Mar del Plata ♥

Etiquetas

, ,

Mar del Plata. Sí, no es un destino exótico pero me encanta. Además no queda lejos de la bulliciosa Buenos Aires: cuatro horas y media en auto, unas seis  en micro. Cada vez que puedo vuelvo a Mardel, la «perla del Atlántico». Es el balneario más importante y popular del país. Sin embargo, sus playas no pueden compararse con las de Brasil o el Caribe. Por un lado porque sus aguas son bastante frías. En verano se bancan porque afuera hace calor pero aún así me he pescado varios resfríos y otitis. Por otro lado,  el Mar Argentino tiene  corrientes constantes que agitan sus aguas e impiden que la arena del fondo se asiente. Eso provoca que sus aguas no sean cristalinas. Si tuviéramos periodos prolongados de viento calmo, la arena se depositaría en el fondo y habría mayor visibilidad. Todos dicen que el Mar Argentino es sucio. No tanto: “… el agua no es turbia de por sí, sino que es la arena suspendida que se remueve por el efecto del viento y las olas lo que le da el color que conocemos. Y esto se acentúa cerca de la orilla con el romper de las olas”, dice un oceanógrafo.

Y sin embargo, Mar del Plata se ha ganado un rincón de mi corazoncito. Tal vez porque tengo amigos allá que me abren las puertas de sus casas cada vez que voy. Tal vez porque tiene una mezcla exacta de locura de ciudad y paisaje de infinito. No sé. Es un misterio. Ni siquiera me molesta ir en pleno enero cuando se llena de gente.

plus_ultra_by_elainn-d4w9ygl.jpg

¿QUÉ HACER EN MAR DEL PLATA?

La primera respuesta es, obviamente, ir a la playa. Aunque más no sea para caminar por la orilla del mar al compás de las olas. La playa más famosa es la céntrica Bristol con su monumento al Lobo Marino y la foto obligada. Pero se trata de la playa más poblada y más sucia. Desde el Torreón del Monje y, atravesando la feria de artesanías que se arma los fines de semanas, se llega a la playa Varese, una mejor opción cerca del centro de la ciudad. Pero aún hay mejores si bien para ello deberías acercarte en auto o tomar el colectivo 221 que va bordeando la costa. En primer lugar se encuentra Punta Mogotes y sus balnearios. Luego, a partir del faro al que no se puede acceder, están las playas del faro, las más alejadas. Mi favorita es la última: Playa Serena, que acaba abruptamente en un acantilado. No suele haber mucha gente. Yo recorrí caminando todas las playas desde el faro.

death_in_mar_del_plata_by_elainn-d4w6mwq

Si ya se aburrieron de las playas pueden visitar museos y edificios históricos. Mi favorita es la Villa Ocampo, la casa de veraneo de Victoria Ocampo: “La villa fue adquirida en Inglaterra a la firma Boulton & Paul Ltda. Este edificio de madera (bungalow) era producido por dicha firma proveedora de la corona para sus colonias y empresas en América del Sur. Fue construida en 1912, para Francisca Ocampo de Ocampo, tía abuela y madrina de su futura oropietaria. Trasladada en barco y armada totalmente sobre una estructura de hierro, la casa principal tiene un estilo de diseño inglés.”

Otro sitio para ir un día de lluvia es el Instituto Unzué, un antiguo asilo de huérfanos. Hay visitas guiadas. El oratorio tiene una araña fenomenal. La casa del puente / casa del arroyocasa del puente / casa del arroyo es un destino obligado para amantes de la arquitectura. Y el Teatro Colón, además de ser un edificio neocolonial con interiores moriscos, cuenta siempre con obras a bajo precio.

Pueden ir a museos, como el de Arte Contemporáneo (MAR) y sacarse una foto con el  lobo marino gigante de alfajores dorados, el Castagnino también de arte (que vale por su edificio), el Museo de Ciencias Naturales para ir con chicos y el pequeño museo de arqueología en la zona de Punta Mogotes. La casa Bruzzone en el bellísimo barrio Grosellar (un barrio hobbit) muestra el atelier de Alberto Bruzzone, fundador del realismo rioplatense.

Si prefieren el turismo religioso, vayan a la Catedral neogótica (1905), la iglesia Stella Maris y la Gruta de Lourdes.

up_by_elainn-d31c9e8.jpg

Y hay más. El colectivo 571, por ejemplo, los lleva al Puerto. Allí pueden comer en alguno de sus restaurantes, comprar pescado fresco o simplemente caminar a la reserva de lobos marinos y tal vez dar una vuelta en catamarán.

¿Te gusta ver vidrieras? Para eso lo mejor es caminar por la Güemes o la Peatonal y luego contrastarlas. Pueden continuar en el Paseo Aldrey (el shopping ubicado en la antigua terminal de colectivos) o en el shopping Los Gallegos. Y por favor, si están de compras vayan a  Cerámica Kookai. No tengo ninguna vinculación con ellos pero me encanta lo que hacen.  Tazas y platos de cerámica, adornos, etc. Todo de una calidad exquisita. También hay muchos puestos de artesanos: cerca del Torreón (otro lugar imperdible), frente a la Catedral y en la Diagonal Pueyrredón.

¿No les importa alejarse un poco? Si van con chicos tienen los parques acuáticos Aquasol, Aquopolis y el Aquarium que no me interesa porque no me gusta la idea de delfines encerrados.

1378024_10201930544566698_1717550078_n.jpg

El Puerto

Un poco más allá está Sierra de los Padres (colectivo 717). Para mí es una visita obligada porque ¡me fascina! Tiene un centro comercial super pintoresco como el Paseo de la Cumbre con su vista panorámica y sus pasarelas en madera. Siempre me pierdo mirando adornitos artesanales. También se puede almorzar. Yo he ido dos veces a “El ciervo rojo” a comer parrillada. Aunque no fui, la parrilla Rhiannon tiene muy buen aspecto. También en la cumbre está la Gruta de los Pañuelos, donde la gente le lleva pañuelos a la Virgen. Y luego pueden treparse por entre las piedras.

En la parte inferior está el Paseo de la Sierra, el Paseo de la Aldea y el Paseo Paso de las Cabras. A mí me gustaba mucho una casa de té llamada Rustika que estaba justo en el acceso. Creo que ahora se llama Je t’aime. A la salida de Sierra de los Padres hay algunas parrillas y varios puestos de frutas y verduras… Existía un zoológico (al que nunca fui) pero cerró este año.

A pocos kilómetros se encuentra la Laguna de los Padres, ideal para hacer un picnic frente a la laguna o visitar las ruinas de la Reducción Jesuítica de 1746. Para tomar mate y relajarse.

our_lady_of_pilar2_by_elainn-d31z0t3.jpg

Un poco más lejos pueden ir al bosque energético, ubicado en Miramar (a unos 50 kms de Mardel), un bosque donde se respira otro ambiente. Árboles curvados y un extraño equilibrio. Es un lugar casi mágico, muy cerca del mar. Queda cerca de la ruta 11, entre Miramar y Mar del Sur. Si van a Miramar, no dejen de visitar el Bosque del Vivero. Aire puro, juegos para niños, una gruta de Lourdes, un museo etnográfico, lugares donde comer, etc.

Antes se encuentra Chapadmalal (a menos de 25km al sur). Allí, durante la presidencia de Juan Domingo Perón, se inaugura el turismo social. Entre 1947 y 1952 miles de jóvenes hijos de obreros pudieron ir de vacaciones al gigantesco complejo que aún es posible visitar.

Hacia el norte de Mar del Plata tienen playas tranquilas como Mar de Cobo (30 kms) con médanos con olor a eucalipto. Más allá aparecen Mar Azul y Mar de las Pampas enmarcadas con árboles. Luego, a 110kms llegamos a Villa Gesell. De Villa Gesell sólo conozco El Viejo Hobbit. ¿Nunca fueron? Están perdiendo uno de los placeres de la vida: cerveza artesanal (descubrí que me gusta la roja), buenas picadas, fondue, wafles y un ambiente de película. ¡Hasta tiene puertas y ventanas redondas!

Finalmente en San Clemente (212kms) hay termas marinas, un faro que les permite ver donde las aguas del Río de la Plata desembocan en el Mar Argentino y un parque al que fui tres veces cuando era chica, pero que ahora me molesta al saber cómo viven la orca y los delfines: Mundo Marino. Yo también fui a las  instalaciones de las termas cuando se llamaban “Bahía Aventura”, aunque entonces no se sabía aún que había agua termales.

playa alfar

¿DÓNDE HOSPEDARSE EN MAR DEL PLATA?

Aunque ahora ya no voy a hoteles, he conocido muchos a lo largo de los años. Aquí les paso la lista.

En 1996 me becaron para asistir como estudiante de la ENERC al Festival de Cine. Me hospedé en el Hotel Albamar. Según las fotos que veo ahora y las críticas, parece que ha mejorado mucho. Se encuentra a metros de la playa La Perla. En la esquina hay una heladería donde muchas veces improvisé una comida.

Nuevamente me becaron en 1997, pero esta vez fui al Hotel Punta del Este. Me gustó mucho más. La habitación era más amplia y el desayuno muchísimo mejor.

En 2003 fui otra vez al Festival de Cine pero trabajando para el INCAA. Me alojé en dos hoteles. En el más humilde Castellón que cuenta con un buen restaurant y en el Estocolmo. El Estocolmo es el hotel que más me gustó de Mar del Plata. Habitación enorme, baño con secador de pelo. Muy cómodo, desayuno muy rico.

Al año siguiente fui a un congreso de Letras. Esta vez sí me pagué el hotel. Lo eligió una amiga cerca de donde se realizaba el congreso. Fuimos por tanto al hotel Bologna. Es pasable en tanto y en cuanto se hospeden en el primer piso, lejos de la recepción.

Volví a un congreso en el 2007 y fui a un hotel que me recomendaron cerca de la vieja terminal. El hotel Roma es una buena opción si buscan un sitio económico, confortable y bien ubicado. Si tuviera que buscar un hotel barato en Mar del Plata, creo que elegiría este de nuevo.

El último hotel donde me hospedé fue el Edén Azul en 2008, para unas vacaciones improvisadas. No me convenció en lo absoluto. Primero me dieron una habitación cerca de la recepción donde no se podía dormir. Al otro día me pasaron a la 4, que era mejor pero aún así no volvería. No tienen desayuno. Tuve que ir a la otra cuadra al café “La Luna”.

Un alojamiento que conozco porque pasé una tarde con amigos pero donde no me alojé es La Casa del Balcón. El lugar es precioso. No sé si todavía funciona como hostel.

Tengan en cuenta que hay hoteles para todos los gustos y presupuestos.

fishing_by_elainn-d31m56p

¿DÓNDE COMER?

Así como es amplia la oferta hotelera, también lo es la gastronómica. Sólo nombraré algunos lugares donde recuerdo haber ido.

Una visita obligatoria es el puerto. Es mi oportunidad de comer pescados y mariscos frescos. Siempre voy a Santa Rita porque me parece fresco y rico. En Minipez comí empanadas de atún, también muy buenas. Igual prefiero Santa Rita.

Ya en el centro de Mar del Plata, remarco aquellos que se destacan de los demás. Uno fue “La cebolla” donde comí unas deliciosas salchichas con chucrut. Creo que no existe más. También de comida alemana es El Caballito Blanco aunque aún lo tengo pendiente.

Hardy, en la calle Güemes, es caro pero tiene el mejor ambiente y decoración. Sólo probé un tostado así que mucho no puedo opinar sobre la comida. Pero vale la pena ir al menos una vez. Asimismo cerca de la Güemes se encuentra Tisiano, un restaurant con aspecto de taberna del siglo XVIII (parece que justo lo clausuraron por un problema de impuestos).

Por supuesto, un clásico es el Torreón el Monje con toda su magia. Al menos tenés que ir a tomar un café mirando el mar. Ideal para días lluviosos. Es un ícono de la ciudad. Si les gusta estar al lado del mar, otra recomendación es el Club de Pescadores en el espigón.

Para aquellos que prefieren un pub, pueden ir al Dickens. Tragos y buena música de jazz.

Otros sitios donde comí o tomé algo: La esquina en calle Güemes (lamentablemente cerró el restaurant Atalaya que estaba en la misma cuadra y al que iba cada vez que viajaba a Mardel), el café Handy y la Piazzeta tampoco existen más (se nota la crisis económica del país), La Peatonal, Montecatini (muy bueno risotto con hongos), La Fontaine donde me llené de ñoquis y el café de La Fuente.

Para aquellos que optan por comida para llevar, hay tres rotiserías que he probado: Fátima (Alberti y Olavarría), Danela (Av. Colón y Alsina) y El Brasero (Rivadavia y Entre Ríos). En verano se llenan.

¿Qué me quedó pendiente? Bueno, todavía no conozco el Museo de Submarinos, los parques acuáticos o el Ecoparque

1377568_10201930546006734_2064096964_n.jpg

DATOS:

  • Si quieren recorrer la costa, a más de 400km al sur se encuentra Monte Hermoso con la posibilidad de turismo arqueológico con el Yacimiento el Pisadero, con huellas de pisadas humanas de hace 7000 años. La reserva natural Pehuén Co-Monte Hermoso está catalogada como una reserva geológica, paleontológica y arqueológica. El Balneario Pehuén Co está rodeado de bosques. Sierras de la Ventana también queda cerca de Monte Hermoso. Quiero conocer toda esta zona.
  • Todos los colectivos excepto el 221 que funciona con monedas, utilizan la SUBE.
Anuncios

Mis dos viajes a San Martín de los Andes

Etiquetas

, , , , ,

Otro sitio que visité más de una vez en la Patagonia es San Martín de los Andes, provincia de Neuquén. Las dos veces viajé desde Bariloche (2009/2011). San Martín cuenta con un aeropuerto y hay vuelos directos desde Buenos Aires, pero suelen costar el doble que los vuelos a Bariloche. Lo que hice en ambos casos fue conjugar Bariloche con San Martín de los Andes y hacer el recorrido en micro. Hay dos empresas que lo realizan: Via Bariloche y Ko-Ko. La ruta más común en verano va por los siete lagos así que es un paseo panorámico. Largo pero panorámico (son unas cuatro horas). No sé si fue por la empresa con la que viajé (Albus) pero me tocaron micros sin baño y que paraban para subir y bajar mochileros. La Patagonia está llena de mochileros para esas fechas. El único baño disponible fue entonces el de la pequeña terminal de Villa la Angostura. Sí, lamentablemente lo único que conozco de La Angostura es el baño de la terminal. Un consejo: no vayan sobre la hora a sacar el pasaje.

