mismo que el micro y tardaban la mitad.

Me levanté sin apuro y tomé un taxi ($25 MXN) hasta el sitio adonde salen los taxis a Chetumal, frente a la zapatería La Colonia. Podría haber ido caminando pero comenzaron a fallarme las ruedas de la valija. El taxi compartido sale $130MXN por persona. Enseguida se llenó y salimos. Las 9:30hs es un buen horario. Tengan en cuenta que funcionan sólo por la mañana. Tardamos menos de dos horas pero como entre el estado de Campeche y el de Quintana Roo hay una hora de diferencia, fue como si hubiera tardado tres. Me dejaron cerca del Museo de la Cultura Maya y yo tomé un taxi al hostel ($30MXN, pero creo que me cobraron de más).

IMG_7619.JPG

Me hospedé en el hostel Paakal’s, un muy buen sitio. No está en el centro pero se ubica en una avenida por donde pasan colectivos que cuestan apenas $5 y está cerca de la terminal de combis. La habitación era perfecta, limpia y amplia. Gran cama, colchón de película, placard gigante, aire acondicionado, televisor con cable, wifi gratuito, ducha caliente (si bien la canilla estaba invertida), cocina completa y desayuno incluido. Para desayunar podés pedir que te preparen huevos o hotcakes. El hostel tiene una piscina pequeña en el patio, hay hamacas donde relajarse y una terraza. Sólo hubiera querido que mi habitación tuviera cortinas black-out.

Me instalé y caminé al centro. Almorcé en El Taco Loco, una marisquería que me recomendó una amiga mexicana. Básicamente, si no fuiste a comer a El taco Loco no estuviste en Chetumal. Todo es delicioso!!!!  La verdad es que comí a reventar: empecé por un taco de camarón y otro de pulpo veracruzano para probar. Después pedí una orden de camarones empanizados tipo rabas. ¡Fue mortal!

Caminé hasta el mar para bajar la comida y solicitar un mapa en la oficina de turismo. Luego caminé por el centro y visité el Museo de la Cultura Maya ($50MXN) aunque no me convenció. Volví al hostel en colectivo. Sólo hay que fijarse que digan que van a “Soriana”. Más tarde pasé a un supermercado grande que hay a algunas cuadras. Volví en otro colectivo porque estaba cargada y me preparé la cena en el hostel: salchichas con guarnición (en el supermercado venden salchichas sueltas de pavo).

20170101_124644.JPG

Al otro día fui por mi cuenta a Laguna Bacalar. Hay tres maneras de ir:

  • Combi desde la terminal de combis (horarios seguidos).
  • Autobús con pocos horarios y fijos en alguna de las dos terminales de colectivos.
  • Taxis compartidos desde el hospital Morelos, sólo por la mañana.

Por consejo de la dueña del hostel preferí la primera opción, además era la que me quedaba más cerca: en la avenida Insurgentes. Antes de llegar a la terminal vi una combi con el cartel que decía Mahahual-Bacalar y la paré así que no tuve que esperar nada. $45MXN. Sí, esas combis también van a la playa de Mahahual, una de las mejores de México y que me quedó pendiente. Tardé casi una hora en llegar. La combi me paró en la “terminal” de Bacalar, en la ruta 307 frente a una estación de servicio. Caminé varias cuadras hacia la laguna y/o el centro. Encontré la laguna pero no el centro así que no me molestaría volver a Bacalar. Apenas llegué a la laguna me empezaron a ofrecer paseos en lancha. Me quedé con Hawktours y terminé satisfecha. El tour cuesta $250MXN.

Salimos cuando se llenó la lancha. [Lo mejor de Bacalar es su laguna de siete colores en la que se encuentran varios cenotes que, por su profundidad, cambian el color del agua. En sí, el suelo de la laguna es un queso gruyere con abismos que desembocan en el mar.] Es un recorrido de casi dos horas. Visitamos: el Cenote Negro (donde nadé hasta el borde del cenote), el Cenote del hotel Laguna o Cenote Esmeralda que es más frío, el Cenote de Cocalitos, la Isla de los Pájaros y el Canal de los Piratas. En el canal estuvimos un buen rato y aprovechamos para exfoliarnos con barro y azufre del fondo.

imG_7617d.jpg

De regreso compartí un taxi con un médico mexicano (compañero del paseo en lancha) hasta el Cenote Azul. Sólo conocí el frente del Fuerte de Bacalar. La entrada al cenote cuesta $25. El cenote es enorme, como una piscina redonda y muy profunda. Nadé un rato, me cambié y almorcé en el restaurante del lugar. Comí pulpo al moho de ajo con jugo de piña mientras conversaba con el médico.  Pasadas las cinco de la tarde caminamos hasta la recepción de su hotel, desde donde él me pidió un taxi que me cobró $50 hasta la terminal. Es el precio de cualquier viaje en Bacalar.

Crucé la ruta y enseguida tomé una combi que me dejó en Av. Insurgentes y Juarez, a seis cuadras del hostel. Cené una hamburguesa que había comprado en el supermercado.

IMG_7792.JPG

Al día siguiente me levanté temprano. Quería conocer unos sitios arqueológicos y como no salía ningún tour (la gente no se tienta por la arqueología cuando tiene una playa del Caribe a la mano) contraté un taxi con un conductor muy serio que me recomendaron en el hostel. Me costó $1300MXN. Era mucho pero también fueron largas horas y tuve el taxi sólo para mí. Salimos a las 8am y volvimos a las 16hs. Es casi imposible hacer el recorrido en transporte público ya que los sitios se encuentran lejos de la ruta a Escárcega, entre Chetumal y Xpujil.

Empezamos con Dzibanché, una ciudad maya del periodo clásico. Con la misma entrada ($65) fuimos a la acrópolis de Kinichná que se encuentra a dos kilómetros. Kinichná fue un centro dependiente de Dzibanché y su templo del sol se levanta sobre la acrópolis en medio de la selva. Son sitios tranquilos que te transportan en el tiempo.

IMG_7825.JPG

¿Cómo ir por tu cuenta? Bueno, Dzibanché se encuentra a 25kms de la ruta por lo que no es un sitio fácil. Por lo que vi, la única manera es ir con una combi a Morocoy (no sé los horarios pero sí van combis de Chetumal a Morocoy), el pueblo más cercano que igualmente se encuentra a 10kms de las ruinas. No van muchos turistas y es una zona rural así que no sirve hacer dedo. Desde Morocoy tal vez se pueda hablar con alguien para alquilar una bicicleta, o ver si -previo pago- alguna persona puede llevarlos en auto y esperarlos. No hay taxis. Se trata de un poblado muy pequeño.

IMG_8063.JPG

De ahí fuimos a Kohunlich, ahora una de mis ruinas mayas favoritas. Es un sitio extenso que alcanzó su máximo poblacional en el Clásico tardío (VII al X dC). Se destaca el edificio con los mascarones tallados en piedra y la Plaza de las Estelas. En lo personal me encantó el conjunto residencial de los 27 Escalones ya que se encuentra solitario en medio del bosque tropical y me hizo sentir como una arqueóloga a punto de realizar un descubrimiento. Casi como Indiana Jones.

Ir a Kohunlich por libre es un poco más sencillo que Dzibanché. Deben tomar cualquier autobús que vaya por la ruta 186 en dirección a Escárcega y bajarse en el cruce a Kohunlich (hay un cartel en la ruta). Para ubicarse, allí están las cabañas Chactunich. Hay algunos negocios. El sitio arqueológico se encuentra a 10km de la ruta, por un camino que se abre hacia la izquierda (viniendo desde Chetumal). Pueden preguntar en las cabañas por el alquiler de bicicletas o un taxi. También es más fácil hacer dedo:  hay más afluencia de turistas (no muchos, pero hay, especialmente por la tarde) ya que, por el mismo camino a las ruinas y a 3km de las mismas, se ubica un resort llamado The Explorean Kohunlich. Ya desde el sitio arqueológico sólo necesitan que alguien los acerque a la ruta y tomar cualquier autobús que vaya a Chetumal.

Terminamos en recorrido y de nuevo en Chetumal fui a almorzar tardíamente (eran las 16:30hs) a El Taco Loco a modo de despedida. Probé varios tacos: de jaiba, de cazón entomatado, de caracol al mojo de ajo y de pescado a la Tikin Xic. Volví en colectivo al hostel y me metí un rato en la piscina.

20170101_142904.JPG

Esa noche dormí y me levanté tarde. Ya que podía elegir, preferí comprar un pasaje para las 13:30 y no tener que andar apurada. Tomé un taxi que me cobró $20MXN hasta la terminal ADO y tras un viaje de casi cuatro horas llegué a Tulum.

Si viajo otra vez a Quintana Roo me gustaría quedarme en Bacalar, conocer Mahahual y visitar Belice. Hay otras ruinas en la zona: Chacchoben (a 5km del poblado Lázaro Cárdenas), Oxtankah (a 8km de Calderitas, otra playa importante) y próximamente ¡Ichkabal! Dicen que Ichkabal es más grande que Chichén Itzá y sólo falta arreglar el camino y acordar con el ejido -que es pasando Dzibanché- para poder inaugurarla. 

IMG_7979.JPG

DATOS:

  • Precios de El Taco Loco: Limonada $25, Taco de camarón $22, Taco de pulpo $25, orden de camarones empanizados $134. Taco de jaiba $25, Taco de filete de pescado $18, Taco de caracol $22, Taco cazón $18,50, té chac $25.
  • Taxi a zonas arqueológicas: Ricardo Díaz Fernández. Tiene whatsapp. Tel: 9831052727.
  • Una agencia de turismo es Ikadventure. Tel: 983-1215135, 983-1263729.
  • Antes de cruzar a Belice hay un freeshop o zona libre adonde muchos mexicanos van a comprar. En ese sentido, Chetumal es como Puerto Iguazú, una ciudad fronteriza. Hay combis al sitio y transporte público que te cruza al país vecino.
  • Desde Chetumal pueden ir a Tikal (Guatemala) pasando por Belice. Es una alternativa a ir vía Palenque aunque me parece más cara. La empresa Marlin Espadas va de Chetumal a Flores (el pueblo cerca de Tikal, en Petén). El viaje tarda 9hs y cuesta 40 dólares. Salen todos los días. https://www.facebook.com/Marlin-Espadas
  • ADO a playa Mahahual: desde Chetumal 10:30 (regresa a las 19:30). También tiende dos servicios desde Cancún.
  • En Bacalar hay tirolesas. Averiguar y reservar en Kan K’in Bacalar.
  • Otros lugares que se pueden visitar desde Chetumal: Laguna Milagros, Punta Catalán, isla de San Pedro en Belice (la Isla Bonita de Madonna), isla de Tamalcab y Dos Hermanos, Parque ecoturístico Cuenca Azul, Parque Uchben Kah, Kayac en Río Hondo.

