Etiquetas

,

Llegué a Madrid al mediodía. Los trámites fueron rápidos así que pronto estuve en un bus express repleto de gente rumbo a la plaza Cibeles. Como nuevamente iba a quedarme muy poco tiempo en Madrid, había decidido hospedarme en el mismo hotel que la otra vez: el hostal Olga (ver entrada). No me tocó la misma habitación pero tampoco estuvo mal. Dejé mis cosas, me cambié y decidí dedicar el día a hacer compras.

IMG_2135.JPG

El otro día fue turístico. Me levanté antes de las 9 y fui al Museo Casa Lope de Vega que tenía una visita guiada a las 10hs. Estaba muy cerca del hotel y es gratuito. Muy buena guía. Mi mente iba de cuando cursé Literatura Española II en la facultad, a mis clases sobre Carpe Diem y al Ministerio del Tiempo. Me enteré de muchas cosas que no sabía. ¡Y hasta vi la cama donde dormía el capitán de los tercios, Alonso, que inspiró al capitán Alatriste y a Alonso de Entrerríos! A pocos metros está la casa de Cervantes (que también se puede visitar). Un poco más allá las de Góngora y Quevedo (que se odiaban).

IMG_2178.JPG

Volví al hotel porque tenía que hacer el check out antes de las 12. Salí de nuevo. Fui a la Plaza Mayor, compré turrón en Vicens y seguí caminando hasta la Catedral de la Almudena. Es una catedral del siglo XIX, por lo cual es moderna para los estándares europeos. Es muy luminosa. Me emocioné en el sagrario. La imagen de la Virgen sí es más antigua.

Luego subí al Campanario. Un poco cara la entrada (6€) pero tiene un pequeño museo y fabulosas vistas del palacio real y de los alrededores. No fui a la cripta.

IMG_2272.JPG

Continué caminando hasta el Templo de Debod, mi cierre de la visita a Egipto. Es un templo nubio dedicado a Amón. Tras la primera presa de Aswan, el templo se inundó y estuvo varios meses bajo el agua. Con la construcción de la segunda represa el templo fue desmontado. Luego, el gobierno egipcio lo regaló a España en agradecimiento por su colaboración en el traslado de Abu Simbel. Ahora se halla restaurado, aunque cuando yo fui estaba cerrado al público.

Volví por Plaza España y la Gran Vía. Entré a comer en Tapas 44. Pedí el menú de 9,50 €: revuelto de gambas y jamón ibérico, callos a la madrileña (amo el mondongo) y postre. Retorné al hotel y emprendí la vuelta a casa. Partimos puntuales. Hicimos escala en San Pablo. Llegamos bien a aeroparque pero tardé mucho en llegar a casa con Tienda León  (estuve más de una hora y media dando vueltas porque no tienen suficientes remises). La empresa Arbus ya no existe más. Me costó 195 pesos. Salimos a las 11:30 de aeroparque y yo llegué a casa a las 13:30!!!! Dos horas por el trayecto de media hora.

IMG_2215.JPG