Etiquetas

, , , , ,

Después de la huelga general, el día amaneció lluvioso. Igual salí. Visité el Templo de Zeus Olímpico (Olympeion) que era tan grande que recién terminó de construirse en época de Adriano. Originalmente tenía 104 columnas de 17 mts cada una. Aún hoy es impresionante. Di una vuelta por el barrio de Anafioka (tiene los más lindos cafecitos) y compré dos porciones de tarta de verdura en Ariston, una antigua panadería. Luego visité el Museo Bizantino que me había quedado pendiente. Lamentablemente, y por ser temporada baja, muchas salas estaban cerradas. Necesitaba compensar tantos templos paganos con algo de historia cristiana.

Olympeion

Volví a dejar el equipaje en recepción y fui al aeropuerto en subte desde Plaza Syntagma. Es más caro que el bus y no creo que sea más rápido. Había comprado un pasaje baratísimo en Ryanair, la aerolínea de bajo coste, a la isla de Rodas: €35 ida y vuelta. Obviamente sólo podía llevar una mochila y hay muchas restricciones, pero el precio lo valía.

Salimos puntuales a las 17hs y a las 18:15 ya estaba tomando el bus del aeropuerto al centro de Rodas. La parada está justo a la salida. El colectivo me dejó en la terminal (que está cerca del puerto). Mi hotel estaba a dos cuadras de la terminal pero me costó encontrarlo. Por un lado porque llovía, y por el otro porque las calles no tenían nombre. Al final pregunté en un kiosko y me indicaron el lugar.

Me hospedé en el Hotel Savoy y es un sitio con pros y contras. Los pros: la ubicación, el tener desayuno incluido, la habitación amplia y cómoda con heladera y televisor, la ducha de agua caliente. Las contras: encontré hormigas en la habitación aunque estaba en el cuarto piso, la ducha no tenía cortina y la gente fumaba dentro del hotel (lo más molesto era en el comedor).

Fui a cenar temprano a pocas cuadras del hotel: Pizza Pronto. Pedí unos espaguetis a la bolognesa ya que estaba antojada con pastas. Me quedé con ganas de probar la pizza. La calle Sofokli Venizelou está llena de locales donde comer.

Era increíble estar tan cerca del legendario coloso de Rodas (aunque ya no exista).

Lindos

Al otro día viajé a Lindos. La oficina de turismo estaba cerrada por ser fin de semana así que tuve que arreglarme sin mapa. ¡Por suerte existe google maps! Los colectivos a Lindos salen de la terminal. Así que desayuné y tomé el bus de las 9hs. Tras una hora de viaje al norte de la isla llegamos al pueblo blanco y desierto. Casi todos los negocios estaban cerrados. Rodas realmente se toma a pecho el tema de la temporada baja. Subí a la Acrópolis de Lindos acometida por un viento helado fortísimo, tanto que a veces costaba mantenerse de pie. Visité el sitio y saqué fotos aunque se me congelaron las manos. Por momentos tuve el lugar para mí sola.

La edad de oro de Lindos ocurrió en la época arcaica (VI-VII aC) cuando fue construido el templo de Atenea y la Acrópolis tomó forma. El santuario de Atenea continuó su fama hasta el periodo helenístico. En la época bizantina la acrópolis se utilizó como fortaleza. La fortificación de los Caballeros de San Juan se remonta al siglo XIV dC. Es bastante impresionante.

Bajé y visité la fabulosa iglesia de Panagia con frescos del siglo XVIII que te dejan boquiabierto (lamentablemente no dejan sacar fotos). Es bellísima. No importa que los reciban con cara de culo.

Fui a tomar un chocolate caliente a uno de los pocos restaurantes abiertos (me pareció que era caro para almorzar, luego descubrí otro sitio más barato). Después caminé un poco e hice tiempo hasta las 14:30 que es cuando pasaba el colectivo de vuelta. El colectivo te deja en la ruta, arriba de Lindos. Me entretuve viendo cabras y burros. La playa es hermosa.

Ya de vuelta en la ciudad de Rodas caminé junto a la costa donde estuvo el coloso y me perdí en la ciudadela medieval. En serio, es un laberinto y como los negocios estaban cerrados era bastante difícil guiarse. Je. No cualquiera tiene el lujo de perderse en una fortificación del siglo XIV!