IMG_7938.JPG

Tras las huellas de Calakmul

Etiquetas

, , , ,

El autobús tardó más de media hora pero al final llegó. Subí y enseguida sentí un bajón cuando descubrí que ¡no tenía baño!!!! Jamás me hubiera imaginado que en un viaje de seis horas (y con un micro que iba a Playa del Carmen, o sea, que tenía un recorrido larguísimo) no habría baño. Lo había comprado en ADO por una cuestión de horario y no me había fijado que iba en un micro AU, que es su versión económica. No había muchos horarios a Xpujil y menos en servicios directos. El vehículo no podía ser peor. Sin baño, los asientos no se reclinaban, no había televisor ni luz individual. Apenas salimos apagaron las luces y viajamos a oscuras. Como iba en el asiento del pasillo yo miraba la ruta hacia adelante. Oscuridad y el aire acondicionado a full así que todos congelados. Había mucha gente con frazada. Recordé mi viaje por Catamarca y la Rioja, muerta de frío porque no prendían la calefacción.

Por suerte paramos a las 20:30 (unas dos horas y media después de nuestra salida tardía) en una estación de servicio y la mayoría corrimos al baño. Cinco minutos y seguimos. La siguiente parada fue en mi destino: Xpujil. Ya era medianoche. 00:30hs. El resto bajó al baño y a cenar, yo recogí mi valija y caminé unos metros hasta donde vi una parada de taxis. Por $25MXN me llevó al hotel. No iba a caminar a esa hora en un sitio desconocido. Al principio había estado preocupada porque Xpujil es un pueblo y no tiene una terminal propiamente dicha, pero la verdad es que como toda la gente del bus bajaba a comer en el restaurante ubicado al lado de la terminal había mucho movimiento. Es un sitio seguro, no como Villahermosa.

IMG_7509.JPG

Por fin llegué al hotel Maya Balam (que en realidad está a pocas cuadras de la terminal). Tiene recepción las 24hs.  Me duché, comí una ensalada de atún enlatada y terminé acostándome a las 2AM.

El hotel era uno de los pocos que tenía buenas críticas en Tripadvisor. La ubicación es buena, lo mismo que la atención y los servicios. Habitación amplia y muy limpia con dos camas individuales, aire acondicionado (que no usé porque hacía frío y, de hecho, sumé la cobija de la otra cama a la mía), televisión con cable, ducha con agua caliente, placard y restaurante en las instalaciones (a buen precio). Si bien tenía wifi, la conexión era inestable en la habitación y había que acercarse al área del restaurante o de la recepción. Lamentablemente no incluye el desayuno. Hay por supuesto hoteles más baratos en el pueblo, pero son mucho más toscos. Por el contrario, aún no hay hoteles de lujo.

Iba a levantarme más tarde, pero la ansiedad hizo que a las 9:30 ya no pudiera seguir durmiendo. Decidí comenzar conociendo las ruinas que se hallan en el mismo pueblo y con el que comparten el nombre. ¡Y estaban a cuatro cuadras del hotel!

IMG_6903.JPG

Xpujil

El sitio arqueológico de Xpujil pertenece al periodo clásico maya y tuvo su auge entre el 500 y el 750dC. Su edificación pertenece al estilo Río Bec y se destaca el edificio de las tres Torres, algo único dentro de ese estilo. Había poca gente así que el paseo fue muy tranquilo. Allí conocí a una turista checa con la cual almorcé en La tejita, un restaurante ubicado frente a las ruinas. Comí una enchilada gringa con un delicioso jugo de papaya. Me pareció bien.

Recién entonces me encontré con una amiga mexicana y su novio que habían viajado desde Monterrey para pasar unos días conmigo en Xpujil. Por cuestiones económicas se hospedaron en una de las cabañas de Don Deme, que costaban la mitad que mi hotel. Claro que no contaban con agua caliente y eran mucho más rústicas (pero si quieren ahorrar, es una buena opción y la atención es excelente).

Salimos juntos y compartimos un taxi -$250 MXN (ida, espera y retorno)- hasta El Hormiguero, otro sitio arqueológico a 15km de Xpujil. No se puede ir en colectivo ya que se encuentra lejos de la ruta. Pueden llegar hasta la comunidad de Castellot II y allí buscar algún transporte a las ruinas que quedan a 8kms.

El Hormiguero es un sitio pequeño de la misma época que Xpujil. Pese al tamaño del yacimiento, hay allí un edificio impresionante con mascarón y escaleras inconclusas. Me gustó mucho, especialmente porque nosotros tres éramos los únicos visitantes.

IMG_7025.JPG

Volvimos, compramos chocolate casero a una señora y nos organizamos para el día siguiente. Nos separamos temprano porque teníamos que madrugar. Cené un burrito de pollo en el hotel.

¿Por qué la organización? Porque al otro día iríamos a las importantes y alejadas ruinas de Calakmul. Originalmente íbamos a ir con una combi que sale todos los días y que costaba $350MXN por persona el viaje redondo (ahora $400), pero tuvimos la mala suerte de que no le funcionara el vehículo así que tuvimos que buscar otra alternativa (igual abajo les paso el teléfono).

Opciones:

  • Alquilar auto. $600MXN por día + la nafta/ gasolina ($400MXN).
  • Alquilar auto con chofer. Pueden preguntar a Jhovanny Figueroa: +521 (983) 1851292 o 8338670. jhovanny.figueroa.rodriguez@gmail.com Entre $1100 y 1200MXN sin guía.
  • Ir en colectivo hasta el Ejido Conhuas (en cualquier colectivo/ autobús que vaya a Escárcega) y tomar allí una combi al sitio.

Tras mucho debatir decidimos alquilar un auto gracias a que al novio de mi amiga no le molestaba manejar. El alquiler del auto lo gestionamos a través de los dueños de las cabañas Don Deme, que nos ofrecían un precio más económico que en mi hotel. Como se nos sumó un turista francés que se alojaba en las cabañas, al final dividimos los mil pesos entre cuatro. Una ganga para lo que significa llegar a Calakmul.

IMG_7128.JPG

Calakmul

Los chicos me pasaron a buscar a las 6am y partimos. Queríamos salir temprano para tratar de ver a algún animal en el área de la biósfera, en lo posible un jaguar. Creo que en ese sentido es mejor ir con un guía especialista en el ecosistema del lugar.

Son 55km por la ruta 186 hasta la desviación al sitio arqueológico. Enseguida la gente del Ejido Conhuas te cobra la primera entrada para el camino de acceso: $50MXN por persona. Empezamos a adentrarnos en la selva. A partir de ahí son 62km tierra adentro, alejándonos cada vez más de la civilización. Los primeros veinte kilómetros el sendero está en buen estado así que se puede ir más rápido.

En el km 20 está la entrada al área protegida de la biósfera así que hay que pagar otros $72 MXN por persona. Ahora sí el camino se vuelve complicado, con muchos baches y curvas. Se me hizo eterno y casi no vimos animales a pesar de ir muy lento. ¿Saben a qué hora llegamos al sitio arqueológico de Calakmul? ¡A las 9hs! Cierto que anduvimos despacio y en un momento determinado paramos para buscar -en vano- El Ramonal. Pasamos a los baños ecológicos y pagamos la última entrada: $75MXN al sitio. No es un paseo económico.

IMG_7139

Calakmul era la ciudad rival de Tikal y por tanto era inmensa. Era en sí la capital del Reino de la Serpiente o Ka’an. Su época de oro fue entre los siglos VII y X dC. Su historia estuvo marcada por guerras ya que deseaba dominar todo el territorio maya. Tenía potencias subordinadas y alianzas con regiones vecinas. Muchos comparan la rivalidad de Calakmul y Tikal con la de Atenas y Esparta ya que ciertamente las ciudades mayas actuaban como polis griegas. Finalmente Tikal derrotó a Calakmul y poco a poco la selva fue ocultando su nombre. 

Aún ahora el sitio es enorme. Nosotros, que seguimos la ruta completa, caminamos sin parar desde las 9 hasta las 15hs. Muy cansados. Seis horas andando y sacando fotos. Ya al final no daba más. Y nos quedamos sin agua. Les recomiendo empezar por la Gran Plaza  así tienen la mejor luz para fotografiar los edificios principales. Además las pirámides son muy altas y de escalones gigantescos.

IMG_7194.JPG

Una aclaración: la fotografía más conocida del sitio arqueológico retrata a la estructura II, una construcción de 45 mts de altura que sobresale entre la vegetación. Pero no es posible sacar esa foto ya que esa vista se obtiene solamente desde el aire. Y no se permiten drones. Desde el suelo, la pirámide sólo puede verse de frente (la rodea una densa arboleda) y no es impresionante porque apenas se ve hasta la primera terraza. Por otra parte, desde arriba de todo, la terraza también impide una vista clara que dé cuenta de su complejidad arquitectónica. La única manera de obtener algo similar a esa foto es desde la estructura I con un teleobjetivo. No se decepcionen entonces si no logran la postal deseada.

Además de la plaza central, se puede visitar la Gran Acrópolis y tratar de adivinar el contenido de las cuantiosas estelas. Aprovechen porque todavía se permite subir a los edificios, cosa prohibida en Chichén Itzá, por ejemplo.

Vimos monos aulladores y monos arañas. Caminamos y caminamos.