Una vez en San Martín de Los Andes me alojé en el barrio las Pendientes del Cerro Chapelco. Resulta que mi primo es dueño del Complejo Casa de Piedra así que tenía hospedaje gratuito. No voy a hablar de las cabañas porque es obvio que voy a ser parcial. Sólo diré que si van en auto y quieren un paisaje espectacular, es una buena opción. Para mí, despertarme y ver cóndores más allá de los ventanales ya era un sueño. Si van por su cuenta sin vehículo, creo que lo mejor es buscar un hostel u hotel en el pueblo. Hay un colectivo que va desde la terminal de San Martín a la base del cerro (a unas siete cuadras del complejo), pero no es muy fiable.

Por otro lado, si van en auto, tengan en cuenta que toda la zona de San Martín de los Andes es más de ripio que de otra cosa.

1927820_1090364260788_9129_n.jpg

Bueno, como decía. Hubo noches donde dormí en alguna de las cabañas (si no había huéspedes), pero en general lo hice en la casa de mi primo. Ahora esa casa se ha convertido en la cabaña Cóndor ya que mi primo no vive más ahí.

El cerro Chapelco es hermoso aunque un tanto solitario si hace mal tiempo. No está lejos de un bosque de lengas atravesado de arroyos. Hay dos rutas para subir. La oficial y una más agreste a la vera de la cual viven los mapuches. Se tarda una media hora desde el pueblo. Si van en invierno pueden disfrutar de un completo centro de ski, si van en verano como yo pueden aprovechar de Chapelco Aventura. Yo fui un día y lo pasé de diez. Uno puede usar las sillas, deslizarse por un trineo-tobogán gigante (lo mejor), practicar arquería,  canopy, etc. Cuando yo fui además había cabalgatas, arborismo y paintball. Puede ser una opción si van con chicos.

Si quieren recorrer la zona lo mejor es ir con una 4×4 o no tenerle miedo al ripio. No hay mucho transporte público así que si van por tu cuenta sin vehículo les quedan dos opciones: hacer dedo o contratar un tour. Yo tuve la suerte de poder conocer varios sitios con mi primo y su esposa.

Uno de los mejores paseos fue a Hua Hum (“agujero en el cielo”), en la frontera con Chile (hay un paso internacional). Tras más de 30km por la ruta 48 y bordeando el lago Nonthué, llegamos a la Hostería Hua Hum y un Paisaje de ensueño. El río Hua Hum, un bosque en apariencia virgen, tanto verde que hería a la vista… Hay un “castillo” y un camping. Nosotros cruzamos el río Hua Hum y fuimos hasta la casa del guardaparque que era amigo de mi primo y que nos invitó a dormir. Hay un colectivo de línea que va desde San Martín de los Andes a Hua Hum.

fisherman_by_elainn-d31c7f1.jpg

Mientras los demás charlaban, mi primo me llevó a conocer Puerto Pucará (entre el lago Lácar y el Nonthué), el muelle con su playa tranquila, arrayanes y el puente colgante sobre el río Pucará. Dicen que ahora se llena de gente. Hay otros campings por el área.

Volvimos y se puso a cocinar pollo al disco bajo las estrellas. Probé entonces un vino rosado con frambuesas. Una extravagancia.

termas agua bien calienteAl otro día salimos por la mañana hacia el lago Queñi por un camino rústico, vadeando ríos y divirtiéndonos como locos. Desde el camping del lago se puede acceder a unas termas recónditas y naturales. La ida me llevó una hora pero valió la pena. Las termas de Queñi son únicas, mágicas. Agua bien caliente. Es un lujo inesperado. Recuerden llevar traje de baño!!!!

Volvimos e improvisamos un almuerzo frente al lago: un tupper con arroz hervido mezclado con el contenido de una lata de mariscos. Riquísimo y fácil.

De regreso a San Martín paramos en el sendero a la Cascada Chachín. Es una cascada bastante caudalosa en plena selva valdiviana. Tiene una caída de 30mts. El ascenso lleva una media hora. Es muy fácil. Yo lo hice descalza porque estaba cansada de la caminata hasta las termas.

Fue un día inolvidable.

shades_of_green_by_elainn-d3a7wxq

Bahía de Yuco

Pueden hacerlo contratando dos tours: el de Hua Hum y Cascada Chachín, y el de Termas de Queñi que incluye Bahías de Yuco y Hua Hum.

Si van al pueblo de San Martín no dejen de robar el helado de la Abuela Goye (aunque ahora tiene sucursales en Buenos Aires). Yo probé un cucurucho de chocolate Goye y  crema torta selva negra con guindas. Una locura. Tendría que ver si en la sucursal que hay a dos cuadras de casa (y adonde nunca fui porque a uno le cuesta hacer de turista en su casa) tienen los mismos gustos. Creo que no. También visiten la feria artesanal. Me quedó pendiente ir a la Casa de té y chocolatería El Hobbit.

Mi primo me llevó otro día a Bahía Yuco donde se puede practicar kayak. Es una playa hermosa de aguas turquesas. Lástima que el lago Lácar es tan frío, porque parece una playa del Caribe. Igual muchos se meten a nadar.

¿Qué hice por mi cuenta? En primer lugar tomé el catamarán de la Naviera L&N a la Villa Quila Quina (Parque Nacional Lanín). El trayecto dura media hora y cuesta $380 según me fijé recién en la página. Tiene tres horarios en el día. Del trayecto por el lago Lácar lo que más recuerdo es el cerro Abanico.

Llegamos a Quila Quina y yo realicé el sendero hasta la Cascada de Arroyo Grande. Hay que pagar una entrada a la comunidad mapuche que cuida el lugar. La cascada es muy pequeña pero en el sitio se respira mucha paz. Uno no quiere irse del lado del arroyo. Tal vez no se trate de un paisaje espectacular, pero te llena el alma.

De vuelta en el muelle me senté en el resto bar Quila Quina donde tomé un delicioso licuado de frambuesa con jugo de naranja. En Quila Quina también hay campings y playas. No mienten cuando dicen “usted llegó al paraíso”.

A la noche fuimos al centro de San Martín a comer en Pizza Cala. Muy buena pizza.

quila_quina_waterfall_by_elainn-d3a37wu

Otra cosa que hice sola fue comprar un tour que me había recomendado mi primo: lago Huechulafquen y Volcán Lanín. Lo conseguí en Los Alerces turismo. Es una excursión OBLIGATORIA.

Tuvimos varias paradas:

  1. Primero fuimos a Junín de los Andes y al Santuario Virgen de las Nieves y Laura Vicuña. Es una hermosa iglesia con elementos de la cultura mapuche. Recorrimos la feria artesanal de Junín de los Andes y seguimos viaje.
  2. Bordeamos el río Chimehuin por la ruta 61 hasta llegar a uno de los sitios más bellos que vi en mi vida. Desde la ventanilla de la combi empezamos a ver el nacimiento del lago Huechulafquen. De repente paramos y la guía nos hizo bajar. Y entonces fue… no sé cómo explicarlo. Nos quedamos todos con la boca abierta. Era tanta la belleza que no había palabras. Descendimos hasta la orilla del lago, envueltos por esa especie de sueño maravilloso en 360º. Saqué fotos, claro está, pero ninguna de las fotos refleja la magnificencia del paisaje. En principio acusé a mi cámara y le pedí a otra persona con una réflex que me mandara sus fotos. Lo hizo y fue lo mismo. Así que no piensen que en vivo es igual a la foto que voy a colocar. No, nada que ver. Imaginen el lago a sus pies. Frente a ustedes el majestuoso volcán Lanín y abrazándolo, más montañas.
  3. Continuamos por la ruta hasta el ingreso sur del Parque Nacional Lanín. Nos adentramos en el bosque patagónico. Almorzamos entonces frente al cerro Los Angeles, junto al lago. Hay muchísimos campings, no recuerdo en cuál paramos aunque puede ser el Bahía Cañicul.
  4. En Puerto Canoa subimos a un catamarán (esto se paga aparte pero no se lo pierdan) para recorrer los lagos Huechulafquen y Epulafquen. Pasamos por la isla de los Chivos y el Escorial, un río de lava solidificada hace 500 años (producto del volcán Achén Ñiyeu). Sobre el Escorial hay un bosque enano de coihues…¡coihues bonsai!!! Nos contaron que había también un volcán sumergido pero no pude corroborar esa información. Sí hay  unas termas. Fue ahí donde saqué la foto que enmarca la parte superior del blog: pueden ver el volcán Lanín nevado a la izquierda y abajo el Escorial con sus coihues bonsai.
  5. Volvimos a la combi y fuimos a la orilla del lago Paimún. Merendamos unas riquísimas medialunas. Allí está la pintoresca capilla María Auxiliadora del Paimún. Extrañamente adentro hay vitrales inspirados en Tolkien. Parece sacada de un cuento de hadas.

¿Aún están dudando de viajar a San Martín de los Andes? Yo todavía no conocí el sendero al mirador Bandurrias ni el lago Lolog. Hay otras cascadas como la Ñivinco y el Parque Nacional Lanín es enorme. Si estuviera en buen estado físico me gustaría subir al volcán. Es mi favorito.

the_most_beautiful_place_by_elainn-d3adayl.jpg

Lago Huechulafquen

DATOS:

  • Horarios actualizados de buses de Bariloche a San Martín de los Andes: a las 9hs y a las 14:30hs.
  • El castillo de Hua Hum: “El lugar sedujo a empresarios o nobles alemanes y de otros países de Europa central, que se afincaron aquí tras comprar sus estancias. Rupert von Haniel y su esposa acaban de concluir la construcción de un castillo, similar al que tenían en Europa, en su estancia Lemu Cuyen (Bosque de luna). La imponente mansión, edificada sobre los planos de una fortaleza románica del siglo XV, con tejas negras, se ve desde la ruta, enmarcada por el lago y el río. Se alza sobre tres plantas y dicen aquí que está decorada con muebles del 1500. También es posible alojarse en la estancia.” Diario La Nación.
  • Ojo que en algunas partes está la siniestra “chaqueta amarilla”, una avispa bastante jodida.
  • La empresa Ko-Ko realiza los recorridos a Hua Hum y al cerro Chapelco. No tengo los horarios actualizados.
  • El Hobbit: G. Saurel 432 Vº La Cascada.
  • La Naviera también realiza excursiones lacustres a Hua Hum, Chachín e isla Santa Teresita. Alquilan kayaks y botes.
  • Termas de Lahuen Co en el Parque Nacional Lanín. Existe en el lugar un alojamiento con spa. Un sitio muy exclusivo (ni quiero imaginar el precio). Imaginen que no hay nada a la redonda excepto paisajes de película. http://www.lahuenco.com/
  • Hay tours a las termas de Lahuen Co si no quieren hospedarse ahí.

mountain_chapel_by_elainn-d3arng4.jpg

Postales de Bariloche

Etiquetas

, ,

Me he dado cuenta de que no tengo ninguna entrada que hable de Bariloche, aún cuando San Carlos de Bariloche es uno de los centros turísticos más importantes de Argentina. Es un buen lugar para viajar solo por primera vez ya que tiene muy buen sistema de transporte, una amplia oferta hotelera y todo lo que uno pueda buscar.

Yo viajé cuatro veces a Bariloche, aunque siempre en grupo por distintas cuestiones. La primera fue en 1993 en mi viaje de egresados del secundario. La segunda en 1999 con un grupo universitario. La tercera en 2009 para unas jornadas sobre Tolkien y la cuarta en 2011 con un grupo de Comunión y Liberación. Sólo un día estuve realmente por mi cuenta.

black_glacier_by_elainn-d3a37j6

HOTELES

Como dije antes, Bariloche tiene una amplia oferta hotelera que abarca todo un abanico: desde campings y hostels a hoteles cinco estrellas.

  • En 1993 estuve en el hotel Interlaken. La única vez que viajé en invierno a Bariloche (no me gusta el frío). Es un hermoso hotel frente al lago Nahuel Huapi y a metros de la Catedral. La ubicación es perfecta y si consiguen una habitación con vistas al lago, un sueño. Las habitaciones son amplias. Cuando yo estuve nos dieron una suite con una sala y un dormitorio. Lo malo es que todavía recibe alumnos de viaje de egresados. Cuando yo estuve, un chico cayó del quinto piso. Este año pasó lo mismo (también del quinto piso).
  • En 1999 estuve en el Hotel Altamira del Lago. Está alejado del centro por lo que es tranquilo. Es posible ir en colectivo. Hay que bajarse donde se encuentra el hotel El Casco (Av. Bustillo 11500). No sé si aún funciona.
  • En 2009 fui a una casa de familia y al camping S.A.C. en Colonia Suiza. Nuevamente pueden ir en colectivo. Asimismo había cabañas pero hay que reservarlas con bastante anticipación. Fue mi primera y última noche en un campamento. No es para mí.
  • En 2011 estuve primero en el hotel Ayelén. No me convenció. Me pareció caro para lo que ofrecía. Necesita una refacción general. Después, y ya por mi cuenta, estuve en el hotel Sol. Había llegado sin reserva después de unos días en San Martín de los Andes. En la oficina de turismo (frente al Centro Cívico) me dieron una lista con los hoteles que tenían lugar. Elegí este hotel por ubicación y precio. ¡Me encantó! Habitación amplia, muy cómoda. Desayuno excelente. Me hubiera querido quedar más de una noche. Volvería sin dudarlo. Ambos hoteles también reciben estudiantes de viaje de egresados. Es uno de los temas de Bariloche. Yo viajé en verano así que era tranquilo.

natural_arch_by_elainn-d3a57pr

COMER

Este punto es difícil porque en general fui con pensión completa y comí en los hoteles, lo cual no siempre fue bueno.