Al final creo que no almorcé. Cené en Avgoustinos un gyros con ensalada griega y me quedé con hambre (compré papas en McDonald). Luego supe que el restaurant tenía rotisería así que pude haber pedido otra cosa para llevar. La ensalada griega es rica pero yo no sirvo para comer ensaladas.

ENSALADA GRIEGA: Tomate, pepino, cebolla colorada, aceitunas negras, queso feta, aceite, orégano y vinagre de vino. Al combinarla con gyros, tenía tajadas de pollo y morrón verde.

El domingo fue menos ventoso y frío. Un lindo día para conocer la ciudadela y aprovechar que la entrada era gratuita. Empecé por el museo de arqueología, que me fascinó con su edificio gótico, originalmente el gran hospital de los caballeros. Una construcción del siglo XV. Volví al hotel para hacer el check out y salí de nuevo. Visité el palacio del gran Maestre (que no me pareció gran cosa). El palacio original fue destruido en 1856. Fue reconstruido por Italia en 1912 como residencia de vacaciones del rey Victor Manuel III, y más tarde Benito Mussolini. En 1947, la isla de Rodas retornó a propiedad griega y el palacio se convirtió en museo. Recorrí varios de los bastiones, todos los que pude.

Almorcé mousakka frente a la torre del reloj en el restaurant Venus (sí, el único abierto) y me encantó. AMO LA MOUSSAKA!!!!

Abandoné de a poco la ciudadela medieval y caminé hasta los molinos y el fuerte de San Nicolás (donde no se podía entrar). Un fuerte del siglo XV. Hermoso. El mar de un azul tan intenso que dolía a la vista.

A las 16:30 tomé el colectivo al aeropuerto y de ahí de vuelta a Atenas. Justo agarré el colectivo X95 así que llegué rápido al hotel. Recogí mi equipaje de la recepción y subí a ¡mi vieja y mini habitación 207! Por sugerencia de la recepcionista comí chimichanga de pollo en Étnico. Esa calle está llena de restaurantes. Cené y dormí por última vez en Atenas.

DATOS:

  • Al final no pude ir a comer en Smile, un restaurant cerca de la Acrópolis (Atenas). Cuando fui (temporada baja) tenían los llamados “Menú de crisis” que iban de  €9 a  €12, siempre incluyendo pan, bebida y postre. También hacen delivery al hotel.
  • Si no quieren gastar mucho en comida y ya se hartaron de los gyros, vayan a Ariston (Atenas). Allí venden porciones de todo tipo de tartas.
  • Horarios de buses Ktel desde Lindos (los servicios que tienen asterisco no funcionan el domingo;  doble asterisco, tampoco el sábado):   – Rodas (€ 5,5) = 6:45**, 7:30, 8:30*, 10:30, 13, 14:30, 15:30*, 18*    – Lardos = 7:15*, 12:30*, 14*, 15:30*   – Faliraki, Archangelos y  Afantou =  ídem Rodas
  • Horarios de Rodas a Lindos:  6:15*, 9, 10*, 11:30, 13, 14:30*.
  • Horarios de autobuses desde y hacia el aeropuerto:  https://www.rhodes-airport.org/bus/
  •  Sitios arqueológicos y de interés en Rodas. Los museos cierran los lunes. Recuerden revisar horarios ya que cambian ya sea invierno o verano. Es posible que algunos lugares abran solamente en temporada. Hay muchos que me quedaron pendientes y que marco en negrita: Acrópolis de Rodas y antiguo estadio (gratuito), museo arqueológico, Palacio de los caballeros,  Acrópolis de Lindos (también cierra los lunes),  Antigua Kamiros, Acrópolis de Ialyssos,  Paseo de la muralla (cerrado), Termas de Kalithea, Valle de las mariposas (cerrado),  Acuario, Granja de avestruces, Museo de las abejas (cierra los domingos), Galería de Arte Contemporáneo (cerrada), otras galerías de arte.
  • Pueden tomar un ferry para recorrer la isla o ir a otra isla. Acá les paso algunas empresas para que tengan una idea. http://tritoncruises.gr/        http://www.rizoscruises.gr/home/en   http://www.12ne.gr/el/ En temporada baja hay muy pocos cruceros.

Anuncios