Finalmente emprendimos el regreso. Queríamos llegar a las ruinas de Balamkú, que están cerca de Calakmul y hacer doblete. Tratamos de ir lo más rápido que nos permitían los baches. Y en eso… Lo inesperado…. ¡Un jaguar cruzó el camino frente a nosotros! ¡Frená! ¡Frená! Fueron instantes y ninguno logró sacar foto alguna. Pero nos queda el recuerdo de haber sido testigos de un regalo divino. Balam. Un jaguar dorado con manchas negras. ¡Un jaguar a las cuatro de la tarde! Los últimos kilómetros a la ruta los pasamos como en un sueño. Ya no había tiempo. Ni tarde ni temprano.

IMG_7209.JPG

Cuando llegamos a Balamkú ya estaban cerrando y no nos dejaron entrar. Así que me quedó pendiente puesto que, al estar alejado de la ruta, es difícil visitar sin auto. Nosotros teníamos que devolverlo a las 21hs. La alternativa es ir en colectivo hasta el Ejido Conhuas y caminar los 3kms al sitio.

De ahí aprovechamos el auto y fuimos a la cueva de los murciélagos que salen en espiral al anochecer. Las 17:30 es un buen horario para verlos. Hay más de 4 millones. Todo un espectáculo. Tengan en cuenta que el cartel que en la ruta señala la ubicación de la cueva es muy pequeño.

Volvimos con hambre. Comí pechuga de pollo rellena y me fui a dormir.

IMG_7285.JPG

Al día siguiente nos levantamos tarde. Fui a buscar a mi amiga y nos tomamos un taxi al sitio de Becán. Está a 300 mts de la ruta así que pueden ir en autobús hasta la población que lleva el mismo nombre del yacimiento. Eso sí, averiguen bien los horarios. Sé que a las 9:30 seguro sale un bus.

Becán es la única ciudad maya rodeada por un foso, aunque no se sabe si fue por cuestiones defensivas. Tiene detalles arquitectónicos muy interesantes. ¡Estuvimos tres horas allá! La estructura IX es una impresionante edificación de 32 mts de altura con una amplia escalinata central. Lo bueno es que las edificaciones de Becán tienen sogas para subir por sus empinadas escaleras. Hay fachadas decoradas, altares, mascarones, bodegas, pasillos abovedados, etc. Conjuga varios estilos mayas.

El auge de la ciudad fue entre los siglos VII y X dC. cuando se constituyó como capital regional aliada a Calakmul.

IMG_7341.JPG

Becán

Caminamos a la ruta. No sabíamos si tomar un taxi o esperar el autobús. Preguntamos en el Hotel Becán que está justo frente a la ruta a la salida del poblado. Nos dijeron que tenía que estar por pasar el bus así que fuimos a la parada. Llegó enseguida. Nos cobró $20MXN a cada uno hasta Chicanná (bastante caro teniendo en cuenta la distancia: siempre se aprovechan de los turistas).

El sitio arqueológico de Chicanná está a 400mts de la ruta. Pagamos la entrada y empezamos el recorrido. Es un yacimiento arqueológico más chico donde se supone residía  la élite de Becán. Hay un edificio fascinante que da el nombre del lugar: “Chicanná” o “Casa de la Boca de la Serpiente”. La entrada parece efectivamente una boca abierta. Salimos a la hora del cierre.

IMG_7590.JPG

Chicanná

Preguntamos si pasaba algún autobús hacia Xpujil pero nos dijeron que el próximo tardaría unas dos horas. De modo que le solicitamos a la misma gente que trabaja allí si podía pedirnos un taxi. Lo esperamos en la parada y nos llevó a Xpujil por $80MXN.

Caminé un poco por el centro de Xpujil aunque no hay mucho que ver (si bien hay ruinas mayas entre casas de madera y chapa). Negocios de venta de ropa y calzado y ninguno de artesanías. Tenía hambre y estaba antojada con pastas. Había visto un restaurante muy lindo y con variedad en el menú llamado Sazón Veracruzano. Pero me pareció un poco caro. Al final cené spaguetti en el restaurante del Hotel Calakmul.

Más tarde me despedí de mi amiga y su novio. Tomaríamos rumbos diferentes al abandonar Xpujil la mañana siguiente. Ellos emprenderían el retorno a Monterrey y yo conocería la riviera maya.

IMG_7325.JPG

Becán

¿Vale la pena Xpujil, un pueblo del que jamás oyeron nombrar? Sí, especialmente porque tuve la oportunidad de conocerlo antes de que se convirtiera en un sitio turístico, algo que hará cuando llegue el Tren Maya. Pronto el nombre del pueblo cambiará de Xpujil a Calakmul (como el sitio arqueológico). De hecho, así aparece el cartel de la localidad (y en algunos mapas virtuales). 

Mi recomendación es que si quieren conocer el sitio arqueológico de Calakmul pasen al menos una noche en Xpujil. Tiene buenos servicios y está a una distancia óptima. Chetumal y Escárcega son las ciudades más cercanas, pero tengan en cuenta que al viaje por la ruta 186 hasta el cruce (2:30hs y 1:30hs respectivamente) tienen que agregarle las casi dos horas por la selva hasta la entrada. Y eso ida y vuelta. Desde la ciudad de Campeche es directamente imposible porque sólo de viaje de ida tendrían un total de 5:30hs. Siempre hablando de autos, no de buses que tardan mucho más.

IMG_7166.JPG

Calakmul

DATOS:

  • Salí de Villahermosa (o debía salir) a las 17:40 con AU. Directo “económico” a $540MXN.
  • Otra manera de visitar El Hormiguero es poniéndose en contacto con un guía que los puede ir a buscar a Castellot II. Les paso los datos de Wilfredo y Bárbara Díaz. Tel: +521 (983) 7323728. visitcalakmul@gmail.com En El Hormiguero hay un proyecto ecoturístico con senderos interpretativos y para bicicletas, camping, orquideario y una cueva de monos. Les recomiendo la página sobre Calakmul.
  • Hay una oficina de turismo en la puerta del sitio arqueológico de Xpujil, al lado del cartel de Calakmul. Pueden preguntar todas sus dudas allí.
  • Combis a Calakmul. Sr. Coatiño: +521 (983) 1378471/ 1319529 / 1379403. Todos los días a las 8:00am con un mínimo de tres pasajeros. Otro teléfonos para la combi: (983) 2111839/ 1806.
  • También pueden contratar un tour a Calakmul. El problema es que salen con un mínimo de dos personas. Algunas agencias son Ka’an Expeditions, Calakmul Adventures, y Tours en Calakmul. Los hoteles tienen contactos con agencias.
  • Para comprar artesanías necesitan visitar las poblaciones cercanas a Xpujil. Cada una tiene su especialidad. La más famosa es 20 de Noviembre, a unos 15 kms hacia el sur. Por suerte mi hotel contaba con algunas artesanías a la venta.
  • No pude conocer la zona de Río Bec, también cercana. Mi amiga lo intentó pero nunca llegó. Está próxima a la comunidad 20 de Noviembre.

IMG_7215.JPG

Calakmul

Tabasco: la región del cacao

Etiquetas

, , , , , ,

Llegué a Villahermosa con retraso porque nos paramos en la ruta, no sé si por tráfico o por algún arreglo. Ya era de noche, pero por suerte la familia de mi compañero de asiento lo fue a buscar en auto y me llevó al hotel. Digo “por suerte” puesto que el hotel no está en una buena zona. Todos me advirtieron de que tuviera cuidado ya que se encuentra muy cerca del Mercado y ahí suelen robar. La ubicación es muy práctica respecto al transporte, pero fea y, de noche, peligrosa.

Me hospedé en el hotel San Juan Centro. ¿Lo bueno? La habitación era amplia, con una cama enorme. Aire acondicionado, wifi, televisión por cable, ducha caliente. Se podía pagar con tarjeta y el trato del personal me pareció muy amable. ¿Lo negativo? Los alrededores, por supuesto. Para darles una idea se parece al barrio de Once: muchos negocios baratos y por la noche, nada. Un puesto de tacos ponía la música a todo volumen por la noche así que tuve que usar el ruido del aire acondicionado para ocultar la música y pedir un cobertor porque me daba frío. Por alguna razón sólo me dieron una toalla para manos y cuerpo. No incluye desayuno y lo peor es que ni siquiera tiene un restaurante, y eso es malo al momento de la cena. Tampoco encontré ningún restaurante por el centro, únicamente sitios de comidas rápidas.

IMG_6175.JPG

Al otro día me desperté con lluvia. En la temporada lluviosa Villahermosa se inunda ya que no drena y los meandros del río Grijalva desbordan su cauce. Aún en los museos hay imágenes con Villahermosa bajo el agua. Yo fui en la temporada seca y llovió casi todos los días.

Salí y a dos cuadras del hotel, en el Mercado (Av. Madero y Hnos Baltar Zozaya), tomé la combi colectivo al Parque Museo La Venta. El colectivo me dejó enfrente. Para cruzar la avenida-autopista (ruta 180) tuve que hacerlo por un puente. No me gustó eso. ¿Qué hay en el Parque? Originalmente La Venta, a más de 120 km de Villahermosa, fue el centro ceremonial más importante de la cultura olmeca, la más antigua de mesoamérica. La misma tuvo su apogeo entre los siglos X y V aC. Sí, es contemporánea de asirios y fenicios. En los años 50, y debido a las excavaciones petroleras, el sitio arqueológico corría peligro (de hecho, una parte de la zona está ocupada por una refinería haciendo imposible nuevos trabajos arqueológicos). Carlos Pellicer Cámara inició el rescate de las piezas que fueron llevadas a Villahermosa, al actual Parque-Museo. Las piezas fueron colocadas siguiendo su ubicación original.

Por alguna extraña razón, además de las famosas cabezas colosales y altares olmecas, también hay un pequeño zoológico en el lugar. Vi jaguares, boas y papagayos además de obras de la civilización madre mexicana.

IMG_6230.JPG

Afuera  hay un paseo muy bonito, con una laguna y jardines. Pero cuando terminé el recorrido preferí volver a centro para almorzar. Tomé el colectivo en la puerta del Parque y me bajé en el Mercado. Es imposible perderse.

No encontré ningún restaurante de modo que comí en Leo’s Burger un combo de hamburguesa. No estuvo mal. Ya eran las 16hs. Crucé al supermercado Chedraui. ¿Comenté que me encanta visitar supermercados grandes? Ahí se puede comprar comida para llevar aunque no tiene mucha variedad. Empezó a llover más fuerte así que volví al hotel. No recuerdo qué cené. Sé que compré una ensalada de frutas en el OXXO de la esquina pero no me acuerdo qué más comí.