  • Casas de té. Algo que no te podés perder en Bariloche son las casas de té para probar ricas tortas en medio de un paisaje de cuentos de hadas. Mi favorita es Bellevue. Pueden pasarse por Colonia Suiza y probar alguna otra casa de té. Si quieren sentirse principescos, les recomiendo ir a merendar al hotel Llao Llao.
  • Otra cosa que no te podés perder es ir a la Confitería giratoria del Cerro Otto aunque sea a tomar un licuado. Desde el centro de la ciudad (Mitre y Villegas) te llevan gratis hasta el teleférico que sube al complejo. El ascenso y descenso por el teleférico cuesta $400. Allá es posible realizar un circuito que incluye un puente colgante y un funicular ($200).
  • Yo tomé el té en La Marmite porque me gustaba el sitio y ya tenía las comidas incluidas. Pero es posible almorzar o cenar. Son especialistas en fondue y en cordero. El restaurant es muy pintoresco y tienen platos no tan comunes como carpaccio de ciervo, ceviche de trucha, ciervo con salsa de vino, trucha a la manteca negra, etc. Es caro pero se puede ir una vez.
  • Finalmente cené trucha con papas en Linguini ya que era más económico. No sé ahora. Me gustó mucho.
  • Otro lugar donde comí es La Marca. Bueno, pero no extraordinario.
  • Ir a alguna cervecería artesanal. Por ejemplo, Antares.
  • Para algo más original podés ir al bar de hielo a tomar unos tragos. De 21hs a 2 am.

path_to_thunder_by_elainn-d3au9z2.jpg

EXCURSIONES Y PASEOS

  • Tours organizados: Un clásico es el Circuito Chico que va desde El Llao Llao al Cerro Campanario. Otro va a la Isla Victoria y el Bosque de Arrayanes (ese bosque que Walt Disney copió en “Bambi”). Puerto Blest y Cascada de los Cántaros, Cerro Tronador y Ventisquero Negro.
  • El tour a Cerro Tronador es uno de los que más recuerdo. Paramos primero en Pampa Linda, atravesamos el hermoso río Manso y llegamos al glaciar Ventisquero Negro, en la base del Cerro Tronador (volcán Anon). Luego terminamos el paseo en las Cascadas Garganta del Diablo.
  • Al Cerro Catedral (el más famoso centro de ski) se puede ir en colectivo. También se puede contratar un tour.
  • Puerto Blest, en la selva Valdiviana, es bellísimo. Hay que viajar en catamarán hasta Puerto Blest. Luego caminamos entre alerces y coihues. Pasamos por un puente colgante y subimos 710 escalones de madera. Llegamos por fin a la cascada Los Cántaros. Nos sacamos fotos en el coihue abuelo nacido en 1410. De ahí fuimos al lago Cántaros. Descansamos un rato y seguimos: Puerto Cántaros, playa junto al lago Frías de color esmeralda (a causa de la ceniza que arrastra del Tronador). Llegamos a estar a 3km de la frontera con Chile. Resumiendo. En Puerto Blest se pueden realizar principalmente dos caminatas: una a Puerto Alegre en el lago Frías (una hora y media) y otra a la Cascada Los Cántaros y el arrayanal (40 minutos).
  • También fui al Lago Mascardi donde se puede pasar el día frente al lago.
  • Un paseo no tan conocido pero que recomiendo es el del Cerro Leones. Se puede ir en el colectivo 71 hasta el lugar (tarda una hora) o pagar el traslado. Nos contaron que el cerro comenzó como un volcán submarino. Luego los pueblos originarios habitaron en las cavernas que se formaron. Vimos, por ejemplo, varias pinturas rupestres. Lo mejor fue entrar agachados en una caverna que culminaba en un manantial. Super aventurero. Finalmente ascendimos a la cumbre con una vista espectacular del lago Nahuel Huapi.
  • ¿Qué me quedó pendiente? El Circuito Grande y el cruce a Puerto Varas (en Chile). Hay otros paseos no tan conocidos como la caminata al glaciar Castaño Overo, navegación al Brazo Tristeza o a la isla Huemul.
  • Desde Bariloche también se puede ir fácilmente a las localidades de El Bolsón y Villa La Angostura. Dicen que Puerto Manzano en Villa La Angostura es precioso. También hay tours armados a la zona. Yo hice el recorrido de los siete lagos hasta San Martín de los Andes.

melancholy_by_elainn-d3cigkt.jpg

DATOS:

  • Bariloche cuenta con numerosos campings, así que tienen la oportunidad de un viaje gasolero si les gusta ir en carpa.
  • Pueden averiguar tarifas de las excursiones en Turisur. Son caras.
  • Si van en verano aprovechen para comer cerezas negras de los árboles. Son dulces y deliciosas.

from_above_by_elainn-d3arob8.jpg

Por qué viajar por libre (mi experiencia)

Etiquetas

, ,

Obviamente comprar un paquete en una agencia es mucho más fácil. Vas y en un rato ya solucionaste todo: vuelos, traslados, alojamiento, seguro de viaje, excursiones, etc. Luego te desentendés de todo. Pero…

  • Para mi primer viaje de vacaciones fuera del país, fui a averiguar en una agencia. El problema es que los precios publicados siempre son en base doble y ahí descubrí que ir sola me salía muchísimo más caro. Ir por mi cuenta me permite ahorrar en hotelería ya que puedo optar por un hostel u hostal. También puedo ahorrar en comida si voy a un sitio con cocina. Esto es imposible en un paquete que arregla con hoteles de tres a cinco estrellas. A mí no me importa alojarme en un hotel lujoso (aunque alguna vez estaría bien para tener la experiencia) ya que uno no viaja para quedarse encerrado en el hotel. Apenas lo uso para dormir. Asimismo, las excursiones contratadas desde afuera suelen salir más caras que las que uno compra in situ.
  • El segundo problema que descubrí  esa vez, fue que mis gustos no coincidían con lo que la agencia tenía armado. Yo quería conocer la parte arqueológica de México, pero el tour ponía mucho más énfasis en las playas de Cancún que en otra cosa. Visitaba algunas ruinas, pero de pasada. Para ir a la playa gastaba mucho menos y me iba a Brasil. Un viaje a medida sale una fortuna si uno lo hace con una agencia. Y yo no quiero que me digan adónde ir. Yo sé lo que quiero conocer y lo que no. Ir por tu cuenta te da la independencia suficiente para decidir tu destino.
  • Sí, es solitario y a veces arriesgado, pero podés conocer mejor el lugar. Los paquetes son como una burbuja. Ves lo que ellos quieren que veas. Si vas por tu cuenta tenés que animarte a pedir direcciones, hablar con la gente y compartir por unos días la vida de ese lugar. Cuando me tocó el paro general en Grecia me quería morir. Pero fue ese día cuando comprendí cuán parecidos somos. Hasta comencé a entender el idioma sin saber griego moderno. Es extraño, pero sabía lo que me decían aunque no lo entendiera. En México viajé en subte, trolebús, colectivo, combi y camioneta. Viajé con trabajadores y hasta me encontré con inmigrantes ilegales de El Salvador que buscaban entrar a Estados Unidos y me contaban de las coimas que tenían que pagar. Aprendí a hacer combinaciones de subtes en Santiago, ciudad de México, Madrid y Atenas. Comprendí, al menos por un rato, lo que significa vivir en Heraklio, Tinogasta, Ushuaia, Chiapas o Cusco.
  • Si vas con un tour armado y estás con gente que no te gusta, vas a tener que bancártela por días. Siempre en grupo a todos lados. Siempre esperando para la foto. Si vas por tu cuenta, vas a poder andar  sin un séquito. Y la soledad puede molestar pero también ayudarte a comprender el lugar. Podés hacerte nuevos amigos. Viajeros que también van solos y que están abiertos a una nueva amistad. Y no hablo de conocidos. Hablo de amigos. De esos que uno preferiría que no vivieran en Ecuador, o en el Chaco o en cualquier sitio a más de 100 kms de Buenos Aires.
  • Si viajás por tu cuenta, vos manejás tus tiempos. Podés sorprenderte haciendo algo que no tenías programado.
  • Vas a tener que aprender a superar frustraciones porque no siempre es posible seguir tu plan original. A veces un desvío puede desembocar en un mayor conocimiento de vos misma/o. Y esa es la aventura.

IMG_2650.JPG

Tango, pizza, teatro, bares y confiterías de Buenos Aires

Etiquetas

, , , ,

¿Querés venir a Buenos Aires y jugar de local?

Te paso algunos tips para moverte como nativo.

TANGO: La Catedral.

PIZZERÍAS: La Mezzetta (dicen que tienen la mejor fugazzeta de la ciudad), El cuartito, El rinconcito de Goyena, Guerrín, Las cuartetas.

TEATRO UNDER DIFERENTE: El extranjero, Teatro Ciego, La puerta roja, Ciudad cultural Konex, El camarín de las musas, Teatro el Convento.

LA HORA DEL TÉ: Algunos sitios para disfrutar (aunque no económicos).

Café Sivori (Museo de Artes Plásticas Eduardo Sivori). Recomiendan la torta tibia de manzanas con helado de vainilla.

En Irimi Centro Argentino de Té (ICAT) tienen el diploma de especialista en té. Historia, procesos de elaboración, ceremonial, etc.

¿Qué casa de té recomiendo? Conozco el Jardín Japonés y he pasado por la puerta de Las Violetas, pero no he tomado el té en ninguno de estos sitios. Como buena porteña, conozco dos casas de té en Gaiman, una en Los Molles y una en Bariloche, pero ninguna en Buenos Aires. Sólo he probado la merienda de la confitería London City y no me decepcionó.

BARES NOTABLESCafé Tortoni, La Puerto Rico, Bar Británico, American Bar (Diagonal norte 632), Bar Iberia (Av. de Mayo y Salta), Bar Sur (EEUU 299), Café de los Angelitos, El Federal, Bar Oviedo (Lisandro de la Torre 2407), Bar Bar O (Pasaje Tres Sargentos 415), El gato negroLa Academia, El bar de Cao, La giralda, Los 36 billares, Bar los Galgos, Confitería El Vesubio (Corrientes 1181). Heladería fundada en 1902, la primera en el país.

Podés tomar un submarino (una barra de chocolate en leche caliente), un cinzano (aperitivo) o un cynar julep (el mojito argentino).

RESTAURANTES:

Pedemonte (Av. de Mayo 682). Fundado en 1890. Fue cambiando de ubicación a lo largo de los años. Visitado por escritores de la talla de Lugones y Rubén Darío.

Confitería La Paz (Corrientes y Montevideo). Inaugurada en 1944. Lugar de encuentro de los antiguos estudiantes de la facultad de Filosofía y Letras en las décadas del ’60 y ’70.

Bar Viejo Almacén (Balcarce y Av. Independencia). Considerada una esquina tradicional del tango desde 1969. Lamentablemente cobran en dólares.

Tasca de Cuchilleros. Un sitio histórico con fantasma y todo.

Club Español (Bernardo de Irigoyen 172). Hermoso edificio de mediados del siglo XIX.

Bar El Estaño 1880 (barrio de La Boca). Bar almacén inaugurado gracias al pintor Quinquela Martín.

It_takes_two_for_a_tango-Cafe_Tortoni-Buenos_Aires-2006-flickr-com-photos-squeakymarmot-136654563

San Fernando del Valle de Catamarca

Etiquetas

, , ,

Como iba diciendo, salí de Belén en el colectivo de las 13hs. Paramos en Aimogasta donde bajé al baño y llegué finalmente a la capital de la provincia de Catamarca: San Fernando del Valle de Catamarca. Aunque el hotel no estaba muy lejos de la terminal, no pude ubicarme así que tomé un taxi que me salió $32. Me dejó en la puerta del hotel y se me cayó el alma a los pies.

Resulta que donde me resultó más difícil reservar un hotel fue en la capital. No hubo manera de hacerlo por email (no contestan), facebook o página de internet. Todo lo que está online era carísimo. Empecé a llamar según la lista que me pasó la Casa de la Provincia. Imaginen lo que me costó llamar a Catamarca por teléfono desde Buenos Aires. Y llamar a ojo, sin referencias. Encima los hoteles me contestaban que no hacían reservas tan alejadas de la fecha o que ya estaban completos. Me empecé a desesperar. Al final conseguí una reserva en el Residencial Comodoro (y eso después de llamar tres veces y volver a confirmarles desde Belén). La ubicación era perfecta y el precio, adecuado. ¡Pero cuando lo vi! Nada seductor. Adentro no era mejor. Está muy descuidado. La pieza me pareció una caja: techo bajo, pequeña, con la ducha casi encima de la pileta y el inodoro… El televisor, viejísimo y diminuto, funcionaba mal, wifi sólo en recepción… Al menos era limpio. Me tranquilicé un poco al ver que era un hotel familiar y al otro día -con el sol radiante- no parecía tan hostil. No ofrece desayuno (sólo agua caliente) pero uno puede guardar algo en la heladera. Igual es poco lo que ofrece por el precio. Aunque no sé si hay más baratos (en vacaciones de invierno la single salía $400 la noche).

