Etiquetas

, , ,

Después de la espectacularidad de los glaciares y de la austral belleza del Beagle, ¿con qué podía competir Puerto Madryn, un sitio que además ya conocía? Bueno, tenía que hacer algo distinto… hmmm… algo para recordar…

Decidí averiguar para hacer snorkel con lobos marinos. En la agencia Scuba no sólo me ofrecieron snorkel sino un combo con bautismo de buceo. Dudé en aceptar pero al final me decidí. ¿Qué podía perder? En cuanto al costo, después de todo lo que había gastado en El Calafate con las excursiones, me pareció que estaba en precio ($ 1600). Fue dinero bien gastado.

Me levanté antes de las 5:30 am porque a las 7hs debía estar frente al balneario en el local. ¿Por qué tan temprano? Cuestión de mareas. Me puse un traje de neoprene (+ medias y botas porque el agua es fría pese al verano. Igual no necesité los guantes) y salimos en una combi rumbo a la playa Paraná. Eramos 4 más los guías.

02_02_10Caminamos sobre un colchón increíble de algas hasta la lancha que nos llevó a Punta Loma. Empezamos haciendo snorkel (mi primera vez). Al principio me costó moverme (además éramos varios grupos) pero al final pude acariciar a un lobo marino.

Luego fuimos al barco hundido y llegó la parte donde me puse nerviosa. ¡Bucear! Me pusieron pesas en la cintura y un chaleco con los tubos de oxígeno. Me explicaron la teoría y se hizo el momento de sumergirme. Me costó levantarme del asiento con tanto peso pero en el agua todo fue mejor. Obviamente no bajé sola sino con un buzo llamado Guido, super paciente.

Y empezó la aventura. ¡No lo podía creer! Era como estar dentro de un documental. La inmersión duró poco pero me dejó un recuerdo imborrable. Ahora me encantaría hacer el curso de buceo.

Ya de vuelta me duché en el hostel y me premié con un almuerzo de primera en Olinda: empanada de cordero, empanada de marisco y merluza negra con salsa de langostinos (la merluza negra es un plato típico de la Patagonia). Más tarde fui a comprar las fotos de mi bautismo (no iba a llevar mi cámara).

IMG_3773

Al día siguiente me organicé por mi cuenta. Fui en colectivo a Trelew ($37) y de ahí a Gaiman. Para viajar a Gaiman hay que comprar una tarjeta (20 pesos) y cargarle los pasajes de ida y vuelta (26 pesos). Si no conocen Trelew, les consejo visitar el Museo de Paleontología. Es excelente. Pero yo ya lo conocía así que desde Gaiman tomé un remise (hay una remisería frente a la plaza donde te deja el micro) hasta el Parque Paleontológico Bryn Gwyn que está a 7 km del pueblo (la entrada sale $ 30). Mi consejo es que vayan si tienen auto y les sobra tiempo. Está muy abandonado y el camino al mirador no está bien señalizado. Es un recorrido autoguiado pero puede resultar un poco aburrido porque no hay suficiente información. Yo me decepcioné un poco. Por suerte conocí a unas chicas que iban para Gaiman en auto y me ahorré el taxi de vuelta.

IMG_3905Fuimos a tomar juntas el té/almuerzo en Ty Te Caerdydd, la casa de té donde estuvo Lady Di. Ya sé que en otra entrada dije que no recomendaba ir ahí porque no es una verdadera casa de té galesa, pero mis nuevas amigas iban para ese lugar (como la mayoría de los turistas) y preferí quedarme con ellas.

Tienen una tarifa fija (190 pesos en febrero) y hermosos jardines. Fue muy rico y abundante. Está un poco alejado del centro lo cual explica por qué la otra vez no lo encontré. Las dos casas de té que conocí de Gaiman me gustaron, aunque esta me pareció más comercial. Recuerden que pueden pedir las sobras y llevárselas para comer después. Luego del té nos separamos y yo volví caminando a la plaza principal donde tomé el colectivo de vuelta a Trelew. Justo cuando me bajé vi que salía el otro a Puerto Madryn y lo tomé del mismo andén (pagué el pasaje una vez arriba).

La última excursión de mi viaje empezó con lluvia que por suerte luego amainó. Primero fuimos a Isla Escondida para ver a los elefantes marinos (ya no se hace más el descenso del acantilado en Punta Ninfas y tampoco me ofrecieron esa excursión). Sólo vimos tres elefantes pero me bastó porque son hermosos.

De ahí fuimos a Punta Tombo (lo que yo más esperaba) para conocer a los pingüinos de Magallanes. No me decepcionó, todo lo contrario. Había cientos de pingüinos. Me enamoré ♥… Era como estar en medio de la película Happy Feet (sí, aunque se trate de una especie distinta de pingüino, son igual de hermosos).

Tarifas de Punta Tombo (febrero 2015):

Extranjeros mayores de 11 años: 130 pesos. Menores: 70 pesos.
Argentinos mayores: 50 pesos. Menores: 25 pesos.
Jubilados nacionales: 25 pesos.
Residentes de Chubut: 20 pesos.
Menores de 5 años: gratis.

IMG_4256

De regreso nos agarró un piquete en la ruta por lo que  llegamos muy tarde a Madryn. Al otro día, y por culpa del piquete, tuve que salir antes hacia el aeropuerto de Trelew. Los del transfer me pasaron a buscar con tiempo para no perder el vuelo.

DATOS:

Puerto Madryn cuenta con varias operadoras de buceo. Abramar Buceo, Aquatours Buceo, Lobo Larsen, Master Divers, Ocean Divers, Patagonia Buceo y Scuba Duba.

También hay empresas que se dedican al windsurf y kayak.

Para comer me recomendaron los restaurants: La cantina del náutico y Mariscos del Atlántico.

Anuncios