IMG_6343.JPG

Al día siguiente la lluvia seguía. Caminé bordeando la autopista para tomar la combi Comalli Plus a Comalcalco (aunque en vez de una combi era un autobús): $40MXN. La terminal de Comalli Plus está cerca de la del ADO. Si van por el Boulevard Ruiz Cortines (el nombre que se le da a la avenida-autopista-ruta 180), doblen a la izquierda apenas pasen el hotel Maya Tabasco. La terminal está al lado de un lavadero de autos, en la calle Gil y Sáenz. Una hora después estaba en el pueblo de Comalcalco. De allí fui en un taxi compartido al sitio arqueológico (otros $40MXN). Ningún colectivo te deja en la puerta. Si no quieren tomar un taxi, tal vez lo mejor sea tomar desde Villahermosa (o sino luego en Comalcalco) un autobús o combi que vaya al puerto de Paraíso. Al lado de la terminal Comalli Plus está MTP Paraíso. Podrían preguntar si pueden bajar en el cruce al sitio arqueológico, a 1km de la entrada (hay un cartel azul). Si es directo no creo que les pare.

Llegué al sitio de Comalcalco a las 10hs y como el clima estaba horrible fui la primera en entrar. Comalcalco o Joy Chan -su verdadero nombre- es una ciudad maya contemporánea de Palenque y es única porque fue construida con ladrillos y cal de la concha de los ostiones. Eso la hace parecer más moderna. Al no tener piedras usaron ladrillos recubiertos con estuco. Allí se encontró un ladrillo con una inscripción muy extraña, algunos creen que es una profecía.

IMG_6341

Más allá de los ladrillos, y dado que Tabasco siempre se inundó, la ciudad de los mayas cuenta con un sistema de drenaje con tubos de barro cocido. Es todo muy impresionante. Lástima que el museo estaba sin luz y no me dejaron entrar. Tardé más de dos horas en recorrerlo completo.

No quise gastar en un taxi al pueblo. Caminé todo derecho por la única calle que entra al sitio arqueológico hasta la ruta. Crucé y del lado de enfrente tomé el primer autobús que vi y que volvía de Paraíso. Me dejó en el centro de Comalcalco. En vez de 40, gasté $10MXN. Como dije, se puede hacer lo mismo a la ida.

Caminé al zócalo buscando un lugar donde almorzar. Al final me quedé en la Taquería La Fogata. Pedí una orden de tacos de bistec y una gaseosa ($95MXN). Básicamente es como comer tortillas (tipo Rapiditas pero de maíz) con carne picada. Después de comer fui a la Hacienda Cacaotera La Luz. La hacienda cacaotera más famosa y adonde van todos los turistas es la Jesús María, pero la Hacienda La Luz está a tres cuadras del zócalo de Comalcalco y la otra está lejos del pueblo.

IMG_6433

Realicé el tour por la hacienda a las 15hs (tienen horarios fijos). Fue muy completo ya que nos explicaron todo el proceso de fabricación del chocolate, desde el árbol a la barra de chocolate. Me gustó porque la hacienda tiene una plantación orgánica. Probé el mucílago (esa baba que recubre a la semilla) del cacao que se puede chupar y tiene un gusto cítrico. En época prehispánica el cacao -que es amargo- no se preparaba con azúcar como ahora sino que lo mezclaban con chile y pimienta para quitarle el amargor.

Todo muy interesante. Volví a la terminal Comalli de Comalcalco y tomé el bus de las 17hs. Ya en Villahermosa, de camino al hotel compré 1/4 de pollo rostizado con guarnición en El pollazo (¡$30MXN!) y lo comí en la habitación.

IMG_6521.JPG

El siguiente día fue perfecto en todo sentido. ¡Hasta el clima ayudó! Fui primero a Teapa en una combi ($45MXN) a las 9:40hs. Al principio me preocupé porque al ser sábado no había nadie y en general los colectivos parten cuando están llenos, pero sólo esperé unos minutos (aunque iba sola). Las combis a Teapa salen cerca de la terminal de Comalli Plus, en la calle Lamberto Castellanos Rivera al 200.

El paisaje empezó a encantarme a medida que nos acercábamos a Teapa (el sol también ayudó). Plantaciones y plantaciones de banana. Y al fondo, montañas.

Como le dije al chofer que iba a las Grutas de Coconá, me dejó en el Mercado de Teapa donde tomé un colectivo llamado Multigrutas que me dejó en la entrada por $8.50MXN. De hecho, el chofer de la combi le gritó al otro que me esperara así que pasé de un vehículo a otro en un segundo.

Las Grutas de Coconá están a 2km del centro de Teapa cuentan con una extensión de casi 500mts que se dividen en ocho salas: salón de los fantasmas, catedral sumergida, boca de león, la calabaza, tres colas de serpiente, cenote de los Peces Ciegos, salón del viento y la gran bóveda celeste. Hay un habitat con murciélagos y manantiales. La entrada cuesta $60MXN a lo que uno tiene que agregarle los $60MXN del guía. No se puede entrar sin guía (y tampoco sería recomendable). Es un sitio impresionante.

IMG_6504.JPGAdemás del paseo en las grutas, pueden añadir tirolesa, rappel o caminatas guiadas por la zona. Fue luego de visitar las grutas que conocí a Armando González, un guía de Teapa que me ofreció un recorrido interesante. Muy responsable y serio. Gané la lotería con ese guía.

Tomamos la combi de vuelta al centro de Teapa y fuimos en taxi compartido a Tacotalpa (para ir más rápido que en el autobús). Los taxis salen de la calle Damián Piza Beltrán, cerca del supermercado Chedraui. Nos costó $25MXN a cada uno. Cabe aclarar que en el precio de la excursión que me ofreció Armando estaban incluidos los viajes y las entradas, así que no pagué nada aunque presté atención para ponerlo en el blog. Nos bajamos frente a la iglesia de Tacotalpa en la calle Benito Juarez. Ahí mismo tomamos la combi a Oxolotán y le pedimos que nos dejara en Arroyo Chispa para ir al Centro Ecoturístico Villa Luz ($20MXN).

IMG_6570.JPG

Entramos a Villa Luz de manera espectacular a través de una tirolesa por sobre el río de la Sierra. ¿Qué puede ser mejor? Luego disfruté del agua sulfurosa de una cascada y sus piletones. Como veníamos de varios días de lluvia casi no había nadie en el lugar. Dicen que Tabasco es el «edén de México» y ahí pude comprobarlo. Salimos y visitamos la antigua casa del otrora gobernador del estado, Tomás Garrido Canabal, que se hizo famoso por su fanatismo anticatólico. En su afán por erradicar la religión, demolió iglesias, quemó imágenes, prohibió cruces (incluso en cementerios), etc.

De allí seguimos a la Cueva de las Sardinas Ciegas donde también se puede nadar (y hacer rappel). El olor de azufre es más fuerte en la cueva porque está más encerrada. Lleven una linterna potente porque no entra mucha luz. Y sí, hay pequeños peces que supongo son sardinas. Me dijo el guía que todos los años se realiza un ritual milenario en el lugar: la pesca de la sardina.

IMG_6591.JPGNo volvimos por donde habíamos entrado. Atravesamos la que fuera la pista de aterrizaje de Garrido y fuimos bordeando el río Oxolotán hasta el pueblo mágico de Tapijulapa. Hay un puente colgante que cruza el río Amatán. Tapijulapa es precioso: paredes blancas, techos rojos. Mucho más lindo que Villahermosa.

Comimos en el restaurant La Mariquita. Probé mone de cerdo ($105MXN) + bebida ($15MXN). Es un buen plato típico. Lamentablemente no nos dio el tiempo para recorrer mucho el pueblo aunque pude disfrutar de la vista desde la iglesia. A la vuelta de la iglesia está la ruta y una parada de autobuses. Ahí esperamos el primero que nos llevara a Tacotalpa (no hay directo a Villahermosa). Al principio me preocupé porque una señora dijo que no pasaban después de las 18hs, pero el bus de Oxolotán sí pasó. Igual averigüen bien el tema de los horarios.

Nos bajamos en Tacotalpa. Mi guía se quedó allá y yo esperé que saliera la combi a Villahermosa que tardó bastante. Eran las 19:15 y recién partimos a las 20hs! ¡Y yo que no quería llegar tarde a la ciudad! La combi me dejó en la Central de Autobuses. La Central está a tres cuadras del hotel pero no me animé a ir caminando de noche, especialmente porque tenía que cruzar el puente sobre la autopista. Así que tomé un taxi ($25MXN) que me dejó en la puerta.

Como ya dije, no hay restaurantes en la zona de modo que compré una lata de ensalada de atún en el OXXO  y eso es lo que cené.

IMG_6635.JPG

Villahermosa me despidió al otro día con lluvia. Hice el check out, dejé la valija en recepción y salí a conocer el centro de la ciudad. Recorrí la Casa de los Azulejos (museo de historia de Tabasco), la peatonal,  la plaza de armas y el puente sobre el río Grijalva. No llegué a conocer la catedral ya que queda un poco más lejos (se trata de una construcción moderna ya que la catedral del siglo XIX fue destruida por Garrido).

Tenía hambre así que almorcé en KFC y, para no caminar en la lluvia, fui en taxi al Museo Regional de Antropología ($25MXN). Recomiendo vivamente visitar el museo ya que contiene muchas piezas únicas y posee un gran diseño.

Probé Pozol (muy amargo) en El Puchero (el puchero tabasqueño es otro plato típico). Se nota que no le pusieron azúcar. Volví al hotel, busqué la valija y fui en taxi a la terminal del ADO porque no iba a caminar cargada bajo la lluvia. Además el precio del taxi era siempre $25MXN, algo que podía pagar.