Me acomodé uIMG_3179n poco y pasé por la oficina de turismo que está en la esquina de República y Rivadavia (hay otra en la plaza principal, frente a la iglesia). Caminé un poco y pasé a la agencia Yokavil que está en la peatonal. Compré dos excursiones. Al lado de la galería donde está la agencia se encuentra el supermercado Vea. Estaba muerta de hambre. Compré en la rotisería del super una porción de matambre de pollo y una bomba de papa. Comí en las mesas de planta baja que hay en el hotel.

Al otro día me pasaron a buscar a las 9hs para la excursión a la Cuesta del Portezuelo – Dique las Pirquitas ($380). Lamentablemente mis dos compañeras de viaje eran absolutamente insoportables. En serio. Brujas. Así que no sé si es que el guía no era muy bueno o no las aguantaba. Digo esto porque no hicimos exactamente lo que prometía al folleto ya que no fuimos a las ruinas del trapiche azucarero.

Estaba nublado. Pasamos por el sitio donde encontraron el cuerpo de María Soledad Morales (seguramente oyeron del caso María Soledad) y luego subimos hasta el segundo mirador de la Cuesta del Portezuelo. Es hermosa pero con sol lo hubiera disfrutado más. Arriba hay varios puestos con productos regionales. Yo les recomiendo comprar bombones de nuez rellenos con dulce de leche y cubiertos de chocolate, bombones “El Mirador”. También resultaron muy ricos los alfajores de turrón de “Cuesta del Totoral”. Me lo van a agradecer. Estuvimos allá un buen rato.

Luego fuimos a la casa Natal de Fray Mamerto Esquiú. Mamerto Esquiú (1826-1883) participó en la defensa de la Constitución Argentina de 1853. Asimismo se le ha iniciado una causa de beatificación. La casa natal se encuentra protegida dentro de otro edificio ya que se trata de una casa de adobe y techo de cañas y barro. El guía que nos hizo el recorrido era muy entusiasta. Pasamos por la iglesia de San José y seguimos viaje.

Fuimos entonces al murallón del dique Las Pirquitas. El dique, fundado en 1961, alberga un lago artificial de 7 kms. En el Club Náutico Los Talas se pueden alquilar kayaks, motos de agua y lanchas. Muy tranquilo.

IMG_3283.JPG

Las Pirquitas

Volvimos a la ciudad y yo aproveché para ir a almorzar a Caravati. Al mediodía todos los restaurantes alrededor de la plaza tienen menúes medianamente económicos. Yo quería comer carne o pollo, así que me fui fijando en los carteles. Acá el menú de $160 consistía en carne al horno con papas y flan y se podía pagar con tarjeta. Entré. Estuvo bien. Me habían recomendado ir a La fonda de Carlitos donde uno puede degustar a buen precio (aunque no es tan barato) comidas regionales. La verdad es que  estaba lleno y no daban abasto. Estuve 10 minutos y ni siquiera se acercaron a preguntarme qué quería. No quería esperar tanto para comer.

Descansé un rato en el hotel y más tarde salí a conocer mejor la ciudad. Pasé por el convento de San Francisco (no pude entrar porque abre más tarde) y recorrí el Museo Arqueológico Adán Quiroga. Tiene una gran sala con varias vitrinas. De ahí fui al Museo de la Virgen del Valle que me pareció más interesante. Tiene varias salas. Destaco los mantos bordados a mano y todo lo que aprendí de la imagen ya que no sabía nada.

IMG_3372

La imagen de Nuestra Señora del Valle fue encontrada entre 1618 y 1620 en una gruta de Choya, provincia de Catamarca. Cuenta la historia que fue un aborigen al servicio de don Manuel Salazar quien escuchó durante una tarde varias voces y pisadas, y de repente fue sorprendido por un grupo de muchachas con lámparas y flores que caminaban sigilosas hacia la montaña. Pese a la sorpresa, el observador prefirió regresar a su rancho, pero la curiosidad pudo más. 
A la mañana siguiente, de vuelta en aquel lugar, decidió seguir las huellas que quedaron de las muchachas. Después de caminar varios kilómetros, se encontró con un pequeño nicho de piedra rodeado por restos de fogones y numerosas flores. Continuó caminando hasta toparse con la imagen de la santísima Virgen María, con su rostro moreno y las manos juntas en forma de rezo.” Así comenzó la veneración de la imagen a la que se le atribuyen numerosos milagros.

Fui al Camarín de la Virgen en la iglesia Catedral donde pude ver muy cerca la imagen mientras la gente rezaba o lloraba de emoción. Según la hora puede vérsela de frente en el Camarín. Nunca durante las misas.

IMG_3410.JPG

Luego -y esto fue lo mejor- visité el campanario de la iglesia. Impactante. Primero vimos el coro de la catedral. Seguimos subiendo hasta la torre donde están las campanas. Imaginen la vista de la plaza. Único. Recorrí después la catedral.

Ya había anochecido cuando salí hacia el Mercado Artesanal. Igual cierra a las 21hs. Allá compré aceite de oliva y licor de nuez.

De vuelta hacia el hotel compré un sandwich gigante de miga que se convirtió en mi cena.

Último día de vacaciones. Me levanto y hago el check out del hotel. Dejo las cosas y salgo con un bolsito. A dos cuadras me pongo a esperar el colectivo 101A que tarda bastante. Por suerte los colectivos en San Fernando del Valle de Catamarca funcionan con la tarjeta Sube. La misma tarjeta que usamos en Buenos Aires.

IMG_3476.JPG

Catedral

Finalmente vino el colectivo y, tras un recorrido de 25 minutos, me dejó en la entrada del sitio arqueológico del Pueblo Perdido de la Quebrada. Es un pequeño sitio lleno de cardones gigantes perteneciente a la cultura de La Aguada, esto es, hace 1800 años. Estuvo habitado del 230 al 450 dC. Hay restos de recintos habitacionales, pasillos, etc. Lamentablemente no se podía visitar el museo porque, debido a los robos, había tenido que cerrar. Una guía me acompañó en el recorrido explicándome sobre las construcciones y la vida de los antiguos pobladores.

Después me quedé un rato sola en las ruinas, sacando fotos y disfrutando del paisaje de las montañas del Ambato. Aunque sea por esto vale la pena ir.

La zona de la quebrada daba para caminar un poco más pero no quería volver muy tarde porque tenía una excursión. Así que esperé el colectivo de vuelta. Compré algo para comer en el supermercado Vea. Mientras caminaba de vuelta al hotel, descubrí otros lugares posibles donde comprar comida y más barata. Les recomiendo ir por la calle Salta desde el 800 hasta la altura de la plaza: hay varios locales.

IMG_3509.JPG

Pueblo Perdido

A las 14:30 pasaron a buscarme para hacer Villa El Rodeo-Gruta Virgen del Valle- La Puerta. Costó lo mismo que el otro tour pero me gustó más, tal vez porque el guía era más copado.  Primero fuimos a la Gruta de la Virgen del Valle. Si quieren, pueden ir en colectivo.

IMG_3595

Pasamos por el dique El Jumeal y dimos una vuelta por el Balcón de la Ciudad -vista panorámica de la capital- y el Monumento a la Mujer Aborigen. Allá tuvimos que evitar a un contingente enorme que estaba sacando fotos.  Seguimos hacia La Quebrada, Loma Cortada y llegamos a la Villa El Rodeo.

En Rodeo empezamos con el Mirador al Cristo donde el guía nos contó la historia misteriosa del escultor que realizó la obra y desapareció. Hermoso lugar. De ahí fuimos a la Hostería El Rodeo a tomar algo. Continuamos viaje. Cruzamos el río Ambato y vimos los signos de la destrucción de 2014 cuando se desbordó y arrastró puentes, casas, etc. ¡Y parecía tan inofensivo! Apenas un hilo de agua…

 

Anochecía. Cuestecilla, Cuesta del Ambato, Villa La Puerta. Llegamos al dique Las Pirquitas donde tuvimos otra vista del sitio. Tan pacífico, tan mágico…

IMG_3646.JPG

Llegué al hotel y terminé de arreglarme. Me vinieron a buscar para ir al aeropuerto que queda bastante lejos. El vuelo se atrasó media hora porque había mucha niebla en aeroparque. Finalmente salimos. Llegué a Buenos Aires pasada la medianoche. La niebla se había hecho más espesa. Tomé el Arbus hasta el centro y de ahí un taxi a casa.

Me quedó pendiente el tour Balcozna con cuesta de Singuil pero no se armó grupo. Tampoco pude ir al Calvario ni caminar por el dique El Jumeal. Dicen que la Fábrica de alfombras es algo único, reconocida internacionalmente. También se puede ir a la Casa de la Puna por tejidos.

Otros atractivos de la zona central de Catamarca: Circuito Torres y Campanas, Túneles de la Merced (Paclín), Bosques de Arrayanes (Capayán). ¡Sí! ¡Hay arrayanes en Catamarca!

IMG_3365

DATOS:

  • Residencial Comodoro (baño privado, TV, cochera, aire acondicionado): República 855, 0383-4423490.
  • Otros hoteles en la ciudad de Catamarca de precio similar: Hostal San Martín,  Residencial Delgado (0383-4426109), Residencial Tucumán, más caro que el Comodoro pero creo que mejor (0383-4422209), Residencial Inca-Huasi (0383-4427298), Residencial Avenida (0383-4427170), Hostel El Cebil , no tiene habitaciones con baño privado (0383-4454708), Hotel Shincal I, enfrente de la terminal (0383-4421083), Puna Hostel.
  • City tour a la gorra “Caminando la historia”: sábados, domingos y feriados a las 11:30 y a las 15hs. Lugar de encuentro en la plaza principal, esquina Sarmiento y San Martín. Gratis, con propina.
  • Remis Ciro: 3834-323401 / Taxi Tolosa: 3834-559230
  • PRINCIPALES ATRACTIVOS de SAN FERNANDO: Circuito religioso (Catedral Basílica, Camarín, Plazoleta de Fray Mamerto Esquiú, iglesia de San Francico, Museo de la Virgen del Valle y Gruta de la Virgen del Valle), Mercado artesanal y Fábrica de alfombras, Museo Caravatti, Casa de la Cultura, plaza La Alameda, Pueblo perdido de la Quebrada.
  • Regionales Cuesta del Totoral, Bº Evita casa 6, La Merced, Paclín – Catamarca. 0383-4495085/ 0383-154588917.
  • Mercado Artesanal: se puede pagar con tarjeta. Los horarios son de lunes a viernes de 7 a 13 y de 15 a 21hs; sábados, domingos y feriados de 8 a 20hs.
  • El colectivo 204 GM va a la Villa El Portezuelo pero no sube la cuesta (se puede tomar en estación terminal / Salta entre San Martín y República / Salta entre Esquiú y Prado)
  • Los colectivos 201-203 Ramal 1 (25 de agosto) van a Villa Pirquitas y la Casa Natal de Fray Mamerto Esquiú. Lo pueden tomar en los mismos sitios que el 204 GM.
  • El colectivo 101A (coop. San Fdo) va al Camping Municipal, al Pueblo Perdido de la Quebrada y al Calvario (lo pueden tomar en Salta entre Chacabuco y San Martín / en la Universidad Nac. de Catamarca de Av. Belgrano / Av. Mariano Moreno – Camilo Metet).
  • El colectivo 202 GM va al Dique El Jumeal (Plaza el Maestro / Av. Virgen del Valle / Paseo General Navarro).
  • El colectivo 104 EL NENE va a la Gruta Virgen del Valle (Salta entre República y Esquiú / Universidad Nac. de Catamarca).
  • La fábrica de alfombras abre por la mañana.

IMG_3446.JPG

Belén, Catamarca: no sabés lo que te estás perdiendo

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Día del amigo. Me levanté bien temprano y fui caminando a la terminal de Tinogasta. El micro de Robledo salía a las 6am. Allá me encontré con los chicos del Chaco que había conocido en el hostal. Tardamos casi cuatro horas en llegar a Belén porque paramos un laaargooo rato en el cruce de las rutas 60 y 40 para subir pasajeros de otros dos buses. Así que paramos en medio de la nada. Con frío (sólo el chofer tenía calefacción) y sin baño porque estaba roto. Yo había bajado corriendo al baño de la terminal de El Salado y luego tuve que aguantar.

Los horarios de Tinogasta a Belén directos con Robledo son: martes, jueves, sábado y domingo a las 6am. Los viernes había un servicio a las 12 (supongo que porque eran las vacaciones de invierno). Otra opción es tomar el micro de Robledo de las 13:15 a Aimogasta. Bajar en Alpasinche (cruce de las rutas 60 y 40, hay un puesto de Gendarmería) y esperar un colectivo que vaya a Belén. Me dijeron que pasa uno de la empresa 25 de agosto y que sólo tendría que esperar unos 15 minutos en la ruta. Por las dudas no quise arriesgarme. Dos chicos mochileros que conocí después hicieron algo similar. Se bajaron el Alpasinche y ahí hicieron dedo hasta Belén. Sólo esperaron 10 minutos.

Desde la terminal de Tinogasta fui caminando al Hotel Angélica que había reservado por facebook. Los chicos que viajaron conmigo fueron a preguntar a la oficina de turismo y les consiguieron hospedaje en un hotel tan nuevo que aún no estaba terminado. Me dijeron que el servicio era muy bueno.

Respecto al hotel Angélica. Es un hotel bastante grande en la ruta 40, acaso un poco solitario de noche aunque tranquilo. Incluye desayuno (básico, no pidan más), dispenser de agua fría y caliente en el desayunador, habitación con radiador eléctrico, televisor con cable, placard, ducha caliente (recuerden avisar para que enciendan el calefón -por las dudas-), wifi, buen precio. ¿Qué no me gustó? Que la ventana de mi habitación diera a un patio interno por lo cual no daba abrir la ventana. Me pareció también un poco ruidoso. No es que estuviera al lado de la recepción, pero se escuchaba todo. Pidan una habitación más alejada.

