Etiquetas

, ,

Después del Tren de las Nubes quedé agotada. Aproveché a dormir y, al otro día, fui en remise al Cerro de la Virgen (ningún colectivo lleva a la cima). Es un poco lejos del centro así que no es barato. Desde la playa de estacionamiento se asciende por un hermoso camino arbolado hasta la ermita de la Virgen. Yo me emocioné mucho. Hay árboles cubiertos de rosarios y una pequeña capilla con la imagen de la Inmaculada Concepción. Los días sábados llega muchísima gente porque la señora María Livia realiza la oración de Intercesión (yo fui un miércoles). ¿Conocen la historia del santuario?
En el año 1990, comenzaron las apariciones de la Santísima Virgen en Salta a María Livia Galliano de Obeid, una ama de casa con una vida muy sencilla. Conmovida por lo sucedido, lo contó a sus amigos y familiares. En 2001, y a pedido de la Virgen, lograron construir una capilla en la cima de un cerro.

shrine_of_the_virgin_by_elainn-d5o40jiEs una experiencia muy fuerte. Si son religiosos, tienen que ir. Leer más sobre el santuario.

Después de mi breve retiro religioso, fui a almorzar a Doña Salta, uno de los mejores restaurants de la ciudad. Recomiendo las empanadas de charqui y los tamales.

Volví al hostal. Pasé por el Mercado San Miguel (Av. San Martín, Urquiza, La Florida e Ituzaingó) donde compré mate de coca. El mercado es un buen lugar para comprar charqui, especias, frutas secas y productos medicinales naturales. No es un mercado turístico. También se consiguen frutas, verduras y carnes.

De allí visité el Museo Histórico ubicado en el hermoso cabildo y el Museo de Arqueología de Alta Montaña (muy caro para lo que ofrece). El MAAM es conocido porque alberga cuatro momias infantiles muy bien conservadas, de las cuales sólo dos están en exhibición:  “la niña del cerro” y uno de los niños de Llullaillaco (van rotando). Es un poco morboso, ¿no? A mí me impresionaron porque parecen dormidos. Son momias del periodo inkaico ofrendados a la montaña. Murieron de frío, tras ser emborrachados con chicha. El museo es informativo pero sobredimensionado.  Tiene un lindo restaurant donde se puede cenar.

colonial_street_by_elainn-d5bgwsq

Cachi

Esa noche contraté una excursión a Cachi. Igual que en la excursión anterior, es posible ir a Cachi en bus. La cuestión es que lo interesante no es tanto el destino como las paradas intermedias. Es diferente si uno va en auto.

Nuevamente me pasaron a buscar a las 7:15. El viaje fue muy interesante y variado: del valle de Lerma a la yunga y la quebrada. Hicimos varias paradas a sacar fotos. El primer tramo del recorrido por la Quebrada de Escoipe atraviesa una zona casi selvática. Luego se comienza a ascender por la Cuesta del Obispo hasta llegar de manera serpenteante a Piedra del Molino (3457 mts) y su iglesia de piedra. La segunda parte del trayecto se sumerge en el Valle Encantado, la recta del Tin Tin (antiguo camino inka) y el Parque Nacional Los Cardones (fabuloso). A medida que uno se aproxima a Cachi comienzan a rodearlo inmensas montañas de nieves eternas (el Nevado de Cachi tiene 5.900 mts). Payogasta actúa como antesala al pintoresco pueblo colonial.

En Cachi fuimos a almorzar en El Aujero. Comí rápido tres empanadas de carne y salí a recorrer el pueblo. Vi algunas artesanías antes de entrar al Museo Arqueológico. La muestra es pequeña pero tiene interesantes petroglifos, un menhir de la cultura Tafi y elementos que acompañaban a una de las momias más antiguas del mundo. A diferencia del MAAM, ellos no quieren exhibir a las momias porque les parece una falta de respeto.

La iglesia San José es del siglo XVIII y su arquitectura resulta acorde a las callecitas de piedra.

A las 14:20 salimos de regreso hacia Salta.
Si van a Cachi por su cuenta les sugiero que al menos se queden una noche allá. Tiene muchos sitios interesantes en las cercanías.

Camino a Cachi

Camino a Cachi

* La Jornada de Oración de los días sábados termina cuando el último de los peregrinos ha recibido la Oración de Intercesión por parte de la Sra. María Livia. Por este motivo, el horario de ingreso al Santuario los días sábados es desde las 8 horas hasta las 12 horas exclusivamente, no permitiéndose el acceso después de ese horario. A las 12 en punto comienza el rezo del Rosario. A las 13.30, comienza la oración de intercesión, con prioridad a enfermos, ancianos y mamás con bebés. 
Actualmente, el santuario dispone de comodidades para 10 mil peregrinos; mientras que al pie del cerro hay lugar para que estacionen más de 500 vehículos y colectivos.

Anuncios