Ahí me senté a esperar el autobús que me llevaría a un pueblo casi en medio de la selva…

IMG_6761.JPG

Existen varias rutas para conocer Tabasco: 

  1. La ruta Centro. Ciudad de Villahermosa. Parque Museo La Venta, MUSEVI, reserva ecológica Yumka, gastronomía en el corredor Biji Yokot’an. 
  2. Ríos Mayas y Pantanos. Reserva de la Biósfera Pantanos de Centla y recorrido en lancha. Centros ceremoniales mayas de Pomoná y Moral-Reforma. Cañón del Usumacinta. Carnaval de Tenosique y Danza del Pochó. En esa ruta también hay pesca deportiva y avistamiento de aves. 
  3. Ruta Aventura en la Sierra. Espeleísmo, rappel y senderismo. Tapijulapa, Cascadas de Villa Luz, etc.
  4. Ruta del Cacao al Chocolate. Zona de Comalcalco, hacienda cacaotera, catamarán en Paraíso, corredor gastronómico Puerto Ceiba-El Bellote-ChiltepecIMG_6016.JPGDATOS:
  • Yo viajé de Veracruz a Villahermosa en ADO GL por una cuestión de horarios (salí a las 13:15). El pasaje me costó $798MXN.
  • Las combis a Comalcalco tienen gran frecuencia así que pueden ir y venir en cualquier horario. De Villahermosa salen desde las 4:50 a las 22:30 y de Comalcalco salen desde las 3:45 a las 21:30hs. Yo lo tomé en Villahermosa a las 8:50.
  • Traté de contratar un tour desde Villahermosa pero fue imposible al ir sola ya que no hay suficientes turistas. Igual pueden intentar en Silva-Ik Travel: Raúl Silva Acosta (9931) 355444.
  • Desde Villahermosa se puede ir a Palenque y al sitio arqueológico zoque de Malpasito.
  • Tengan cuidado con sus cosas de valor en la ciudad.

Veracruz y sus raíces totonacas

Etiquetas

, , , , , , ,

Para mi viaje a Veracruz ya había comprado previamente mi pasaje por ADO (te hacen un descuento si lo comprás antes). Fui en taxi a TAPO, la Terminal del Oriente, porque no conocía esa terminal y andaba cargada con una valija bastante grande ($180MXN).

No recuerdo si lo conté antes pero tengan en cuenta que la ciudad de México tiene cuatro terminales de ómnibus: la Terminal del Sur o Tasqueña (generalmente con destinos al sur de la ciudad), la Terminal del Oriente o TAPO (sur y sudeste del país), la Terminal Central del Norte y la Terminal del Poniente que jamás he pisado.

Si no quieren ir a TAPO en taxi, pueden ir con la línea 1 del metro (estación San Lázaro) o con el Metrobús. El Metrobús consiste en buses grandes que tienen su propio carril y se manejan con una tarjeta como la SUBE. La línea 4, por ejemplo, es la que va del aeropuerto a San Lázaro (TAPO) y al centro (yo podría haberla tomado de tener la tarjeta). La tarjeta se puede comprar en supermercados Eleven, Farmacias del Ahorro,  máquinas MB, etc. Hay máquinas en las dos terminales del aeropuerto para comprar y recargar (terminal 1 entre puertas 6 y 7, terminal 2 frente a salida de taxis).

Bueno, salimos y nos envolvió una niebla muy espesa, casi irreal. Llegamos a Veracruz con mucho viento. Mi hotel estaba a una cuadra de la terminal así que nada de taxis ahí.

IMG_5134.JPG

Me alojé en el hotel Nû y me gustó mucho pese a no ofrecer desayuno. La habitación era amplia y muy limpia, con wifi gratuito, aire acondicionado que no llegué a usar, televisor con cable, ducha con agua caliente. En los pasillos había dispensers con agua fría y caliente y en planta baja está el restaurant que posee buenos precios. En el primer piso hay una pequeña piscina. Está a tres cuadras de un supermercado grande y a unas nueve de la playa. También hay un Oxxo y varias farmacias a metros. Para ir al centro pueden tomar un colectivo que para en la esquina.

Ese día terminé de organizar los tours que había reservado y cené pescado a la veracruzana en el hotel (le quitaron el picante a mi pedido).

IMG_5202.JPG

Al otro día salí a recorrer Veracruz (justo había paro de colectivos así que tuve que caminar bastante). Fui primero hacia la playa que, como estaba nublado y frío, no se lució mucho. Caminé hasta el Acuario y de ahí al Baluarte de Santiago cuyo museo estaba cerrado por refacciones. Luego fui hasta el zócalo y el mercado de artesanías. Allí esperé el tranvía para visitar la Fortaleza de San Juan de Ulúa: $50MXN ida y vuelta. Como era domingo no nos cobraron la entrada y usamos ese dinero para pagarle a un guía del lugar.

La historia de la fortaleza, antaño en una isla y ahora en el puerto, es fascinante. Fue una de las peores cárceles (las celdas oscuras y húmedas dan escalofríos) con presos políticos como Benito Juarez y ladrones famosos como Chucho el Roto (una especie de Robin Hood a la mexicana). Dicen que hay fantasmas en la noche y podría creerlo. También fue sede del gobierno cuando Veracruz fue la capital del país. Vale la pena la visita.

IMG_5242.JPG

Había tanto viento que cuando volvimos me compré un par de medias porque tenía los pies helados. Del Mercado de Artesanías (que tiene remeras, adornos y café muy barato) fui a la Plaza Gastronómica (“plaza” se le llama en México a un shopping o mall, si bien en este caso era un humilde patio de comidas). Allí hay varios restaurantes que se pelean para tenerte como cliente. Busqué ofertas y me quedé en Parrillada Jarocha donde comí un delicioso pulpo al moho de ajo y jugo de horchata. La salsa “moho de ajo” es la que terminé repitiendo en todo el viaje ya que no tiene picante.

Todavía me quedaba tiempo pero hacía frío y no quería caminar de vuelta al hotel. En vez de un taxi decidí pasear un poco y me subí al Turibús. El recorrido no es muy largo pero conocí Boca del Río (la zona rica de Veracruz). Me bajé en el Acuario y caminé al hotel. Cené una empanada de pastor que compré al lado de la terminal.

IMG_5401.JPG

Al otro día salí en mi primer tour. Lo había reservado y pagado con Turismo Veracruz Aventura quienes me derivaron a Amphibian Tours. Absolutamente nada que reprochar. Fuimos solamente dos y el chofer (por casualidad el otro turista era también argentino: somos plaga). Era el tour a El Tajín, antigua capital de la cultura totonaca.

Salimos temprano y paramos primero en una procesadora de vainilla –Vanilla & Spices– ya que de la zona se exporta la mejor vainilla al mundo. No pensaba que iba a interesarme pero aprendí mucho. Todo es muy artesanal y cuidadoso. Probé helado de vainilla (pero de esencia natural, no artificial. ¡Nada que ver!) y litchi.

Por fin llegamos a Papantla y al sitio arqueológico de El Tajín. Antes de entrar vimos a los famosos voladores de Papantla que siguen una tradición prehispánica.

IMG_5383

Las ruinas son impresionantes, especialmente la Pirámide de los nichos que representa los días del año. La cultura totonaca alcanzó su esplendor entre los siglos IX y XIII dC y la ciudad del Dios del Trueno (cuya estatua aún es venerada en el sitio y, por tanto, no retirada a un museo) llegó a tener unos 20.000 habitantes. Fue la ciudad más importante de la región aunque ya estaba despoblada para el momento en que llegaron los españoles.

Los edificios cuentan con gran detalle en decoración, como grecas escalonadas, etc. Tienen que conocer Tajín si les interesa la arqueología o la historia prehispánica.

Tras el recorrido, comimos en uno de los restaurantes que hay cerca de la salida. Se llama Xanath. Yo pedí enchiladas de pollo con salsa de pipián (salsa basada en semillas de calabaza, tampoco es picante) y guarnición de arroz. Barato y algo diferente. Mi compañero de tour pidió conejo.

Como volvimos tarde, cené una ensalada de atún enlatada que compré en el OXXO.

También pueden ir a Tajín por su cuenta pero para eso les recomiendo pasar la noche en Papantla. Originalmente mi plan era ir de Ciudad de México a Papantla y de ahí a Veracruz. De Papantla hay colectivos que van al sitio arqueológico. Si quieren ir en el día desde Veracruz, tengan en cuenta que el viaje tarda unas cuatro o cinco horas así que vayan bien temprano.

IMG_5470.JPG

Al día siguiente salimos un poco más tarde. Primero fuimos a las ruinas de Quiahuiztlán, que fue otra ciudad totonaca. La verdad es que no sabía del sitio aunque en su tiempo llegó a tener 16.000 habitantes. El lugar se encuentra bajo el amparo del monumental Cerro de los Metates o Cerro Bernal, muy cerca de la costa. Es pequeño pero hay varias tumbas con forma de nichos, un juego de pelota y terrazas. Dicen que desde allí los totonacas vieron los barcos de Cortés asomarse más allá de las dunas. Fue en esta ciudad donde se oficializó la alianza entre españoles y totonacas permitiendo la conquista de México.

IMG_5667.JPG

Si quieren ir por libre desde Veracruz, deben tomar cualquier autobús que vaya por la ruta 180 hasta Poza Rica o Papantla. Tienen que bajarse en el camino a Playa Villa Rica y caminar hacia la izquierda (el oeste). Hay un cartel en la ruta. Deben caminar en subida casi  2km hasta la entrada. Pueden decirle al conductor que les avise (y si no conoce la zona arqueológica, díganle que los baje en el cruce a Villa Rica).

De allí fuimos al sitio arqueológico de Cempoala, en el pueblo de Zempoala (sí, uno es con “c” y el otro con “z”). Fue en Cempoala donde los totonacas recibieron a Cortés y sus hombres y les pidieron ayuda para escapar del yugo del imperio mexica o azteca que les exigía tributos de toda clase (incluyendo para sacrificios humanos). Los totonacas odiaban a muerte a los mexicas así se unieron a los españoles contra Moctezuma.

Se cree que probablemente el jefe totonaca le sirvió carne humana a Cortés ya que, en un principio, lo creyeron un dios. En su origen, el pozole (plato típico de la zona que no tuve ocasión de degustar porque no me gustan los caldos) se preparaba con carne humana. Asimismo en Cempoala, como en muchos otros lugares de Mesoamérica, se practicaba el canibalismo ritual. Cortés lo prohibió y de hecho allí se ofició la primera misa católica.