IMG_2294.JPG

Biósfera Laguna Blanca

Apenas me instalé fui a comprar algo para almorzar. Comí una porción de tarta de pollo en Pollo Crak-Crak, una rotisería en Lavalle casi Belgrano. Luego dormí un rato de siesta. Fui a caminar por el centro. Averigüé por el tema de excursiones y visité un centro de tejidos. Belén no es en vano la CUNA DEL PONCHO. Conocí el taller de Graciela Carrasco, sin saber que era famosa ya que Macri le regaló uno de sus ponchos al Papa. Yo me pude probar uno similar (tiene la bandera argentina). No sale tan caro como uno podría pensar. $3000 por ese poncho me pareció un buen precio. Aunque no uso ponchos ni usaré. Graciela fue muy amable y explicó todo el proceso de hilado, teñido y tejido. Yo sólo le compré un imán y un llavero para poder decir que estuve ahí. No había plata en los cajeros (un problema repetido en Belén). Como los chicos no tenían efectivo fuimos a comprar algo al supermercado Calchaquí que estaba festejando el día del amigo. Al final terminamos cenando ahí, comiendo un poco de todo lo que nos daban para probar, desde paella a fiambres, pizzetas, etc. Un día del amigo distinto, un tanto bizarro. ¡A que nunca lo festejaste en un supermercado!

Al otro día fuimos en un tour a Piedra Pómez. Les cuento. Hay dos agencias oficiales en Belén. Una es Famayfil Viajes y Turismo ubicada frente a la plaza y la otra es Chaku Aventuras. Pero ninguna de las dos tenía excursiones de un día a Piedra Pómez ya que prefieren ir varios días pernoctando en Antofagasta de la Sierra. Al final me comuniqué con un guía  de Sekun, Secundino Vazquez. El problema fue que a último momento él no pudo venir y mandó a un vecino de chofer. Dicen que Secundino es muy buen guía, pero el hombre que mandó es pésimo (Secundino me prometió que nunca más lo iba a usar). El chofer – Oscar- me pasó a buscar puntualmente a las 8hs. Este hombre hablaba en monosílabos y no sabía manejar la camioneta nueva. El viaje a El Peñón fue muy incómodo. Si paramos de camino fue porque yo insistí ya que tenía miedo de apunarme. El paisaje de ingreso a la Puna es hermoso. Paramos en Puerto Viejo, un sitio donde las rocas parecen barcos abandonados. Después en la Hostería Barranca Larga para pasar al baño. Pasamos dunas y grupos de vicuñas. Siempre por la ruta 43. A medida que ingresábamos en la puna el paisaje se volvía más espectácular. Lástima que Oscar no sabía nada de nada. Llegamos al abra de Pasto Ventura y la reserva de biósfera de Laguna Blanca. Finalmente arribamos al pueblo de El Peñón. Allá nos encontramos con Tomás, un guía que por suerte sí conocía el lugar.

IMG_2586.JPG

Campo de Piedra Pómez

La localidad de El Peñón está a 3400 mts, a 35 kms del Campo de Piedra Pómez. Pueden conseguir hospedaje y contratar un guía-vaqueano. Tomás se ubicó en nuestra camioneta y el viaje se hizo mil veces más placentero. Fuimos primero al mirador de la Virgen de la Peña. Se supone que en la piedra puede observarse la imagen de la Virgen, pero por más que miré no pude encontrarla. El sitio es hermoso. Todo era hermoso, de otro planeta.

Fuimos hacia el Volcán Carachi Pampa (es zona de volcanes, hay unos 200 en el área). Sin palabras. Si el cielo no hubiera sido azul, hubiera creído que me había transportando a otra galaxia. Dunas. Nos adentramos en las huellas hacia el campo Piedra Pómez creado por la lava esponjosa del Volcán Blanco que luego se petrificó. ¡Lava blanca! El Campo de Piedra Pómez te deja con la boca abierta. Tiene 75.489 hectáreas y es un paisaje único en el mundo. Imaginen Talampaya pero en blanco.

Nos quedamos un buen rato caminando por las elevaciones del terreno, sacando fotos y disfrutando del silencio. Por suerte no había viento. Es un sitio de película.

Comimos algo y emprendimos el regreso. Yo ni hablé con el chofer. No valía la pena. En total la excursión duró 12 horas. Compré empanadas en Nicole, El rincón de la pizza (calle Lavalle frente a la rotisería) para cenar. Probé empanadas de mondongo.

IMG_2845.JPG

El Shincal

Al día siguiente me libré de pagar un tour. ¡Por fin! Fui a la terminal para tomar la combi de las 10 hs a El Shincal, una ciudad inca en Londres. La combi sale $15 y te deja a una cuadra de la entrada del sitio arqueológico, aprox. La combi funciona de lunes a sábado aunque no tiene los mismos horarios todos los días. Es un recorrido corto así que en media hora estaba entrando en las ruinas y esperando el comienzo de la visita guiada.

El shincal de Quimivil formó parte del imperio inca como capital administrativa y enclave estratégico entre 1470 y 1536. No es Machu Picchu, pero hay algunos restos muy interesantes como “las escaleras al cielo” (escalinatas a colinas convertidas artificialmente en plataformas para el culto solar y lunar) y el “kallanka” o depósito. ¿Por qué ahora se llama el Shincal (no sabemos el nombre original de la ciudad)? Porque cuando el sitio fue descubierto por los arqueólogos, estaba cubierto de shinquis, un pequeño árbol que, ocultándolo, preservó el sitio.

Sinceramente no sabía que había un lugar así en Argentina. Uno sólo puede adivinar la magnitud de lo que habrá sido dominando los cerros de la región. Si les interesa la arqueología, pueden sumar El Shincal al pucará de Tilcara y a las ruinas de los Quilmes. Es impresionante. Si van a la primera visita guiada de la mañana pueden subir a lo que suponen fue un templo solar. Todo es impresionante.

Después visité el museo. Chico pero bueno y claro.

Una vez visitado el museo y habiendo recorrido todo el sitio, decidí ir a conocer Londres, el pueblo a 5 o 6 kms de las ruinas (llamado así en honor al casamiento entre María Tudor y Felipe II en 1553… todos sabemos cómo terminó la cosa). Pero la combi volvía a eso de las 17hs y no hay otro colectivo hasta el centro de Londres de la Nueva Inglaterra. Me fijé si alguien me llevaba pero nada. Empecé a caminar. Y caminar. Otra gente que también caminaba se detuvo en el camino para almorzar pizza, pero yo quería algo más suculento. Seguí caminando. Justo una familia detuvo el auto para recoger un cardón. Les pedí si me llevaban y me acercaron a la plaza principal de Londres. Igual anduve bastante.

IMG_2951

Almorcé en el bar La Plaza un locro riquísimo, sobre la ruta 40 y frente a la plaza. Luego visité la oficina de turismo que tenía productos regionales y la iglesia San Juan Bautista. Di una vuelta y me quedé charlando en la plaza con otros turistas a la espera de la combi de regreso que para frente a la plaza y que casi perdemos.

Uno puede hospedarse en Londres, aunque es mucho más chico que Belén. Está la posibilidad de recorrer la ruta del telar (hay ocho artesanos textiles), la finca San Isidro con su producción de nuez y frutales –Londres es la cuna de la nuez-, el balneario del camping El Molino y la iglesia La Inmaculada Concepción. Yo no pude hacer todo al no tener auto.

De regreso en Belén fui a visitar el taller de Las Arañitas Hilanderas, una cooperativa textil, y después la iglesia de Belén.

Más tarde, por única vez en Belén cené en un restaurant importante (para pagar con tarjeta). Fui al restaurant del hotel Belén, Mikhuy y comí sorrentinos de cabrito.

Nuevo día en Belén. Decidí subir al cerro de la Virgen. Ahí no se les ocurrió poner un funicular. Hay que subir paso a paso al santuario y monumento “Nuestra Señora de Belén” para tener una vista panorámica de la ciudad. Me llevó su tiempo llegar pero al final lo hice y valió la pena. Hermoso lugar donde sacar fotos.

IMG_3050.JPG

Bajé y compré empanadas fritas en la rotisería de Pollo Crak-Crak, único lugar abierto a esa hora del domingo. Me duché porque había transpirado de lo lindo y a eso de las cuatro de la tarde me encontré con una familia que había conocido en la cima del cerro. Ellos me llevaron en auto al predio ferial donde se celebraba la Fiesta del Poncho. Tomé allá un licuado de frutillas y compré algunas cosas (papines, nueces confitadas, etc).

A la noche quería cenar jigote, plato típico de la zona pero los restaurantes abren tarde y en Mikhuy no tienen comidas regionales. Fui a hablar a la oficina de turismo para que me aconsejaran (muy copada la gente de la oficina de turismo de Belén) y me dijeron que me convenía ir a la Fiesta del Poncho. ¡Otra vez! Eran 20 cuadras de caminata. Iba a ir en taxi cuando escuché que a la pareja que estaba preguntando dónde comprar artesanías le aconsejaron lo mismo que a mí. Les pedí acompañarlos así que fui de nuevo al predio ferial. Compré el jigote y lo comí ahí nomás. Ellos volvieron enseguida porque ya no quedaban artesanías. El jigote es muy rico, es como una lasaña bien sabrosa.

IMG_3074

Mi último día en Belén. Fui al museo arqueológico Cóndor Huasi. Son dos salas en una galería. Deberían darle su propio edificio. Uno sin escaleras. Hay algunas piezas realmente bellas. Escudillas y vasos decorados de la Cultura Aguada, vasos modelados de la cultura Condor Huasi, hachas ceremoniales de piedra, máscaras, joyería de oro, alfileres de hueso, etc.

Como me quedaba algún tiempo para tomar el micro, caminé un rato sin rumbo fijo. No almorcé. A las 13 salí en el bus 25 de agosto hacia San Fernando del Valle de Catamarca. Me iba a la capital.

¿Qué me quedó pendiente? Conocer Hualfín, la mina de rodocrocita en Andalgalá (Minas Capillitas), cuesta de Capillitas, el pucará de Aconquija…

IMG_2603.JPG

DATOS:

  • Hotel María del Rey. Es un hotel nuevo aún sin cartel. Está ubicado en Av. Gdor Cubas entre Mitre y Roca. Al lado de una lavandería. Mis amigos se quedaron allí y les gustó. 03835-461174/ 03835-15528572
  • Taller de Graciela Carrasco: Emprendimiento Rua Chaky. Pasaje Rivadavia s/n. 03835-461068, 3835-521144/ 523860. Email: ruachaky@hotmail.com  Ruanas, chales, ponchos, demostración en telar.
  • Agencias de turismo. Chaku Aventuras: whatsapp Mauricio +5493835-527413 / Famayfil: 03835-15401490/ 15400999/ 460068 silvioaibar@gmail.com
  • Secundino Vazquez (nativo de Antofagasta) whatsapp: +5493835524536 / +5493835435075
  • El Peñón: Hospedaje. Hostería de altura (más costoso), Hostel Soriano, etc. No son muchos pero hay tres o cuatro hospedajes más y casas de familia. Entre los vaqueanos pueden llamar a Mario López, Tomás Soriano (03835-453001) y Sandro Vazquez entre otros. Se pueden realizar caminatas, cabalgatas y tours en 4×4. No es conveniente ir en invierno ya que por la noche el frío es extremo. La electricidad se conecta de noche con un generador.
  • Sitios de atracción turística cerca de El Peñón: Campo Piedra Pómez (5.000 formaciones rocosas, algunas de 50 mts de altura), Volcán Blanco, Laguna Purulla (lugar de anidación de parinas grandes), Carachi Pampa, Laguna Grande (en verano se encuentran más de 15.000 parinas chicas o flamencos), El Peinado (laguna y volcán), El Mirador, Fumarolas del Volcán Galán, Laguna Diamante, Vertientes de agua de riego, Cerro de la Cruz, Cerro del Pato, Mirador Virgen de la Peña, Peñas Chicas, Lagunita Verde, Ciénaga Grande y La Lomita, Lagunita del Arriero. Está prohibido acampar y circular por huellas no habilitadas.
  • Combi El Cóndor a El Shincal (lunes a sábado): 7:45, 10, 12, 19 y 21hs sale de Belén. Sale de El Shincal a las 8:15, 10:30, 17:30, 19:30 y 21:30. Belén-Londres (lunes a viernes): 6:40, 7:45, 9, 10, 11:20, 12:15, 13:20, 14hs (horario escolar). Regresa a las 7:10, 9:30, 11:45 y 13hs.
  • En Londres se pueden realizar caminatas. Pregunten a los teléfonos: 3834-987168, 3835-699236.
  • TRANSPORTES DESDE Y HACIA BELÉN

Empresa 25 de agosto:

  1. a la ciudad de Catamarca a las 13, a las 18 y a las 2am. Vuelven a las 12:30, 19 y 6am. Son unas cinco horas. Todos los micros a la capital pasan por Aimogasta (La Rioja).

Empresa El Antofagasteño:

  1. a la ciudad de Catamarca (lunes a viernes) a las 2am,  lunes y viernes a las 19 (martes, jueves y sábado no hay servicio a las 19hs). De Catamarca a Belén domingo a viernes a las 19:30 (menos los miércoles), lunes a las 13 y miércoles & viernes a las 6:15. Es bastante caótico.
  2. Belén a Laguna Blanca los domingos a las 18, lunes, miércoles y viernes a las 12.
  3. Belén a Antofagasta de la Sierra los miércoles y viernes a las 12. Tarda 8 horas y es una catramina. Imaginen viajar 8 horas en el 60.

