Etiquetas

, , , , ,

La lluvia se apoderó de Ushuaia. Era un día para museos de modo que fui al Museo Marítimo y del Presidio ubicado en la otrora cárcel del fin del mundo. El penal funcionó  entre 1904 y 1947, cuando la dureza de las condiciones climáticas llevó a cerrarla por motivos humanitarios. Impacta un poco la parte de las celdas como si el edificio aún recordara el horror vivido. El presidio original contaba con cinco pabellones para todo tipo de presos, desde presos políticos a asesinos seriales. 380 calabozos de roca. Una parte ha sido restaurada colocando información sobre los presos más famosos, pero otra permanece abandonada y fantasmal. ¿Alguna película de terror por ahí?

Visitar el museo es una visita obligada en la isla. Con la entrada uno puede ir dos días seguidos y tienen descuentos para estudiantes y docentes con acreditación. Es muy interesante. Además tiene una réplica del Faro del Fin del Mundo.

Almorcé pasta italiana en El Vagón y, como estaba aburrida, decidí ir a las 15:30 en el catamarán Canoero  a conocer el Faro Les  Éclaireurs. Ya sabía que no era el Faro del Fin del Mundo (como expliqué en otra entrada), pero es la foto de todas las postales y me iba a quedar con las ganas. El Faro comenzó a funcionar en 1920 y todavía lo hace de manera automática. Es muy pintoresco.

La postal que hay que tener del Faro Les Eclaireurs

La postal que hay que tener del Faro Les Eclaireurs

Paramos en la isla Carelo del Archipiélago de Bridges a caminar un poco y luego pasamos por el Faro. Saqué fotos hasta hartarme. Hubiera preferido hacer el paseo con sol, pero el clima de Tierra del Fuego es así.

Tomé un chocolate caliente en Laguna Negra y compré churros bien baratos en Dooly. No quise volver a salir del hostal. Frío y lluvia. Se cortó internet en toda la isla y vimos cómo una rata se metía en el elegante restaurant frente al hostal.

Scan0002Por suerte el día siguiente fue soleado. Tomé la combi de las 10hs al Parque Nacional ya que había muchas cosas que aún no había conocido. Me bajé en la Ensenada Zaratiegui, un sitio precioso. Sellé mi cuaderno en el correo del fin del mundo (en la oficina de turismo de Ushuaia también te ponen sellos gratis) y viajé en lancha a la Isla Redonda (300 pesos), un paseo que pocos conocen y ¡se lo pierden! Valió cada centavo.

Estuve unas dos horas en la isla ya que tiene varios senderos con vistas espectaculares. Es la isla argentina habitada más austral. ¡Una belleza! Un lugar para alimentarse de aire puro y paisajes.

Volví al muelle y a las 13:40 tomé la combi a Bahía Lapataia. En el sector Lapataia hay varios senderos para realizar (son autoguiados):

  • Paseo de la Isla (que realicé en mi anterior visita al Parque Nacional)
  • Laguna Negra (distancia de 950m). Estaba cerrado al público.
  • Mirador Lapataia (1 km) que brinda una vista panorámica del sitio y conecta con la caminata del Turbal a través de un bosque de lenga.
  • Turbal (2 km) donde se observan castoreras abandonadas rodeando la turba.
  • Castorera (400 m desde la ruta), embalse de castores donde se observa el impacto ambiental causado por esta especie exòtica.
  • Senda de la Baliza (3 km ida y vuelta).

Hice todos los senderos (menos el clausurado, claro) aunque el mejor – por lejos – es el de la Baliza. El nombre no dice mucho pero el paisaje es un espectáculo. Uno de los lugares más hermosos que vi en mi vida. No me hubiera ido jamás.

Fin del sendero de la baliza

Fin del Sendero de la Baliza

Esperé la combi en Bahía Lapataia, junto al cartel indicador del fin de ruta 3.

El Parque Nacional tiene además otras sendas que no exploré:

  • Senda Pampa Alta (4,9 km) con una dificultad media. Tiene una vista panorámica del Beagle y del Valle del río Pipo. Se accede desde el camping de Bahía Ensenada o desde ruta 3.
  • Senda Costera (8 km) con una dificultad media. Caminata por la costa marina uniendo Ensenada Zaratiegui y Lago Roca.
  • Cerro Guanaco (4 km ida) con dificultad alta. Ascenso al cerro Guanaco desde la senda al hito XXIV. Hay que avisar en la confitería de Lago Roca.

Si no quieren ir por su cuenta porque el tiempo apremia, existen cuatro excursiones que pueden contratar desde la ciudad:

  • Excursión clásica que incluye la Ensenada Zaratiegui, Bahía Lapataia, minitrekking a Castorera o Laguna Negra y Lago Roca.
  • Parque Nacional + Tren del Fin del Mundo.
  • Parque Nacional + trekking + canoas desde el Lago Roca.
  • Parque Nacional + Glaciar Martial + Playa Larga y almuerzo.
Laguna Esmeralda

Laguna Esmeralda

Al otro día fui a Laguna Esmeralda (no confundir con Laguna Verde). Tomé la combi de las 9hs que también me cobró 200 pesos ida y vuelta. Una vez en la entrada del bosque, empezamos a caminar. Son varios kilómetros así que no me apuré e hice la ida en 1:45hs. Parecía un bosque de cuentos de hadas.

Pasé junto a castoreras (realmente los castores son una plaga en Tierra del Fuego), pisé la esponjosa turba, pasé puentes y barro. La Laguna permaneció en misterio hasta último momento y entonces ¡Wow!. La Laguna Esmeralda duerme bajo el vigilante glaciar Ojo de Albino. Me quedé un rato y a eso de las 13hs emprendí el regreso (hay un camping sin servicios para el que le gusta la naturaleza) para alcanzar a la combi de las 15hs.

Como no había almorzado fui al museo-restaurant Almacén de Ramos Generales. Es bastante caro para comer pero pedí un tiramisú fueguino para disfrutar del lugar al menos unos momentos. Como seguía con hambre terminé comprándome un pancho con papas en el kiosko Verona al lado del hostal. Muy fino lo mío.

Más tarde caminé por el muelle, pasé por el barco varado St. Christopher y visité la antigua  Casa Beban.

A la noche comí empanadas de El Noble.  En el supermercado La Anónima también se puede comprar comida hecha.

desde Isla Redonda

desde Isla Redonda

Anuncios