IMG_5760.JPG

Es interesante que el material principal utilizado para los edificios de Cempoala sea canto rodado, lo cual le da un aspecto muy especial. Creo que algo que nunca había visto es el Círculo de los Gladiadores frente al templo mayor.

Ir a Cempoala por cuenta propia es un poco más complicado ya que no hay buses directos al pueblo de Zempoala. Una opción es ir a José Cardel y de ahí tomar un taxi o un colectivo a Zempoala. Otra opción es tomar un bus a Poza Rica y pedir que te baje en el cruce de la 180 y la entrada a la ruta de Zempoala (hay un puente). Desde allí me dijeron que es posible tomar otro colectivo hasta el sitio arqueológico, a 11km. Hay varios negocios así que en caso extremo se puede pedir un taxi.

IMG_5799.JPG

Nosotros continuamos a La Antigua, donde se fundó la primera ciudad de Veracruz. Vimos la primera capilla de Nueva España: ermita del Rosario, con una base construida en 1523. Después fuimos hasta la plaza principal y hasta el solar donde estuvo la casa de Cortés y posteriormente la aduana. Ahora sólo quedan ruinas comidas por las raíces del amate (amo ese árbol).

Caminamos hasta una ceiba retorcida de más de 500 años que fue testigo de la conquista. Cruzamos el puente colgante sobre el río de La Antigua donde cuentan que los españoles llegaban en botes o canoas ya que los Bergantines no podían entrar. Hay artesanías y restaurantes. También es posible realizar un paseo en lancha por el río, pero me pareció caro para nosotros dos. La lancha cuesta $400MXN (media hora) y $700MXN (1 hora y media): entre varios es un regalo.

La Antigua es un rincón muy pintoresco, a punto de ser un pueblo fantasma debido a la devastación de la que fue víctima a causa del huracán Karl (2010).  No hay colectivos directos para ir desde Veracruz. Lo mejor es tomar un autobús a José Cardel o a Poza Rica, bajarse apenas se pasa el peaje (caseta) de La Antigua y caminar al poblado. La “Casa de Cortés” está a 1,3km de la ruta.

IMG_5854.JPG

Una vez que llegué de regreso a Veracruz, almorcé en Mariscos Tano, restaurant recomendado por el chofer del tour. Comí pescado al moho de ajo y plátano frito. Siempre que viajo a algún sitio donde el pescado está a un precio accesible y es fresco, pido pescado. Es algo que no puedo comer en Buenos Aires porque es caro y horrible.

Vi más artesanías y caminé por el malecón. Me tomé mi tiempo. Probé un helado en  ¡Pásele Güero, Güera! de Tropicolada y Nanche (una fruta originaria de México). No me convenció. Debí haber pedido otros gustos. Encima se burlaron porque creí que el “chamoy” era una fruta y no una salsa picante. No imaginaba un helado con chile.

Fui hasta la Playa Villa del Mar y ya con el atardecer sobre mí volví al hotel. Cené ahí mismo espagueti con salsa bolognesa. A veces extraño comer pasta. Dormí por última vez en el Nû hotel.

Mi últimas horas en Veracruz las aproveché yendo hacia la playa. Metí los pies en el agua y observé a las gaviotas. No quería comer mucho porque tenía un viaje por delante. Pedí una torta pibil (sandwich) en un OXXO frente a la playa. Me despedí del mar por un tiempo.

Hice el check out, fui a la terminal y esperé el micro que me llevaba al sur.

IMG_5949.JPG

Pendientes: aunque no creo que vuelva a Veracruz, me hubiera interesado conocer la Isla de los Sacrificios y Cancuncito (hay paseos en lancha pero el clima o el hecho de ir en invierno hizo que no viera posibilidad de realizarlo). También hay paseos en lancha por los manglares de Mandinga, snorkel en la Isla de Enmedio, cuatriciclos en las dunas de Chachalacas y rafting en Jalcomulco. 

Desde Veracruz se puede visitar Catemaco y los tuxtlas. Hay en Catemaco una isla de monos, una laguna que se puede recorrer en lancha, una cascada de 50mts, un hermoso malecón y una fábrica de puros en San Andrés.  Catemaco está a tres horas de Veracruz en autobús. En Xalapa, capital del estado, se encuentra el museo de antropología. A cinco minutos de la ciudad se encuentra Coatepec donde se puede visitar el museo del café. Un poco más lejos está el pueblo mágico de Xico. Xalapa se halla a dos horas de Veracruz. Asimismo a 1 hora está el pueblo de Alvarado. Allí se puede conocer la parroquia de San Cristobal, el malecón y disfrutar de su gastronomía. De Alvarado se puede ir al templo de la Virgen de la Candelaria en Tlacotalpan (a media hora) y caminar por su centro histórico. Tlacotalpan es un pueblo mágico, conocido como cuna del folklore veracruzano. Vi fotos de Tlacotalpan y me encantó. 

IMG_5462.JPG

DATOS:

  • El viaje de Ciudad de México a veracruz me costó $446MXN. Salí a las 10:30 de la mañana.
  • En la procesadora de Vainilla venden licor de vainilla (delicioso con leche condensada y hielo…¡también lo probé!, extracto orgánico de vainilla, semillas, etc. Está en el km50 de la ruta a Poza Rica.
  • Precio de los tours: como éramos sólo dos personas me costó $1495MXN la excursión a Tajín y $1050MXN a Cempoala, Quiahuiztlán y La Antigua (entradas incluidas). Puede abaratarse si son más personas.
  • Otro sitio para ver tours en veracruz es Tours & Tickets. El problema de reservar un tour en temporada baja es que se necesita un mínimo de dos personas. También pueden fijarse en Despegar.

IMG_5585.JPG

El Tajín

 

Ciudad de México, Taxco y Prismas Basálticos

Etiquetas

, , , ,

En estas vacaciones volví a México para seguir conociendo ese hermoso país. Y puedo afirmar que aún después de tres viajes, sigo sin conocerlo todo. ¡Y eso que esta vez estuve un mes completo! Es inabarcable.

Empecé por ir a Ezeiza con Aerobus ($270) ya que sale cerca de casa. Por eso me fijé en un vuelo que saliera un día de semana en horario laboral. Tuve una hora de cola para despachar mi valija. Por suerte no hubo más retrasos.

Como en los dos viajes anteriores viajé por Latam (con una demasiado breve escala en Santiago de Chile, al punto que aún con vuelos puntuales tuve que correr  un poco ya que agrandaron el aeropuerto chileno) y aterricé en la Ciudad de México (ya no México D.F.). Llegué antes del amanecer. Los trámites fueron rápidos. Tomé un taxi y arribé al hotel que había utilizado en otras ocasiones: el hotel Fleming. La ubicación es buena. Las habitaciones son amplias y cuenta con agua purificada. Lamentablemente no incluye desayuno y en esta ocasión el ruido del ascensor me dificultó dormir. No sé si era la habitación en el último piso o si necesita algún arreglo. Es una buena opción pero si vuelvo a México buscaré probar suerte en otro sitio.

Llegué al hotel y a diferencia de otras veces tuve que esperar a las 8am para poder hacer el check in. Traté de dormir un poco. Luego salí, comí algo en Kentucky Fried Chicken y compré en Telcel un chip con carga para mantenerme comunicada mientras estaba en México. En Oxxo también venden chips pero me recomendaron ir a la empresa y tener todo en orden. De hecho, el chip está a mi nombre. Caminé hasta el zócalo y la catedral. Fue una salida de reconocimiento. Esa noche cené en el hotel y me acosté temprano.

IMG_4587.JPG

Al día siguiente decidí tomarme las cosas con calma. Fui en metro (subte) al Museo de Antropología ya que si bien lo conocía no había podido recorrerlo todo en mi otro viaje. Esta vez le dediqué las horas necesarias. ¿Cómo ir en Metro? En mi caso combiné dos líneas dado que antes compré una mochila cerca del zócalo en Redlemon: la 1 en Pino Suárez con dirección Observatorio hasta Tacubaya y allí la 7 con dirección El Rosario hasta Auditorio. Deja a unas cuadras del museo.

Un tema interesante del metro de Ciudad de México es que aún la gente que no sabe leer puede utilizar fácilmente el subte ya que cada estación, además del nombre, tiene un dibujo identificatorio. Es rápido, tiene una mayor frecuencia que en Buenos Aires y sólo cuesta $5MXN (unos 10 pesos argentinos).

Cuando salí del museo, en vez de ir al subte por la avenida Paseo de la Reforma, lo hice a través del bosque de Chapultepec bordeando el lago del mismo nombre. Es un lindo paseo para hacerlo con tiempo. Yo, sin embargo, quería ir a la Basílica de la Virgen de Guadalupe. Tomé nuevamente el metro con dirección a El Rosario y ahí combiné con la línea 6 hasta La Villa-Basílica.

IMG_4459.JPG

Como no había comido nada, almorcé-merendé un paste hawaiano (una empanada hojaldrada) en Pastes Kiko’s. Delicioso. $ 17. Uno de mis problemas en México es que no puedo comer nada de picante y, como es bien sabido, la comida mexicana es muy picante. Así que cada vez que voy a comer algo tengo que preguntar si tiene o no picante. En este caso, el paste hawaiano es el único salado sin picante. Una lástima porque me hubiera gustado probar todos.

Visité la Basílica y cené una hamburguesa gringa en El fogón montañés (con papas y gaseosa). La atención fue lenta y la hamburguesa no me terminó del convencer aunque puede ser un tema mío. Es un sitio económico.

guadalupe

Al otro día me levanté para tomar el autobús de las 9:05hs a Taxco. Nuevamente fui en metro y tardé más de lo que pensaba. Tomé la línea 3 en Juarez dirección Indios Verdes hasta Hidalgo y allí combiné con la 2 hasta Taxqueña. Llegué a las 8:55 pero perdí el último lugar en el bus por un minuto ya que lo compró la chica que estaba delante mío en la fila. ¡Una bronca! Tuve que hacer tiempo y viajar en el de las 10hs de Estrella de Oro.

Originalmente yo quería visitar las Grutas de Cacahuamilpa que están a una hora de Taxco pero me pareció que no iba a llegar. Especialmente porque el recorrido completo es de 4kms. Si iba a las grutas no me iba a dar tiempo de conocer nada de Taxco.