Sierras de Córdoba:

  1. Belén a Aimogasta, Catamarca, Córdoba y Retiro los días domingos, martes y jueves a las 13:30.

Otras empresas:

  1. Belén a Andalgalá. Lunes a las 7hs (regresa 11:30), viernes a las 18 (combi). De Andalgalá a Belén los jueves a las 14 y los sábados a las 9 (combi).
  2. De Belén a Hualfín los lunes 13:30, viernes 12:20 y sábados 12:20.
  3. De Belén a Santa María: lunes 13:30 y 20, martes a las 20, jueves a las 6am, viernes a las 20, sábados 12:20 y domingos (y feriados) 17:15. No hay servicio los miércoles.

IMG_2365.JPG

Carachi Pampa

Tinogasta: la cordillera y la ruta del adobe

Etiquetas

, , , ,

¿Cómo fui finalmente de Chilecito a Tinogasta? Me levanté a las 5:30 y tomé un taxi a la terminal. Tenía que tomar el micro de las 7:30 a La Rioja. Viajé con la empresa 20 de Mayo ($180). Salimos puntuales y, aunque me congelé (ya saben, porque no ponen calefacción y no hay abrigo que baste), llegamos antes de lo que pensaba. Por suerte arribamos a las 10, no sé si hubiera podido hacer las combinaciones que esperaba si aparecía más tarde. Llegué a la terminal de La Rioja y tomé el micro de la empresa Facundo (la odio: es la peor empresa de transportes, uno no sabe si va a llegar vivo) que salía 10:30 hacia Aimogasta. Ahí terminé de congelarme. Llegué tiritando a Aimogasta a las 13hs. Corrí a la ventanilla de la empresa Gutierrez para asegurarme el último viaje. Casi me muero cuando la señora me dijo que ya no había lugar!!!! Al final llamó por teléfono y resultó que habían enviado un micro más grande así que pude comprar el pasaje para las 15:25 ($140). En total gasté $430 para hacer un trayecto que originalmente es de 140km. Faltaban unas dos horas pero con la valija y el frío que traía encima no me dio para salir de la terminal. Fui a la confitería y me senté al lado (casi encima) de la estufa eléctrica. Me sentía tan descompuesta del frío que no quise comer. Apenas le pedí un café con leche para tomar algo caliente. Si insisto con el tema del frío es porque justo fue en la fecha de la ola polar en Argentina. Y estar horas quieta no ayuda.

Salimos casi puntuales hacia Tinogasta, pero nos atrasamos porque la Gendarmería nos detuvo un buen rato. Gracias a una mujer que se quejó y a que Gutierrez no es tan trucha como las otras empresas, pusieron la calefacción y tuve un viaje agradable.

Llegué a Tinogasta pasadas las 17:30. ¡Un día perdido!

Resumiendo. Opciones de Chilecito a Tinogasta (o Fiambalá):

  • Directo a las 4am martes y domingos por Andesmar.
  • La versión que yo hice. Micro a La Rioja, luego a Aimogasta y finalmente a Tinogasta.

Hay otra opción, claro, pero no quería llegar muy de noche a Tinogasta.

  • Micro a La Rioja y bus de Robledo que va directo a Tinogasta los días lunes, miércoles y viernes a las 19:40.
  • Sin son varios les recomiendo que paguen un taxi entre todos o hagan dedo.

IMG_1711.JPG

Laguna Verde

Bueno, llegué a la terminal de Tinogasta y un matrimonio que había conocido esperando el micro en Aimogasta me acompañó hasta la esquina del hostal. Es muy cerca. Me hospedé en el Hostal Santé. Una buena elección porque está bien ubicado y tiene todas las comodidades necesarias, incluyendo una cocina completa. Wifi, televisor en la habitación, ducha caliente… Acaso lo único más flojo es que la calefacción no era suficiente para el cuarto, pero estaba bien. Además en la cocina tenían una estufa a leña que era impresionante.

Fui a la oficina de turismo en la plaza principal (que no me informó nada ni me dieron un mapa), organicé un tour para el día siguiente y pasé por un supermercado donde compré fideos, atún en lata y salsa para prepararme la cena. Estaba cansada y quería comer temprano para acostarme. Pero los restaurantes – que no son muchos – abren tarde. Así que me cociné en el hostal y ahorré plata.

Al día siguiente fui con dos chicos del Chaco que se hospedaban en mi hostal a la excursión de Los Seismiles con la empresa Tinogasta Aventura. El guía se llama Juan Roger y es alguien que hace las cosas en serio. Salimos 7:30 porque según el guía es mejor salir temprano ya que hay menos viento. Fuimos parando en el camino para no apunarnos. Para comer nos dio a cada uno una bolsita de nueces y pasas de uva. No hay que comer mucho y menos cosas saladas. Lo mejor son las frutas, cereales y granos.

Paramos primero con los primeros rayos del amanecer en las montañas, luz dorada y única. Luego en un puesto y en el cartel de Los Seismiles. En el refugio Nº4 donde entramos un rato y en otros puntos panorámicos de la ruta. Finalmente llegamos al Paso de San Francisco (que lleva a Chile). Allí se ven tres volcanes monumentales:  el Incahuasi o Casa del Inca (6.638 mts), El Muerto (6.486 mts) y el extinto San Francisco (6.016 mts). No lejos de ahí, aunque no visible, está el volcán más alto del mundo: el Nevado Ojos del Salado, de 6.891 mts (casi de la altura del cerro Aconcagua).

Nos sacamos fotos en el paso y nos metimos con la 4×4 hasta las orillas de la Laguna Verde. La laguna está a 4.100 mts así que hay que moverse con cuidado para no apunarse. Como es una salina, el agua no termina de congelarse. En verano dicen que hay flamencos. Hermoso!!!

IMG_1850.JPG

Complejo Cortaderas

Emprendimos el descenso. También paramos para sacar fotos si el lugar lo ameritaba. Vimos muchas vicuñas que se cruzaban por el camino. Paramos unos minutos en el hotel Cortaderas al lado de una laguna. Pudimos ver a lo lejos algunos flamencos que no habían migrado a zonas más cálidas. Seguimos por la ruta 60. Llegamos a la Quebrada Las Angosturas siempre bordeando el río Guanchin. Una quebrada de piedras rojas salidas de Talampaya o de alguna película. Tan bello que parecía sobrenatural.

La cereza del postre fueron un cerro de tantos colores que no pude contarlos (no sé si tiene nombre) y un cerro coronado de “castillos” que parecía la columna vertebral de un gigante. Pasamos por Fiambalá y volvimos al hostal.

Tenía hambre así que fui a la plaza pero no había ningún lugar abierto porque era la hora de la siesta. El único sitio abierto era la heladería Grido. Por suerte hacía calor de modo que almorcé-merendé helado. Luego me encontré en la plaza con los chicos con los que había compartido la excursión. Nos quedamos charlando. A la noche cenamos en Alma de Adobe un lomito al plato. Tardaron muchísimo en atendernos. Nada especial la comida.

IMG_1898.JPG

Al otro día, por la mañana, salí a pasear un poco por el centro de Tinogasta. Pasé por la iglesia, un centro de artesanías y productos regionales “Feria permanente de productores tinogasteños” que abre sólo de mañana (calle Presidente Perón entre Rivadavia y Villafañez) y el pequeño museo arqueológico Tulio Robaudi con momias incluidas.

En una carnicería frente a la plaza (calle Moreno) – “Carnicería Nicolás” – compré unos churrascos y una morcilla para prepararme en el hostal. Juro que jamás probé una morcilla semejante. Nada de grasa. Riquísima. Me hubiera comprado kilos si no fuera que no tenía manera de traerlos. No tiene comparación. La hice a la plancha junto con uno de los bifes. Quedó deliciosa.

Para la tarde había contratado con Jaled Cabur, el dueño del hostal, una excursión a la Ruta del Adobe y Fiambalá. Fuimos los mismos que a la excursión anterior junto a una escritora que se sumó al mediodía. Salimos pasadas las 14hs.

La Ruta del Adobe es uno de los principales atractivos de la zona y puede hacerse tranquilamente en auto (si uno tiene auto, claro).

IMG_2059

Empezamos visitando el Oratorio de los Orquera, una capilla privada del siglo XVIII ubicada en El Puesto.  Luego fuimos a la iglesia Nuestra Señora de Andacollo en el paraje de La Falda. Es una iglesia del siglo XIX de estilo neoclásico. Después entramos a la Capilla Nuestra Señora del Rosario (1712) en el mayorazgo de Anillaco: la iglesia más antigua de la provincia y la poseedora de uno de los retablos más impactantes que vi. Un retablo de barro impresionante.

Pasamos por las ruinas del poblado prehispánico de Watungasta pero no entramos porque no parece haber mucho para ver. O se necesitan más excavaciones o un trabajo de restauración, no sé.

No visitamos ni la iglesia de San Pedro (1770) en Fiambalá ni la Comandancia de Armas ya que Jaled prefirió llevarnos a la Duna Mágica. Todos estuvimos de acuerdo con su elección. Después de una parada técnica en Fiambalá (hay unos baños públicos en la plaza principal) seguimos hasta Saujil donde está ubicada esta duna de 78 mts de alto. Allí se practica sandboarding. Nosotros subimos con esfuerzo a la duna y nos quedamos un rato arriba disfrutando del paisaje. Luego bajamos sin tanta emoción porque para deslizarse es necesario llevar una tabla…. y nosotros no teníamos ninguna. Si tienen la oportunidad de ir, alquilen o lleven una tabla para usarla de trineo.

Finalmente llegamos a las Termas de Fiambalá. Yo no había llevado traje de baño (y ahí no alquilan) así que pagué la mitad de la entrada. En vez de meterme al agua caminé hasta uno de los miradores donde observé el atardecer entre las montañas. Había otro mirador más lejano pero ya se estaba haciendo de noche. Es una linda terma si les gustan las termas. El complejo tiene varias piletas de diferentes temperaturas. Más arriba en la montaña el agua es más caliente.

IMG_2072.JPG

Aunque no fui, está también el complejo termal de La Aguadita (no tan comercial). Es más barato y más cerca de Tinogasta. Asimismo, si les gustan las dunas, pueden visitar las dunas de Tatón con la inmensa duna Federico Kirbus de 1230 mts (la más alta del mundo), a la cual se accede desde Medanitos.

A la noche me preparé en el hostal el otro churrasco con una ensalada de tomate y cebolla que había comprado en la feria regional.

Al día siguiente tenía que madrugar para viajar a Belén. El único bus directo sale a las 6 de la mañana con la empresa Robledo.

¿Qué me quedó pendiente? Hacer la excursión al Balcón del Pissis, otro volcán de gran altura (el segundo del mundo, justo detrás de Ojos del Salado). Aunque Tinogasta me gustó, creo que la próxima vez que viaje me hospedaré en Fiambalá para conocer algo distinto. Por otro lado me hubiera gustado ir a las minas de Vill Achay, una mina de estaño – si bien es un recorrido que aún no ofrecen los guías.

IMG_2104.JPG

DATOS:

  • http://www.hostalsante.com / santehostal@live.com whatsapp_318-136418.jpg +5493837471798 Jaled Cabur. 03837- 420201
  • En Tinogasta me recomendaron también el hotel Nicolás: Presidente Perón 231 (03837-420028) gerencianicolashotel@hotmail.com.ar Escuché rumores que podía cerrar así que llamen antes de ir.
  • Tinogasta Aventura. Guía Juan Antonio Roger: Moreno 413 (03837-421056). tinogastaaventura@gmail.com whatsapp_318-136418.jpg +5493837524901
  • Si quieren realizar alguna caminata por los alrededores de Tinogasta con un arqueólogo, pueden llamar a Tulio: +5493837471346. Yo no pude hacerlo porque justo se le había roto el auto.
  • Otro guía local es Luis Alcides González. Buenos Aires 453, 0383-154226396
  • Pueden comprar productos regionales en Sumaj Pachay: San Martín 1223. Les aconsejo comprar aceitunas La Tinogasteña. Tienen de distinto tipo, como las triple cero que son enormes. En El Puesto pueden ir al Regionales El Oratorio. Al lado hay un camping.
  • Si quieren souvenirs distintos, vayan al Atelier de la Maga. En algunos sitios de Tinogasta también venden sus cosas. Yo compré un imán precioso.
  • El supermercado Delfín está en Rivadavia 250, frente a la plaza principal.
  • La entrada a las termas de Fiambalá sale $100. Tienen piletas entre 24º y 48º. Hay cabañas, hostería, camping, etc. Alquilar una bata sale otros $100.
  • En Tinogasta también hay varias bodegas que pueden visitar.
  • Todos los puntos de la Ruta del adobe en la municipalidad de Tinogasta: iglesia de San Buenaventura (1847, Cerro Negro), iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes (1786, Los Quinteros), iglesia de Santa Lucía (1850, Los Quinteros), Capellanía Copacabana (siglo XVIII, Copacabana), casa de José V. Figueroa (1850, La Puntilla), Casa Grande (1897, Tinogasta), Centro Cultural Municipal (1899, Tinogasta), oratorio de los Orquera (1740, El Puesto), iglesia de la Virgen de Andacollo (1750, La Falda), iglesia Nuestra Señora del Rosario (1712, Anillaco), ruinas de Watungasta (anterior a la llegada de los incas en 1470). 
  • ¿Comer en Tinogasta? Si los encuentran abiertos pueden ir al Resto Bar Los Palacios, Alma de Adobe -ambos alrededor de la plaza-, el comedor El Centenario (al lado de la feria) y/o las rotiserías Liliana (Copiacó 178), El buen gusto (Rivadavia 121) y La Criollita (Rivadavia 670).

