Etiquetas

,

El último día en Río de Janeiro me despertaron las campanas del convento. Llovía nuevamente. Como tenía tiempo antes de mi vuelo a Buenos Aires caminé un poco por el centro. Conocí otra iglesia y vi la plaza Tiradentes donde el día antes de mi llegada había ocurrido una explosión en un restaurant.

Seguí por las calles de los anticuarios y comí un salgado con refresco de Guaraná en Lapa.

Para ir al aeropuerto internacional y no gastar mucho, tomé un taxi hasta el cercano aeropuerto Dumont (de cabotaje) y desde allí busqué el bus al otro aeropuerto. Es una alternativa si el colectivo no pasa a la vuelta cerca de nuestro hotel.

Todo salió bien, aunque mi valija quedó chueca luego del maltrato aeroportuario.

Números de teléfono para agendar: Policía 190, emergencias 191.

Fortaleza de la Santa Cruz

Fortaleza de Santa Cruz desde el mar

Pd. Pueden ir por su cuenta a Ilha Grande. Primero van en micro hasta Angra dos Reis y de allí toman el catamarán o el ferry.

Anuncios