Me bajé del autobús en la puerta del Hotel Posada La Misión que es más cerca del centro que la terminal. Como el casco histórico está en subida, subí a un colectivo hasta el zócalo ($8 MXN). Los colectivos son combis blancas o vans que tienen en el frente los datos del recorrido. Me dejó frente a la iglesia de Santa Prisca. Caminé un poco y almorcé un riquísimo helado en Malinalli: sabor de los dioses (una mezcla de plátanos/banana, guayaba, arroz y canela) y beso azteca. Tienen que probarlos.

Hay también varios tianguis donde comprar joyería de plata a buen precio. Los que están apartados  de la plaza son más económicos. Uno que visité es “Casa Zapata”.

IMG_4673

Luego fui caminando hasta la entrada al teleférico del hotel Montetaxco. Las callecitas de Taxco son preciosas. El viaje redondo en teleférico cuesta 95 MXN. Vale la pena por las vistas. También se pueden recorrer los jardines del hotel hasta el mirador. Ni me imagino lo que debe costar una noche ahí.

Como ya no tenía ganas de caminar, tomé el primer colectivo que vi hasta la puerta de la Posada La Misión. Allí encontraron una mina prehispánica y, puesto que no había ido a las grutas, quería visitar la mina. La entrada que incluye una bebida en el jardín sale 150 MXN.

IMG_4784

La mina todavía no ha sido excavada del todo, pero no me pareció chica teniendo en cuenta que se trata de un trabajo arqueológico. Bajamos en un ascensor y el guía me fue explicando cada parte del recorrido. Vetas de plata, cuarzos y otros metales. Hay una cascada artificial y es muy interesante. Lo que no me gustó mucho fue la aparición de un chontal vestido con un taparrabos que contó dos o tres cosas y que por supuesto quería propina por salir en la foto. Y a eso hay que sumar la propina al guía. En este sentido me pareció todo muy forzado. Lástima porque la visita me había parecido muy buena.

En el mismo lobby del hotel está la taquilla de Estrella de Oro así que compré el pasaje de vuelta. Dado que llegué de noche y la ciudad de México no me genera mucha confianza, cené tallarines en el hotel.

IMG_4688.JPG

Para mi último día hospedada en ciudad de México había contratado un tour con la empresa Capital Bus que justo sale los viernes (la operadora turística es excelente: Amigotours). Como ya conozco muchos sitios por mis viajes anteriores quería algo distinto. Este tour va a los Prismas Basálticos.

Me levanté y fui caminando para llegar antes de las 9 al zócalo (luego supe que también parte de detrás del museo de Bellas Artes). El grupo de mi tour era pequeño. Partimos hacia Huasca de Ocampo, recorriendo hermosos paisajes de bosques y caminos de cornisa.

IMG_4916.JPG

Nuestra primera parada fue en la antigua estancia (ahora hotel) Santa María Regla. La estancia del siglo XVIII perteneció a Pedro de Terreros, conde de Regla. La estancia cuenta con una capilla, una presa artificial, bóvedas, túneles, calabozos, molinos y puentes. La hacienda se dedicó a fundir oro y plata provenientes de las minas cercanas. Fue locación de películas como “La máscara del Zorro” y es impresionante. Me alegro muchísimo de haber conocido ese sitio. Tiene rincones que enamoran.

IMG_4837.JPG

De ahí fuimos a los Prismas Basálticos donde se puede pasar la tarde ya que además de los prismas hay restaurantes, una tirolesa, etc. Los prismas son columnas geométricas de basalto producidas por lava solidificada. Nunca había visto algo así.

Cruzamos el puente colgante y bajamos hasta las cascadas que caen sobre los prismas (me dijeron que antes las cascadas eran realmente espectaculares). Tuvimos tiempo para fotos y recorrer las tiendas con souvenirs.

IMG_5005.JPG

Pueden visitar los Prismas Basálticos por su cuenta. Para eso deben ir hasta Pachula y de ahí tomar algún colectivo a los Prismas.

IMG_5099

Partimos hacia Real del Monte, un pueblo de origen minero. Conocimos el cementerio inglés y sus historias. Bajamos al pueblo mágico que justo estaba de festejo así que la calle principal estaba llena de puestos. Real del Monte es famoso por sus pastes así que fuimos a Pastes El Portal. Nos dijeron que es «el sitio» donde comer pastes. Yo comí un paste hawaiano (el único que ya sabía sin picante) y me animé también a uno de pollo (con un poquito de picante). Igual creo que prefiero la masa de Kiko’s.

Nos dieron tiempo libre y yo aproveché para recorrer la feria y sus diversos puestos.

Me dejaron muy cerca del hotel. Como no quería gastar mucho y deseaba comer algo distinto, cené en Sukiya, Parque Alameda. Pedí un platillo NWB de carne de res que me decepcionó un poco porque quedé con hambre. Salí a caminar por la Alameda a buscar un postre. Fue muy buena elección porque, si bien no encontré el postre que buscaba, vi a un cantante cantando boleros desde un balcón.

Esa fue mi despedida de la ciudad. Era hora de empezar mi aventura por México.

IMG_5043.JPG

Real del Monte

Pendientes:

De la ciudad de México me queda conocer la Plaza de las Tres Culturas y la Plaza Juan José Baz o de la Aguilita porque dicen que ahí se posó el águila sobre el nopal (relato mexica que aparece en la bandera). Hay un tranvía turístico que es una alternativa al Turibus ya que de noche tiene recorridos de leyendas. Por su parte, el Turibus tiene 4 circuitos con hop on y off todo el día. De sus tours diarios, el único que podría seducirme es el de Queso y Vino en Querétaro. Igual es demasiado caro. De Capital Bus, su principal competidora, me interesan más tours: el del Volcán Iztaccíhuatl que sale martes y sábados, el de mariposas monarcas en Valle de Bravo que funciona sólo entre diciembre y febrero con cupo limitado y la posibilidad de conocer San Miguel de Allende y la Peña de Bernal (aunque se puede ir por cuenta propia a estos dos últimos).

Asimismo hay un walking tour gratuito que se basa en propinas y sale del hostel Mexiqui a las 10.00 (+525578785766). 

Probablemente lo mejor es pasar una noche en Taxco de Alarcón para poder visitar lo que me falta: el Cristo de la cima, los museos, las Grutas y las Pozas Azules.

IMG_4968.JPG

Prismas Basálticos

DATOS:

  • Aerobus Ezeiza. Av. Belgrano 225, 4ºC. Salen de enfrente. Consulten los horarios. 4334-6080/4342.
  • Si vuelvo a México es posible que le dé una oportunidad al Hostel catedral Mundo Joven. Me gustó la ubicación y el precio, aunque leo malas críticas respecto al ruido nocturno.
  • Otros hospedajes en la zona del zócalo: Hotel Amigo Zócalo, el México City Hostel con mejores reseñas, el Hotel Azores y el hostal Amigo Suites.
  • Si quieren hacer lo que yo no hice y visitar las Grutas de Cacahuamilpa desde La Taxqueña -Ciudad de México- lo mejor es tomar el autobús de la empresa Costa Line. Pueden comprar por internet el pasaje para que no les pase como a mí. Tienen salidas a las 7:05, a las 8:05 y a las 9:05, por ejemplo. De su terminal en Taxco o muy cerca parten las combis a las grutas. Lleven repelente. La terminal de Estrella de Oro está a unas ocho cuadras.
  • Precios del bus a Taxco: el precio es de $244 MXN, $488 el viaje redondo.
  • En la mina chontal de Taxco se puede bajar en rappel. Hay un circuito de descenso a la mina de 18mts, caída libre en el foro de 15mts y ascenso en escalada. También un recorrido espeleológico con una duración de 4hs y un descenso de 130mts en rappel. Se puede preguntar sobre esas posibilidades en taxcolamina@gmail.com Abre de 9:00 a 18hs.
  • Tranvía Turístico: Tel 5659-7198/ 5658-4027. Celular: 04455-59620074 reservaciones@tranviaturistico.com.mx
  • Otra empresa que realiza excursiones en México es Wayak y ofrece paseos en globo. +52-5556529331

IMG_5127.JPG

PATAGONIA ARGENTINA

Etiquetas

, , , , , ,

Comparto algunos videos promocionales de las provincias del sur de Argentina, para que piensen si les interesa visitar la Patagonia.

Río Negro:

Neuquén:

Chubut:

Santa Cruz:

Tierra del Fuego:

 

¿Qué esperan? Busquen mis entradas sobre estas provincias y preparen su viaje.

Pd. Únicamente no visiten Epuyén en la provincia de Chubut este año (hay un brote de hantavirus).

Villa La Angostura en un día

Etiquetas

, ,

Llegué a La Angostura a las 20:30hs. Claro que era de día porque en enero, en la Patagonia, anochece bien pasadas las nueve de la noche. Pasé por la oficina de turismo que está a unos metros de la terminal (en cruz está el único cajero de la Red Link del pueblo, frente a la estación de servicio) y fui a la agencia de turismo In Situ con la que había hablado para asegurarme el paseo al Bosque de Arrayanes al día siguiente. Muy buena atención y eso que nos manejamos más que nada por whatsapp: +5492944516222.

De ahí caminé a mi hospedaje. Me quedé en Los Abedules, una casa de familia que no queda muy lejos del centro. Es lo más económico que encontré en Villa La Angostura y ¡con baño privado! La casa es encantadora y Patricia siempre me ayudó con todo. Mi cuarto era hermoso, con almohadas de pluma y buena calefacción. Incluye desayuno con dulces artesanales y frutas. El uso de la cocina también me permitió ahorrar dinero. Si vuelvo a La Angostura, no dudo que buscaré quedarme ahí.

img_4031

Tenía hambre pero ya era tarde para ir al supermercado y prepararme algo para cenar. Pensé en comer afuera pero al final encontré una rotisería muy barata: ¡medio pollo al espiedo con papas fritas a $200! Me sirvió para dos comidas. También compré un sandwich de milanesa como vianda para el día siguiente. Tenía porciones de tarta a $45, platos de pasta, etc. Se llama La cocina de Jorgito y queda en Inacayal 35. Se puede encargar por teléfono y luego ir a buscarlo: 0294-4494437.

Cené, me duché y me acosté a dormir. Sólo tenía un día para conocer Villa La Angostura.