IMG_1663.JPG

Paso de San Francisco

Chilecito imperdible

Etiquetas

, ,

Para estas vacaciones de invierno decidí completar las vacaciones de hace dos años, cuando fui a San Juan y La Rioja. La vez pasada me había quedado con las ganas de ir a Chilecito pero como la Cuesta de Miranda estaba cerrada me fue imposible combinarlo desde Villa Unión (hay un micro que une las dos localidades). Así que esta vez arreglé todo para empezar mi viaje donde terminó el otro. Sin más introducción, bienvenidos a la secuela de Tierra de Dinosaurios: La Rioja.

Compré los vuelos por Aerolíneas (no hay otra empresa que vaya): la ida por La Rioja, la vuelta por Catamarca. Aerolíneas no tiene buenos horarios para ir a esas provincias. Y ahora no sirve más comidas en los vuelos de cabotaje. Hasta hace poco al menos te regalaba un alfajor y una galletita rellena, pero ahora empezó a imitar a las Low Cost (no siendo Low Cost ni mucho menos!!!) y sólo te ofrece bebidas… y no muchas. No tenían té, por ejemplo. La cosa es que el vuelo salía de aeroparque a las ¡5:30 de la mañana! Eso significa que tenía que estar en el aeropuerto a las 4am. Hagan sus cuentas de lo que dormí. Encima tuve que tomar un taxi porque a esa hora no podía ir en colectivo. Lamentablemente no había otro horario por la mañana. Tampoco era un vuelo directo (sí, suena raro en un vuelo nacional). Primero paramos en Catamarca donde bajó y subió gente y luego seguimos viaje. Una especie de carro lechero. Tardamos el doble pero no, no nos dieron ni una cerealita. Parece que en primera clase les sirvieron un flor de desayuno. Pagar tiene sus privilegios.

IMG_0834.JPG

Cañón del Ocre

Por suerte llegamos bien a La Rioja y mi valija apareció entre las primeras. Yo tenía que viajar a Chilecito. No sabía si ir a la terminal de combis o a la de autobuses ya que en ambos lados había un servicio a las 10:30. No sabía qué era mejor. Terminé yendo a la de micros porque ya la conocía de la otra vez. Tuve que tomar un taxi porque no hay otra alternativa. Llegué antes de las diez. Compré el pasaje en la empresa Nuevo Cuyo ($ 180) y desayuné algo en uno de los kioskos. La verdad es que la terminal de La Rioja no es muy linda. No tiene ningún restaurant y dejan las puertas abiertas todo el día así que en invierno te congelás.

Por suerte el micro vino en horario. Tardamos tres horas a Chilecito. Una cosa. Me di cuenta de que los lugareños viajaban con frazadas. Al principio me pareció raro, después lo entendí. Tanto en La Rioja como en Catamarca los micros NO PRENDEN LA CALEFACCIÓN. De día, con el sol, se banca. Pero de noche o muy temprano te morís de frío. Encima el servicio es muy básico. Muchos ni tienen los baños habilitados. Si viajan en invierno por la región tengan en cuenta el dato. Vayan bien abrigados o lleven -tal como hacen muchos- una frazada. Me lo van a agradecer.

De la terminal de Chilecito al hotel tuve que tomar otro taxi porque la terminal está a más de 10 cuadras del centro. $58. Me hospedé en el Hotel Ruta 40. Fue bastante complicado reservar los hoteles ya que la mayoría no se maneja con internet. En la Casa de la Provincia de La Rioja y en la Casa de Catamarca me dieron listados con los teléfonos de los hoteles. Y tuve que empezar a llamar. Si llegan a Chilecito sin hotel, vayan inmediatamente a la oficina de turismo (a una cuadra de la plaza principal) y ellos les pasan precios y disponibilidad.

IMG_0925

A favor del hotel Ruta 40:

La ubicación a dos cuadras de la plaza principal, desayuno (básico pero incluido) , precio, uso de la heladera en una cocina del fondo, habitación cómoda con televisor y calefacción, wifi.

En contra:

La fachada, las escaleras de entrada a la recepción, el agua caliente (no pasó de tibia) de la ducha. Pago en efectivo.

Tenía hambre y sueño. Empecé por lo primero. Ya era la hora de la siesta y muchos lugares estaban cerrados. Fui a la plaza y almorcé ñoquis a la bolognesa en Robert A. Nada del otro mundo pero me hizo sentir mejor (un poco salado). Después fui a dormir un rato.

A las 17hs me levanté, fui a sacar plata del cajero (hay un banco Nación frente a la plaza), empecé a organizarme con alguna agencia de turismo para comprar un tour a la Mejicana y fui a la terminal a averiguar si había alguna manera directa de ir a Tinogasta.

Cuando volvía al hotel pasé por una pizzería excelente en la calle Libertad casi A. Dávila (Libertad al 100). Abre de noche y uno puede encargar una o media pizza e irla a buscar después (no tiene mesas). Es pizza a la parrilla. Yo comí una pizza napolitana  chica a $65. Muy rica. Para comer pizza todos los días….

Al otro día fui de excursión a la mina la Mejicana. La conseguí con la empresa Salir del Cráter. Me había comunicado primero por la página de internet y luego por whatsapp. Muy buena empresa. Seria. Fuimos en dos 4×4 y por suerte pudimos sortear al viento zonda que llenó todo de tierra. La Mejicana es una mina principalmente de oro (aunque también se explotaba plata y cobre). La mina y el cable carril de 35 km para el transporte aéreo de acarreo de minerales – una obra impresionante de megaingeniería – fueron contruídos por una empresa alemana e inaugurados en 1904. La primera empresa que estuvo a cargo fue la inglesa The Famantina Development Corporation, luego denominada The Famatine Company. La mina cesó su actividad en 1926. Cuenta de 9 estaciones. La primera está ubicada en Chilecito a 1.075 mts. La novena, y destino de esta excursión, es la que se llama La Mejicana o Upulungos y se encuentra a 4.603 mts.

IMG_0975.JPG

Desde la mina La Mejicana

Fuimos parando en el trayecto para no apunarnos. La primera para ver unos petroglifos y conocer la vida de los antiguos pobladores. Luego en “El Pesebre” y después en el Cañón del Ocre. Un cañón que hace de marco al río Amarillo. Allí comimos pan con chicharrón y matecocido. Muy rico pan con chicharrón.

Seguimos hacia arriba. Yendo sobre huellas y cruzando arroyos. Paramos para sacar unas fotos panorámicas y avanzamos hasta vislumbrar las casas abandonadas de los obreros de la mina. Estábamos llegando a la Estación 9.

¿Cómo describir el lugar? ¿Ese paisaje majestuoso que nos rodeaba? ¿Y al mismo tiempo el frío y la pesadez en la cabeza que empezaba? El frío me congelaba los dedos al sacar las fotos. Igual lo disfruté. Sólo éramos nosotros, la inmensidad y el viento.

Al volver compramos nueces y pasas de uva en Famatina -muy barato- a un productor local (ruta 11, en las cercanías del hostel La Loma).

Esa noche fui a cenar, por recomendación, a El Rancho de Ferrito. Es lejos del hotel y abre a las 21 pero me dijeron que se comía muy bien y tenían razón. Pedí peceto con papas al horno en salsa de vino blanco ($205 con la bebida y el cubierto). El lugar se llena, en serio. No vayan muy tarde si quieren conseguir lugar. Y tengan paciencia.

IMG_1175

Al otro día amaneció muy frío (la ola polar pegó fuerte en todo el país) y nublado. Había nevado en las cimas. Aproveché que no tenía ninguna obligación y me levanté más tarde. Me abrigué con todo lo que tenía y fui a la Estación 1 del Cable Carril que está pasando la terminal. De ahí fui a visitar el museo del sitio. Un museo pequeño pero una parada importante para entender más el proceso minero de Chilecito. Hice la visita guiada y conocí a un matrimonio que iba en auto a la Estación 2 El Durazno. Yo iba a ir en taxi pero pedí si me llevaban y como accedieron me ahorré $150. El Durazno se encuentra a 9 kms a 1.539 mts.

Estaba muerta de frío así que después de despedirme del matrimonio y sacar unas fotos panorámicas de Chilecito, fui al restaurante El Gran Pez por una leche chocolatada caliente. La verdad es que es un restaurante, no un café. Pero me prepararon el chocolate. Es un lugar muy acogedor, ¡y tenía calefacción! Desde ahí podía pedir un taxi de vuelta pero decidí probar suerte de nuevo. Realicé la visita guiada a la sala de máquinas y la caldera y sí, una familia me llevó hasta Chilecito.

IMG_1213.JPG

Fuimos directamente al Cristo del Portezuelo. La estatua de 5 mts de altura se encuentra arriba de unas escalinatas con símbolos aborígenes. El

funicular dejó de funcionar en 2013, creo. Es otro buen lugar donde sacar fotos.

Volví y almorcé en el hotel los restos de la pizza que había guardado en la heladera.

Más tarde salí a la plaza. Visité los puestos de artesanías y fui al Museo Molino San Francisco, un antiguo caserón de más de 300 años con salas que ilustran el pasado de Chilecito. También una guía me acompañó en el recorrido explicándome todo lo que le preguntaba. El edificio es impresionante, especialmente sus techos.

IMG_1246

Comenzó a salir el sol. Decidí caminar un poco por mi querida ruta 40 (avenida Pelagio B. Luna), sin rumbo estipulado. Estaba con un poco de bronca porque me quedaba sin conocer la Cuesta de Miranda pero un tour privado era carísimo.

Justo pasé por una remisería y se me ocurrió (por curiosidad, por ponerlo en este blog) entrar y preguntar cuánto me saldría ir a La Cuesta. Creo que la remisería de llama Nueva San Nicolás. Me dijeron que salía $600. Era mucho pero menos de lo que me habían dicho las agencias. Además me había ahorrado el taxi a la estación 2. Salí, caminé unos metros y volví. Tenía $550: ¿servía? Llamaron a un chofer. Él estuvo de acuerdo en el precio así que a las 16:30hs salimos hacia la Cuesta de Miranda!!!! Estuvimos unas tres horas.

IMG_1355.JPG

No cruzamos la cuesta pero paramos en todos los miradores y el conductor me sacó muy buenas fotos. Fue genial. Vimos nieve en la cuesta y un hermoso atardecer dorado. Para que conociera más, el chofer hizo que volviéramos por otro camino, así que pasamos por Sañogasta. Paramos en la iglesia de San Sebastián que es de 1640. Estaba cerrada pero pude sacarle unas fotos teniendo el atardecer de fondo.

Ese fue el broche de oro de Chilecito. Me dejó en el hotel. Para cenar compré empanadas fritas en Robert A (no quería caminar más ahora que hacía frío de vuelta, ya sin el sol). Al otro día tenía que madrugar.

Resulta que yo tenía que llegar a Tinogasta pero el único servicio directo de Chilecito a Tinogasta no sale todos los días así que ¡tenía que tomar tres micros para hacer un trayecto que en auto no pasa de tres horas! Ese servicio directo es de la empresa Andesmar y sale martes y sábados a las 4 de la mañana. Vuelve de Tinogasta a las 20hs los días jueves y domingos.

Tiene que haber otra alternativa a la que hice, pero no pude conseguir datos fehacientes. En la próxima entrada les cuento cómo hice.

IMG_1107

 

DATOS:

  • Hotel Ruta 40 (tiene cochera): Libertad 68, Tel. de línea 03825 422804, Whatsapp Pablo: +549 3825 55-5171. Tiene habitaciones privadas y dormitorios tipo hostel. Cocina equipada, cochera y asador.
  • Otro lugar donde pueden hospedarse es en el Hostel Chaquivil del Famatina. Tienen muy buena onda. También organizan excursiones. La próxima vez que viaje a Chilecito lo más seguro es que me quede con ellos. Esta vez me quedé con las ganas. Tienen habitaciones privadas y dormis.
  • La combi “La Riojana” deja a dos cuadras del hotel (me habría ahorrado el taxi). 03825- 424710 – El maestro 61 (Chilecito). Desde La Terminal de La Rioja a Chilecito salen a las 10:30, 13:30 y 21:30. Teléfono de la terminal 0380-4652619.
  • Se puede realizar un trekking en las estaciones 3 y 4 del Cable Carril. Para la estación 3 se sale desde el cruce del río Amarillo. De octubre a mayo hay tours para conocer las estaciones 7 y 8.
  • Hay una pequeña oficina de turismo en la terminal pero la oficina principal está en calle  Castro y Bazán pasando la YPF, al lado de Musimundo. Es un edificio amarillo.
  • Si les gusta el turismo aventura pueden ir a Famatina. Allí, en el alojamiento La Loma (hostel y cabañas) organizan bautismos de parapente o en para trike. marcelofamatina@yahoo.com.ar 03825-15407411
  • Hay combis a Famatina que salen de la esquina de 19 de Febrero y Gdor Motta, o unos metros más adelante frente a un supermercado. La verdad, ni en la oficina de turismo de Chilecito supieron decirme bien. ¡Y menos los horarios! Son unos inútiles.
  • Excursiones en Famatina y alrededores: Finca Huayrapuca. 0380-4463874
  • Remises Cooperativa La Perla: 0800-777-5025
  • Radio Taxi Marcelo: 03825-15412620
  • La Casa de la Provincia de La Rioja en Buenos Aires está en Callao 745.
  • Compren alfajores rellenos de crema de vino torrontés “La Rinconada“. Son deliciosos.

IMG_1054.JPG

La Mejicana

Santiago y alrededores

Etiquetas

, , , ,

Para el viernes conseguí por la empresa Alfatur y a $35.000 chilenos un tour al Cajón del Maipo y Embalse del Yeso. El problema para conseguir tours en Santiago es que las agencias no están en el centro, por eso tuve que contratar por teléfono. En el caso de Alfatur, por whatsapp: +569 74909926.