¿Dónde comer en La Angostura? Como al final compré mi comida en una rotisería no fui a cenar trucha en algún restaurant como era mi plan original. Los sitios más económicos que vi fueron El EsquiadorGran Nevada y Finnegan Irish Pub (este lugar es lindo aunque no tiene buenas reseñas). De Chingolo escuché -por casualidad- críticas horribles ya que a una señora le sirvieron cordero podrido. Sí, así como lo leen.

Si buscan otro tipo de comida, La crêpe tiene toda clase de panqueques y panchos a buen precio (de cordero, salmón ahumado, langostinos, cerdo a la barbacoa, pollo al curry, hongos, etc). Hay muchas heladerías, cervecerías y chocolaterías.

IMG_4009.JPG

Al otro día me levanté, desayuné y fui a la terminal a tomar el colectivo de las 10hs a Puerto Villa. Los colectivos urbanos pueden abonarse en efectivo y todos cuestan $40 (existe una tarjeta similar a la Sube pero no averigüé si los turistas pueden sacarla). Los colectivos parten de una garita de madera ubicada frente a la terminal – Galería Inalco.

Sólo tardó 15 minutos en llegar a Puerto Villa, la zona más antigua del pueblo y donde se halla el istmo o angostura que le da nombre. El mismo separa Bahía Mansa de Bahía Brava. Empecé recorriendo los muelles y la entrada al Parque Nacional Los Arrayanes mientras esperaba para embarcar. Es un sitio donde se puede pasar todo el día ya que además de los muelles hay un museo, una antigua capilla y un pequeño trekking a una laguna (Laguna Verde) que no llegué a conocer.

Si van con un voucher de una agencia de turismo, deben cambiarlo por el pasaje del catamarán en la ventanilla de venta que hay en el muelle correspondiente.

De Bahía Mansa zarpa el catamarán Futaleufú que bordea el oeste de la Península de Quetrihue (ida y vuelta $1100, sólo un tramo $800). A su vez, de Bahía Brava parte el catamarán en el que yo fui, el Patagonia Argentina (ida y vuelta $1000, sólo un tramo $700) que va por el este de la península. Tienen dos horarios, uno a las 11:30 y otro a las 14:30hs.

IMG_4021.JPG

¿Por qué se puede comprar sólo un tramo? No porque sea posible acampar sino porque uno puede ir o volver caminando al Bosque de Arrayanes (y si son valientes, ambas cosas).

La entrada al Parque Nacional Los Arrayanes cuesta $160 para argentinos (no está incluida en el catamarán). De la entrada al Bosque de Arrayanes hay 12,5 kms (en desnivel). Algunos dicen que a la ida es en subida y a la vuelta en bajada. No exactamente. A la ida la subida es más pronunciada pero a la vuelta también hay subidas. Se puede hacer en bicicleta.

En el km 6 hay una ruma antigua (pila de leña) cerca de la laguna Hua Huan. Luego, pasado el km 10, hay vestigios de antiguos corrales y un primer avistaje de la laguna Patagua. Si van caminando, tienen que entrar antes de las 14hs.

Bien, a las 11:15 empezó el embarque para el catamarán. El paseo fue hermoso. Llegamos a Puerto Quetrihue y recorrimos las pasarelas del Bosque de Arrayanes. En general se trata de arbustos que no superan los 5 metros de altura ni los 100 años de edad. Lo sorprendente del bosque es que hay arrayanes de 650 años y más de 20 metros de altura. Es como encontrar en una aldea remota gente de 500 años. En ningún otro lugar del mundo los arrayanes -«quetri»-tienen esas características. Además son muchos.

img_4142

Paramos un rato en la antigua casa de té donde tomé un chocolate caliente. Volvimos y yo hice una pequeña caminata al Mirador Bahía Mansa. Allí comí la mitad del sándwich de milanesa que había llevado. Si no pueden realizar el recorrido de 12,5kms, al menos pueden recorrer alguna senda del Parque. No me dio el tiempo, pero hay otro mirador, el Brazo Norte con vista a Brazo Machete.

Recorrí el paseo de artesanos y tomé el colectivo de las 15:45 para volver a la terminal. Los colectivos paran frente al kiosko, en la rotonda.

Horarios PUERTO VILLA (sábados y domingos sale cada media hora con colectivo Barrios).

Ida                       Regreso

8:30                     8:45

10:00                   10:20

11:30                    11:45

15:30                    15:45

17:30                    15:45

19:00                    19:15

IMG_4108.JPG

Llegué a la terminal justo para la partida del colectivo a Puerto Manzano (están sincronizados). Los colectivos parten cada hora desde las 7:00 a las 22:00 y vuelven de Puerto Manzano a las y cuarto.

Llegué al muelle viejo de Bahía Manzano. Había mucha gente en la playa, en canoas o kayaks. Después de sacar las fotos de rigor fui a caminar un poco. Conocí, tras atravesar una arboleda de pinos, un sitio de artesanías llamado Calfû-Len. Tienen tejidos a mano, telares, maderas, etc. Como a causa de mi vuelo no podía excederme en el peso de la valija, le compré un té de rosas de otoño (con rosas que la misma señora recolecta de su jardín) y unos hongos flor que se pueden utilizar en una salsa.

IMG_4254.JPG

Luego caminé hasta una playa más tranquila donde comí lo que me restaba del sándwich. Si quieren pueden recorrer todas las playas de la península de Puerto Manzano. Volví y tomé el colectivo de las 18:15hs que pasó puntualmente.

Ahora era el turno de recorrer la avenida principal de Villa la Angostura. Empecé por el paseo de artesanos donde compré llaveros, imanes y hongos boletus. Todo es muy pintoresco. En una dietética compré hongos morilla que son típicos del lugar. Crecen de manera salvaje y se comparan con las trufas europeas (por eso son caros). Veremos si merecen el gasto. Tomé un helado en Campiña del Sur que, además de ser una de las mejores chocolaterías del pueblo, tiene helados originales. Yo pedí un cono triple de vino tinto con frutos rojos, Gancia con limón y limón con naranja y jengibre. Este último no me convenció con la naranja glaseada. Algunos otros gustos: Barbie, “veneno” con B de bueno (varios tipos de dulce de leche y chocolate), Fernet con coca, tomate con frambuesa, argento (que era uno que había pedido pero no tenían: dulce de batata con queso), flan, higos al cognac, etc.

Luego volví al Bed&Breakfast para ducharme, cenar y acostarme. Al otro día me levanté temprano para tomar el transfer  AeroAngostura ($490) al aeropuerto de Bariloche a las 9:15 frente al Mercado. Llegué a las 10:45 al aeropuerto así que tuve una larga espera ya que mi vuelo salía  a las 14hs. ¿Por qué fui tan temprano? Bueno, la empresa Andes me cambió el horario y no me dejaba mucha alternativa. Originalmente mi vuelo partía a las 15:30hs. De haberse mantenido así, hubiera ido a Bariloche en el micro de las 9:45 y luego hubiera tomado el colectivo 72. El problema es que con el cambio de horario ya no llegaba a tomar el colectivo 72 y un taxi del centro de Bariloche al aeropuerto es carísimo. La mayoría cobra $700, aunque encontré uno que salía $400. Mucha plata para nada.

La cosa es que fui en el transfer y esperé tranquila en el aeropuerto. Por suerte el vuelo salió bastante puntual y a las 16:30 ya estaba en Buenos Aires.

IMG_4224.JPG

¿Lugares pendientes?

Conocer el Lago Correntoso, tomar una excursión al Cerro Bayo, realizar un paseo en velero, recorrer bien Puerto Villa, ir al Mercado, cenar trucha en algún lindo restaurant, hacer una cabalgata…

Horarios LAGO CORRENTOSO: Desde las 7:30 cada hora hasta las 21:30. Vuelve y cuarenta y cinco.

Micros a Bariloche ($165).

7:45 – 9:45 – 11:30 – 12:15 – 14:00 – 16:30 – 19:00 – 20:30. Vuelta a las 8:00 – 9:45 – 11:30 – 13:15 – 14:30 – 17:00 – 18:30 – 20:00. Bariloche está a menos de dos horas de La Angostura.

Micros a Villa Traful, empresa La Araucana ($215): Lunes a viernes a las 11:00. Regresa a las 19:05.

Colectivo 72: Horarios

IMG_4205.JPG

DATOS:

  • Paseos en velero al Bosque de Arrayanes, Isla Victoria y Bahías en Patagonia Sailing, desde Bahía Mansa.
  • Paseos en barco al Bosque de Arrayanes ($800) y por las Bahías ($400) en Angostura Lacustre. Reservar al 0294-154510555. Yo me quedé con las ganas del recorrido por las Bahías. Sólo aceptan efectivo. Bahía Mansa.
  • Paseos en barco desde el muelle de Puerto Manzano con picada incluida en TBARpaseos. Bosque de Arrayanes a las 13hs ($1000) y  bahías a las 16hs ($700).
  • Paseos en velero desde Puerto Manzano: bosque de Arrayanes a las 13hs ($1200) y bahías a las 17hs ($900) con picada, vino y champagne a bordo. Velero Impaciente.
  • Bahía I: bosque de Arrayanes con picada y bebidas ($1000), paseo por bahías con snacks ($600), atardecer en el lago con champagne y degustación de cervezas ($1000), bosque de Arrayanes + bahías con picada y bebidas ($1400), vuelta por bahía Manzano ($400).Reservas: +549-2944690200.
  • Buceo en el Bosque Sumergido de lago Traful y otros en Buceo Patagonia.
  • Calfû-Len: Hortencias 244, 0294-4475394. Del muelle de Puerto Manzano hacia arriba.
  • AeroAngostura también va del aeropuerto de Bariloche a San Martín de los Andes, pero tienen que averiguar porque tiene un solo horario.
  • Taxis: Andy 02944-598798, Nico 02944-960008, Dany 02944-661253
  • OJO!!!!Si hace calor, ojo con los tábanos y con la horrible avispa chaqueta amarilla. La avispa es especialmente atraída por los olores frutales o florales así que recomiendan no usar perfume si van a un área boscosa. Ese consejo también vale para San Martín de los Andes. Su picadura es muy dolorosa.

IMG_4210.JPG