La verdad es que el tour no me convenció, pero el problema no es tanto de la agencia Alfatur. Como ya me ha pasado en otros viajes, como no armaron grupo me pasaron a otra empresa: Tour em Chile. Bien, supongo que el mismo nombre de la agencia ya les indica cuál fue uno de los problemas del viaje. ¿No? La empresa es brasilera, la guía era brasilera y hablaba en portugués. Sí, en Galápagos (Ecuador) tuve un guía que me hablaba en inglés; en Chile tuve una guía que me hablaba en portugués. Tenía que recordarle que me tradujera y lo hacía como si me estuviera haciendo un favor. Era incómodo y cansador. Además todos los demás pasajeros eran brasileros. Me sentía como sapo en otro pozo.

Otro problema fue que a último momento decidieron que mi hostal estaba muy lejos para irme a buscar por lo que tuve que salir a las 7 de la mañana rumbo al hotel Diego de Almagro ya que a las 7:30 me pasaban a buscar por allá. Por suerte no me hicieron esperarlos.

El tercer problema fue que, como estaba todo nevado, nos llevaron a un sitio DE BANDERA BRASILERA donde nos alquilaron botas a ¡$8.000 chilenos! Carísimo. Tendrían que haber avisado. ¿Y si no llevaba tanta plata?

El cuarto problema fue que la guía no tenía conocimientos del lugar. Sólo estaba ahí porque sabía portugués. Ni siquiera conocía la altura del volcán Maipo en un tour al Cajón de Maipo!!! (A propósito, tiene 5.323 mts, acabo de buscarlo). Se suponía que íbamos a recorrer un poco el pueblo de San José de Maipo, pero al final no lo hicimos. ¡Ufa! Por eso no me gusta contratar tours.

Olvidemos ahora eso. Después de salir de Santiago tuvimos una larga parada en San José de Maipo aunque no salimos de un kiosko donde algunos desayunaron o fuimos al baño. Para mí, el tema se extendió demasiado y al final no pude conocer el pueblo. No me preocupé tanto porque a San José de Maipo puede irse en colectivo (dicen que tienen muy buenas empanadas). Para ir leí que hay tres posibilidades:

  • Ir hasta estación “Bellavista la Florida” de la línea 5 de subte. Se sale a una zona comercial donde se encuentra la terminal intermodal. Allí puede tomarse el Metrobus 72 (MB72). Se paga con monedas y te deja en la Plaza de Armas de Maipo.
  • También podés ir a tomar el 72 en la estación “Las Mercedes” o “Plaza Puente Alto”(línea 4 del metro) pero ya no viajarías sentado. Desde Las Mercedes tardás menos, pero desde Bellavista vas sentado.
  • Otra posibilidad son los taxis-colectivos, autos de color negro que son más rápidos que los colectivos y no tan caros como los taxis. Son los número 4010, 4014 y 4029 Puente Alto – Cajón del Maipo. Se pueden tomar en “Las Mercedes” (4029) o en “Plaza Puente Alto” (4010-4014).

IMG_0357.JPG

De allí nos llevaron a alquilar las botas y atravesamos el túnel ferroviario El Tinoco. El tren ya no funciona. Luego, ya en el Cajón del Maipo, todos los minibuses paramos para que les pusieran cadenas a las ruedas ya que había bastante nieve. Llegamos finalmente al Embalse del Yeso. Es bellísimo. Nos dieron una hora para caminar libremente. El embalse nutre de agua potable la zona de Santiago. Es inmenso.

Después de la caminata prepararon una picada. Comimos salame, queso, papas fritas, galletitas crackers y maní. Un poco pobre. Especialmente si la comparamos con la de los demás (todas la empresas se juntan ahí). El sol era cálido y brillaba sobre la nieve. Empezamos a tener calor. Los brasileros se pusieron a jugar en la nieve, armando muñecos y tirándose bolas. A mí no me gusta mucho la nieve. Sale bien en las fotos pero ¿tocarla? No, gracias.

Volvimos a Santiago. Me dejaron cerca de donde me habían ido a buscar. Pasé al supermercado Líder donde compré algo para cenar. Luego tomé el subte hasta el hostal.

Al día siguiente fui a Valparaíso por mi cuenta. Si hubiera ido con más días me hubiera quedado a dormir allá. No alcancé a conocer Viña del Mar aunque queda pegada de Valparaíso.

El proceso fue similar a cuando fui a Isla Negra. Tomé el subte hasta la estación “Universidad de Santiago” y ya en la terminal Alameda busqué los stands de la empresa Turbus. Tomé el micro de las 10hs. Por ser sábado me salió más caro el pasaje: $5000.

IMG_0511.JPG

Llegamos a Valparaíso en una hora y media aprox. Pedí un mapa en la oficina de turismo de la terminal y, siguiendo sus recomendaciones, tomé en la avenida Argentina el trolebús a la zona del puerto. La salida de los trolebús está a dos cuadras de la terminal y se paga con monedas. Salía $270. Disfruté el paseo. Valparaíso es una preciosa ciudad, muy pintoresca. La próxima vez que viaje a Chile espero quedarme ahí al menos una noche.

Me bajé en la Plaza Wheelwright para subir al Ascensor Artillería. La ciudad se caracteriza por sus ascensores o funiculares. El Artillería fue inaugurado en 1893 y llega a uno de los miradores de la bahía. Cuesta $300. Arriba hay un paseo artesanal y además es el mejor cerro donde obtener una foto panorámica. Yo bajé por la escalinata.

Yo había decidido ir a almorzar a la zona del puerto que quedaba al lado. Mientras me orientaba con el mapa, un lugareño me dijo que tuviera cuidado y no anduviera sola por ahí ya que era peligroso. Que mejor me tomara un colectivo a una de las playas cercanas y comer ahí (me imagino que hablaría de Playa San Mateo o Caleta Membrillo). Yo no quería irme tan lejos. Además era mediodía, pleno sol, así que caminé una cuadra por Cochrane y entré a una marisquería. No me pasó nada, pero vayan con cuidado. En esa zona aconsejan moverse en grupo.

Como dije, entré a almorzar en la Marisquería Anita. No era gran cosa pero parecía auténtico. Ahora me enteré que tuvieron que cerrar hace un mes. En su página de Facebook informan que el ex personal del restaurant ahora trabaja en Donde Carlitos.

Comencé con una empanada frita de mariscos. Luego pedí mal. Quería pescado o mariscos pero no una paila marina que es esencialmente una sopa (y no soy muy adicta a las sopas). Pedí un mariscal cocido que resultó una sopa de mariscos con papa. No muy buena si la comparo con lo que debería ser según recetarios de internet: mariscal. Eso me pasa por pedir el menú del día. Igual el lugar me gustó. Muy familiar. Entraron cantantes así que se hizo entretenido.

De ahí fui al Monumento a los Héroes de Iquique y la Plaza Sotomayor. Me costó encontrar el ascensor El Peral porque claro, es la puerta de un edificio y yo esperaba algo distinto. Este ascensor es de 1902. Arriba también hay un paseo muy lindo: el Paseo Yugoslavo. El Museo Palacio Baburizza es impresionante. No entré a ningún museo pero que alucinó la arquitectura. Hay muchas casas hermosas. El sitio es como un laberinto. Aún con el mapa uno se perdía.

IMG_0494

En la calle Templeman me encontré de repente con un rincón delicioso. Flores, un mural, mesitas de café. Tenía sed y estaba cansada así que decidí entrar. Se llama Casa Kultour y también posee hospedaje. Yo pedí una porción de tarta de frutillas con un licuado. Y compré alfajores gourmet para probar (un alfajor de Baileys y otro de ¿café?). Riquísimos.

Luego caminé por el Paseo Dimalow con una hermosa vista de la Iglesia Luterana y bajé por el ascensor Reina Victoria inaugurado en 1903. Hermosa experiencia. Encontré el trolebús de vuelta en la Plaza Anibal Pinto. Yo buscaba la parada pero no hizo falta. Te para si le hacés una seña. Originalmente quería caminar hasta la catedral y conocer más pero ya estaba cansada. Volví a la terminal y tomé el primer micro a Santiago.

¿Qué me quedó pendiente en Valparaíso? Muchísimo. Ir al muelle Prat y dar un paseo en lancha, conocer La Sebastiana, subir a otros ascensores como el Concepción, etc.

Hay tours gratuitos por propinas a las 10 y a las 15 con Tours4tips & FreeTour y a las 11 y 15:30 con Crew Tour. El punto de encuentro es la Plaza Sotomayor y/o la Plaza Aníbal Pinto según la agencia.

Valparaíso es un maravilloso museo a cielo abierto. No dejen de ir si visitan el país vecino.

Como había mucho tráfico en Santiago y el bus entró primero en la terminal Pajaritos decidí bajarme antes. Igual se puede tomar el metro desde allí ya que hay una estación.

IMG_0694.JPG

En mi último día en Chile decidí quedarme en Santiago y conocer un poco más la ciudad. Fui entonces temprano al Parque Metropolitano ya que más tarde -era domingo- se llena de gente. Tomé el metro hasta la estación “Pedro de Valdivia” (línea 1) y de ahí caminé varias cuadras hasta la entrada del teleférico. La zona es preciosa para caminar. Hay que caminar todo derecho por Pedro de Valdivia y atravesar la costanera hasta llegar al pie del cerro San Cristóbal. A mí me interesaba subir en el teleférico. A las diez cuando llegué no había nadie. Luego había más de una hora de cola.

El teleférico sube en dos tramos y uno puede seguir o recorrer la parte intermedia sin pagar más. No está mal. Ofrece una hermosa vista de la ciudad y es algo diferente. Funciona siempre a partir de las 10hs.

También pueden subir por el tradicional funicular (a mí me quedó pendiente) aunque para eso deberían bajarse en la estación “Baquedano” del metro y caminar unos 20 minutos por la calle Pío Nono hasta la entrada principal. El funicular sale más barato que el teleférico y tiene tres paradas.

Obviamente si no quieren gastar pueden subir caminando y ejercitar las piernas. Hay un ascenso peatonal en la avenida Perú que queda cerca de la estación “Cerro Blanco” (línea 2).

Traten de ir temprano no sólo para no encontrarse con tanta gente, sino para evitar un poco el smog. Sí, Santiago es una ciudad cubierta de smog (especialmente en invierno) aunque no se compara con ciudad de México. Es mejor ir luego de que haya llovido o cuando el viento limpia un poco la atmósfera.

No recorrí todo el Parque. Primero visité la Virgen del Cerro San Cristóbal, una estatua de 22,5 mts de la Virgen María. Luego bajé hasta el Jardín Botánico Mapulemu (el Jardín Japonés estaba cerrado). Caminé un poco y finalmente regresé por donde había subido.

De ahí caminé hasta el majestuoso edificio del Costanera Center, uno de los malls más famosos y gigantescos. Conseguí mi tarjeta de descuento como turista y antes que nada fui a almorzar. Una amiga me había recomendado comer Chorrillana y como hasta el momento no había tenido oportunidad de probarla, busqué un lugar en el patio de comidas donde la sirvieran. Lo encontré en un sitio llamado La Quincha. Pedí un jugo y me regalaron un vaso de “mote con huesillo” (postre típico) que mucho no me gustó. La chorrillana sí estuvo muy buena.

Dice el dicho: “panza llena, corazón contento”. Recorrí algunas tiendas con el corazón contento. Ripley, Falabella, etc. Son enormes y me entretuve comprando pavaditas. También pasé por Jumbo y conseguí algo para cenar. Ya cansada, caminé hasta la estación “Tobalaba” del metro.

Visité la iglesia de los Dominicos y caminé por última vez por el paseo artesanal de igual nombre. Luego fui al hostal a comer y dormir. Al otro día tenía que madrugar.

La dueña del hostal me recomendó ir hasta la plazoleta “Los Héroes” donde salía el bus al aeropuerto. Por la hora yo pensaba ir a la terminal pero ella me dijo que era más seguro ir a ahí. Tenía razón. Y no se preocupen por las valijas. Las estaciones de metro suelen tener ascensores o escaleras mecánicas (al menos las de “Los Héroes” y “Los dominicos”).

A la tarde ya estaba en casa y llegué bien al trabajo. Chile me gustó más de lo que pensaba. Sinceramente no sé por qué no fui antes.

IMG_0641.JPG

DATOS:

  • Otras agencias de turismo en Santiago son Lucero Travel (recomendada por una amiga) y Trekantour. Trekantur es la única agencia que está en el centro y la única gente con la que pude hablar. La excursión con ellos era más económica y me parecieron muy copados, pero no estaban realizando ese paseo porque había muchos turistas brasileros que querían ir a esquiar a Farellones. Pueden llamar al +56 967500313 La agencia está ubicada en Teatinos 371 oficina 201 (a tres cuadras de la Plaza de Armas).
  • La línea MB72 es operada por la empresa Tur Maipo, y comunica a la zona de San José de Maipo, el cajón del Maipo, Puente Alto y La Florida con la estación Bellavista de La Florida (Línea 5). Existe un servicio especial que llega hasta Baños Morales (termas) en temporada de verano.
  • En San José de Maipo: si van en verano hay varios campings y balnearios donde uno puede bañarse en el río. En invierno se puede ir al centro de ski Lagunillas. Hay muchas actividades de turismo aventura, como rafting, tirolesa, etc. También se puede realizar un tour de observación astronómica en Pailalén o en Los Nogales. Otros atractivos son la cascada de las Ánimas, las rústicas termas de Plomo, los Baños Morales (el colectivo 72 te deja -en verano- en los baños), el Monumento Natural El Morado y glaciar San Francisco, el glaciar colgante El Morado y laguna El Morado y los Baños Colina. Sé que hay excursiones que salen desde San José de Maipo. No se puede ir al Embalse de Yeso en colectivo.

IMG_0271.JPG